DestacadasEspeciales

Abuso policíaco: ¿Falta de capacitación? Uniformados son responsables de 6 muertes

Ya sea por un exceso de la fuerza o legítima defensa, la policía de Querétaro ha sido responsable de la muerte de al menos seis personas en los últimos seis años. Tres municipios son los que se han visto involucrados: Querétaro, Huimilpan y El Marqués, acciones por las cuales sólo constan sanciones a dos elementos por un asesinato.

El caso más reciente involucra a Ariel, un joven de 22 años que falleció después de ser detenido por las autoridades en Querétaro el 28 de agosto pasado. La causa de su muerte fue un trauma cerrado en el abdomen mientras estaba bajo custodia de los policías estatales. Este arresto se llevó a cabo debido a la posesión de marihuana y el traslado de Ariel al juzgado cívico.

Los familiares y amigos de Ariel, se manifestaron en días posteriores para exigir que se esclarezca el caso. Hay un policía estatal detenido por estos hechos, según la magistrada del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Mariela Ponce Villa.

El gobernador del estado, Mauricio Kuri, comentó que según la información con la que cuenta no hubo ningún exceso de la fuerza: “El dato que tengo es que venía con algunos problemas esta persona, con alguna intoxicación, pero tendrá que deslindar el juez”.

Además, llamó a no politizar la situación y pensar en los dos oficiales que fueron asesinados esta semana: “Yo quisiera más bien pensar en los policías que perdieron la vida, en sus familias y no politizar la situación”, remarcó el mandatario. Así como Ariel, otros hechos lamentables se han presentado en los últimos años.

Huimilpan, libertad con dinero

En el municipio de Huimilpan el año pasado, una pareja de policías, incluyendo al extitular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Huimilpan, Edgar César Villa Osornio, detuvieron a un joven el 21 de julio por una supuesta falta administrativa. Dos días después, el detenido falleció como resultado de una golpiza infligida por los oficiales.

Los uniformados se dieron a la fuga y la Fiscalía General del Estado de Querétaro (FGEQ) ofreció una recompensa a quien diera información para localizarlo. Días después ambos fueron detenidos y tras un juicio los condenaron a 10 años de prisión, por asesinato imprudencial, no obstante, tras lograr un acuerdo reparatorio de 2 millones de pesos con la familia, fueron puestos en libertad.

El Marqués, un final abierto

En el fraccionamiento Hacienda La Cruz, ubicado en el municipio de El Marqués, la policía detuvo a un hombre debido a su conducta agresiva y acoso hacia una mujer. Los oficiales lo trasladaron al juzgado cívico, pero lamentablemente, durante el trayecto, el detenido falleció a causa de un traumatismo cerrado en el abdomen debido a golpes en esa área.

A pesar de que ha pasado un año y cuatro meses desde el incidente, la Fiscalía del General Estado aún no ha proporcionado información sobre las conclusiones de la investigación que se inició. Además, en relación con este caso, los policías involucrados fueron suspendidos de sus funciones.

Legítima defensa

También se han registrado otros incidentes en los que, debido a un error en el cálculo o un intento de legítima defensa, la persona que se buscaba neutralizar terminó perdiendo la vida. Desde 2017 hasta la fecha, se han documentado nueve casos en los que agentes de seguridad dispararon contra civiles, resultando en la muerte de tres personas debido a las heridas infligidas por uniformados, quienes consideraron que su vida o la de terceros estaba en peligro.

En 2017, un joven señalado como presunto asaltante recibió un disparo de un policía en la capital del estado. Supuestamente, el sospechoso intentó sacar un arma, lo que resultó en lesiones fatales para el joven. Es importante destacar que el oficial estaba certificado y había recibido capacitación para abordar tales situaciones. Sin embargo, en la información no se aclaró si el sospechoso realmente portaba un arma.

Sobre este tema, el entonces secretario de Gobierno estatal, Juan Martín Granados Torres, remarcó: “No hay que confundir un tema de capacitación general con la actuación de un particular que realizó un solo elemento; en este caso, la toma de decisiones y el comportamiento individual que tuvo el policía es una decisión del momento y conforme a las situaciones que vivió”

Tres años más tarde, un hombre perdió la vida después de ser alcanzado por una bala disparada por un oficial de la policía municipal en la comunidad de Santa María Magdalena. El 911 había recibido una llamada que reportaba que el individuo portaba un machete y mostraba una actitud agresiva hacia otros ciudadanos. Además de la muerte del sujeto, uno de los policías también resultó herido.

Finalmente, en Santa Rosa Jáuregui, un hombre fue abatido por la policía después de amenazar a los agentes con un rifle. Las autoridades habían llegado a su domicilio en respuesta a una denuncia por violencia doméstica el 1 de octubre de 2022.

En estos casos, para que un oficial utilice un arma de fuego en contra de un civil, se deben de cumplir ciertas situaciones, que son marcadas en la Ley Nacional Sobre el Uso de la Fuerza, cuando se encuentran una resistencia de alta peligrosidad, lo que la ley define de la siguiente manera.

Resistencia de alta peligrosidad: conducta de acción u omisión que realiza una o varias personas, empleando la violencia, el amago o la amenaza con armas o sin ellas para causar a otra u otras o a miembros de las instituciones de seguridad, lesiones graves o la muerte, negándose a obedecer órdenes legítimas comunicadas de manera directa por los sujetos obligados, quienes previamente se han identificado como autoridad.”

La misma ley señala que los agentes están autorizados a emplear la fuerza letal como respuesta a una agresión, siempre y cuando su integridad física esté en peligro inminente con un riesgo de muerte. Sin embargo, son las circunstancias y el criterio de los oficiales los que deciden el resultado.

Las sanciones, inexistentes

Cabe mencionar que solo uno de los casos de abuso de fuerza es mencionado dentro de las sanciones aplicadas a servidores públicos. Se trata del caso de Huimilpan, en el cual ya se ha dictado una sentencia. En cuanto al caso de Ariel, este acaba de ocurrir y la investigación se encuentra en proceso. Por su parte, el caso de El Marqués lleva un año y cuatro meses en investigación.

Desde 2018 hasta 2023, en los municipios de Querétaro, El Marqués y Huimilpan, solo se ha sancionado a dos policías de manera grave, lo que resultó en su destitución e inhabilitación, según se reporta en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT). Además, existen algunas otras sanciones menores, como amonestaciones por faltas en la presentación de su declaración patrimonial, falsificación de documentos o extravío o daño de su equipo o uniforme.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba