Información

INE, severo retroceso democrático: expertos

La reforma política subyacente merma logros obtenidos por ciudadanos y fuerzas políticas y violenta el principio del federalismo

Por: Alfredo Rodríguez

La reforma política que crea el Instituto Nacional Electoral (INE) y desaparece al Instituto Electoral de Querétaro (IEQ) significa un severo retroceso democrático, ya que será el fin de la autonomía del órgano electoral local, para pasar a la subordinación de la Federación al poder central, hecho con el que se pierden muchos logros de la ciudadanía y la fuerzas políticas en el estado, coincidieron expertos en la materia electoral.

Añadieron que los argumentos para realizar la reforma no se sostienen, debido a que con la extinción de los órganos electorales locales no se terminan problemáticas como la falta de certeza de los resultados, el reparto de cuotas y la influencia de los gobernantes en la elección de consejeros, además de que el nuevo organismo será más ineficiente y costoso.

Luis Alberto Fernández García, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), aseguró que no existieron razones ‘claras’ para desaparecer al órgano electoral local.

Apuntó que para justificar la reforma se tenía que demostrar que las elecciones federales otorgaban mayor certeza, credibilidad y legitimad que las locales, hecho que resulta falso.

El maestro en Sociología reconoció que en el estado de Querétaro era común que los gobernadores intervinieran en los órganos electorales, además de que existían cuotas partidistas en la elección de consejeros. Sin embargo, aclaró que aún con esos problemas, se observaban elementos de pluralidad y se lograron dos alternancias sin dificultades.

Añadió que el Instituto Electoral de Querétaro incluso contaba con ventajas sobre el Instituto Federal Electoral, como era la facultad de presentar iniciativas en materia electoral, así como la designación del presidente del Consejo General por parte de sus pares y de manera rotativa, lo cual se perderá con la creación del Instituto Nacional Electoral.

Luis Alberto Fernández García agregó que las modificaciones son un remedio inadecuado, ya que la influencia de los gobernadores en la conformación del órgano electoral seguirá existiendo, pero de manera más mediada, porque tendrán que pedir favor a las élites de los partidos o a la presidencia de la República, para que veten o apoyen a un candidato.

En cuanto a la reelección de diputados y alcaldes, el investigador apuntó que es más democrático permitirlas que prohibirlas. Sin embargo, aclaró que antes de aprobar la medida, era necesario prohibir los gastos de los gobiernos en publicidad, ya que los gobernantes en turno tendrán una clara ventaja ante sus competidores.

Órganos electorales locales perderán autonomía

Por su parte, Efraín Mendoza Zaragoza, consejero electoral del IEQ entre 1997 y 2010, calificó la creación del INE como un lamentable retroceso democrático, ya que el órgano local perderá la autonomía, para subordinarse a la autoridad central; hecho que significa una pérdida para la ciudadanía y las fuerzas políticas que lucharon por la independencia del organismo.

Señaló que la decisión atenta contra la democracia, al dejar de lado a muchos actores que participaban en la conformación de los organismos electorales de las 32 entidades. Ahora, la decisión queda en manos de una instancia compuesta por los once consejeros del INE, quienes serán los encargados de nombrar a las autoridades de cada estado.

Mendoza Zaragoza añadió que justificar la creación del INE argumentando que significará un ahorro para los ciudadanos es una mentira. Aseguró que tan sólo el cambio de credencial de elector representará un gasto de casi 900 millones de pesos. Además, la estructura del nuevo organismo electoral será prácticamente la misma que la existente, aunque con otro nombre.

En tanto, Eduardo Miranda Correa, expresidente del Consejo General del IEQ, dijo que no cabe duda que la reforma violenta el federalismo. Añadió que ahora se crea un órgano híbrido, que no se sabe cómo va a funcionar. Ahora las elecciones serán organizadas por un órgano local, pero los consejeros serán nombrados por las autoridades del INE y ya no por la Congreso estatal.

Miranda Correa recordó lo que hace operativos a los órganos electorales, a nivel local y federal, son las personas. Así, mientras los consejeros sean correa de transmisión de los partidos políticos, la situación continuará siendo la misma. Desafortunadamente, señaló, en la conformación del INE se muestra que nuevamente habrá cuotas de partido.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba