Información

Estadio Corregidora: Culpan a policía de Querétaro por inacción ante conflicto

Guadalajara, Jal. La Policía Estatal, la capitalina y elementos de seguridad privada fueron omisos ante los pedidos de ayuda en el estadio Corregidora, coincidieron los testimonios de fanáticos del Atlas que acudieron al encuentro este sábado. De igual forma confirmaron la existencia de cuerpos sin vida en el recinto.

Los primeros autobuses de la porra de Atlas llegaron al estadio Jalisco poco después de las 2 de la mañana. Las personas coinciden en que quienes resguardaban el evento abrieron la puerta para que la porra de Gallos Blancos traspasara el espacio destinado a los visitantes.

Del primer contingente se registraron seis personas desaparecidas. Uno de los lesionados, menor de 16 años, señaló que un amigo suyo murió en los hechos, sin embargo se reservó el nombre de la víctima por respeto. El mismo chico acusó que un policía lo golpeó con una macana.

Las versiones de seguidores del Atlas coinciden en que las agresiones fueron con palos, piedras y tubos; otras más agregan machetes e incluso un picahielo. Por lo anterior, calificaron al hecho como una emboscada.

«La policía vio que nos golpeaban, los golpeaban a los que estaban afuera y no hacían absolutamente nada, se quedaron así sin moverse. Había presencia de policía acá dentro, me refiero dentro del estacionamiento, pero pues no reaccionaban a la situación», subrayó Alberto, quien llegó en el primer autobús que volvió al estadio Jalisco.

Por su parte, Gerardo Maciel, otro de los asistentes al juego, confirmó la corresponsabilidad de autoridades de Querétaro en la tragedia: «les abrieron la puerta amigo (la policía); cuando salimos a correr pedíamos protección, no nos apoyaron en ningún momento, se hacían a un lado nada más observaban, veían cómo golpeaban a la gente».

El mismo seguidor del Atlas confirmó la presencia de gente inconscientes en el suelo así como de familias que tuvieron que buscar un refugio junto a sus hijos.

«Se siente una impotencia porque no puedes hacer nada, eran más de 15 contra mí, contra mis hermanos, no se puede hacer nada», remarcó Leo, otro aficionado rojinegro que vivió los hechos.

Por otro lado, Gerardo Vaca llegó al estadio Jalisco en espera de encontrar a alguien que le diera información sobre si su hijo sería trasladado a Guadalajara, ya que se encontraba hospitalizado en Querétaro. Su hijo tiene golpes en todo el cuerpo, pero se encuentra estable: «queremos saber si va a mandar helicóptero, si no para moverse uno con sus propios medios».

Finalmente, Omar, otro de los presentes en el juego, reconoció que cuatro personas no volvieron en su unidad; desconoce el paradero de dos: «Hay dos personas graves en el Hospital Regional de querétaro, los otros no sé, solo que son todos hombres».

David A. Jiménez

Jefe de Información de Tribuna de Querétaro y reportero investigador del semanario desde 2014; me especializo en temas de política local y asuntos municipales. Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Rodrigo Mancera

Periodista en proceso. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro; Prensa en la Liga Burócrata Bancaria de Querétaro. 21 años, celayense de nacimiento, chilango por convicción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba