Espectáculos

Cumbres Borrascosas, una historia de romance y violencia

Dicen que el amor cambia a las personas, para bien o para mal. No es un sentimiento que deba tomarse a la ligera, y es que hay personas que harían lo que fuera por amor. La televisión, las novelas, las películas y la música se han encargado de transmitir los ideales románticos, en donde el afecto es incondicional y puede ser la cura de todos los males. Las narrativas que giran en torno al amor casi siempre hacen parecer que una relación afectiva es el equivalente a un final feliz, a la culminación satisfactoria de cualquier propósito. Sin embargo, en Cumbres Borrascosas el amor no es más que el motor que impulsó, generación tras generación, una cadena de odio.

Escrita por Emily Brontë en 1847, Cumbres Borrascosas nos cuenta la historia pasional y destructiva que se generó entre Catalina Earnshaw y Heathcliff. La historia es narrada por la señora Dean, la mujer que sirvió a los dueños de un lugar conocido como “Cumbres Borrascosas”, en donde se desarrolla la historia de todos los personajes. 

Lo interesante de Cumbres Borrascosas es que, aunque el tema inicial es el interés romántico y el amor platónico que surge entre los protagonistas, poco a poco va escalando hasta convertirse en una trama llena de violencia, venganza y arrebatos sentimentales. El amor queda en segundo plano, dejándole paso a cosas más intensas como el deseo y el odio.

Así mismo, esta historia está llena de contrastes. Por un lado tenemos a Catalina, quien es dulce, testaruda, dramática y hermosa, que a la vez no puede evitar sentir afecto por un hombre tan cruel, oscuro y miserable como Heathcliff. Desde un inicio, sabemos que su relación no se pudo concretar, que ambos  murieron sin poder consumar su amor y que aún después de la muerte, sus fantasmas vagan entre los terrenos de su viejo hogar, lamentándose. Pero lo interesante está justamente en descubrir qué fue lo que los llevo a convertirse en enemigos y terminar germinando un odio que se perpetuó a través de sus descendientes. 

La pluma de Brontë tiene un estilo muy peculiar. La crueldad está tan presente como la pasión y el romance. El estilo poético que maneja está puesto de tal forma que todo se vuelve mucho más dramático. Así mismo, es toda una experiencia leer la interacción que hay entre los personajes, pues la intensidad que hay en cada dialogo provoca que, nosotros como lectores, no queramos perdernos de ni un solo detalle. 

Cumbres Borrascosas es una historia que se cuenta en retrospectiva, en donde los recuerdos que se habían mantenido guardados salen a la luz para intentar comprender cómo es que un simple gesto pudo desencadenar tanta tragedia. Es una novela sobre la violencia disfrazada de romance, en donde todos forman parte de una serie de eventos que terminan de forma fatal. El libro ha inspirado varias adaptaciones cinematográficas, canciones icónicas y un gran número de radionovelas. Así que, si tú también quieres saber qué es lo que hace tan especial a esta novela, deberías de leer Cumbres Borrascosas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba