CulturaInformación

La noche más importante de la moda: La Met Gala

En palabras de Queen B: “La moda es el arte más poderoso que existe. Es movimiento, diseño y arquitectura, todo en uno. Le enseña al mundo quienes somos y quienes nos gustaría ser”.

Un poco de contexto

La Met Gala es la noche más icónica y esperada de cada año por el mundo de la moda. Históricamente es celebrada cada primer lunes del mes de mayo. Se lleva a cabo en The Metropolitan Museam of Art en la escandalosa ciudad de Nueva York, dedicada a recaudar fondos para el Costume Institute y celebrar la inauguración de su principal exposición anual.

Su historia empieza desde hace casi un siglo. Pero no nos vayamos tan lejos. Empezemos con la legendaria publicista de moda, Eleanor Lambert -quien lanzó New York Fashion Week. Ella encabezó el Costume Institute Benefit, una cena de medianoche que rápidamente se convirtió en la fiesta del año. Pero es a principios de la década de los 70 cuando el evento empieza a tener forma como lo conocemos ahora, tras unirse como consultante al Costume Institute, la antigua editora en jefe de Vogue, Diana Vreeland.

Anna Wintour, actual editora en jefe de la revista Vogue, empezó a presidir en el 95 la Met Gala y toma su actual fecha: el primer lunes de mayo. Su lista de invitados ha evolucionado para reflejar estrellas de moda, entretenimiento, política y ahora, “influencers” que rompen barreras y superan los límites con tendencias y estilo.

Su principal característica es el paseo por la inolvidable alfombra en las escaleras del Met. En estas icónicas escaleras, los y las invitadas deslumbran al público con sus vestimentas a temática… según a temática.

Amén

Cada año, es un nuevo tema. La más inolvidable ha sido la del 2018: “Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination”. Un aesthetic, un concepto muy a lo católico. Si, a lo católico. Porque en la religión también hay arte. Solo echemos un vistazo al vestuario del Papa, las pinturas y esculturas de personajes bíblicos, la arquitectura de las iglesias.

En el 2018, en la alfombra dorada, alabamos a Rihanna presentando la mitra del Papa, diseñado por John Galliano. Nos arrodillamos ante Zendaya vestida como una moderna Juana de Arco en Versace. Y por supuesto, no podemos olvidar a la cantante Ariana Grande complaciendo a historiadores del arte con el inolvidable vestido por Vera Wang serigrafiado de imágenes del El Juicio Final de Miguel Ángel, el cual adorna la pared del santuario de la Capilla Sixtina.

La moda es también historia. Con porte, accesorios, zapatos y diseños, nos lleva a un viaje en el tiempo de nuestra sociedad en diferentes contextos.

En Nueva York

Con cada alfombra, con cada temática, una nueva exhibición en el Costume Institute. Para este año, la exhibición se dividió en dos partes: “In America: A Lexicon of Fashion” y “In America: An Anthology of Fashion”. El primero abrió sus puertas al público el 18 de septiembre del 2021 y estableció “un nuevo vocabulario que es mas relevante y refleja los tiempos en que vivimos”, compartió Andrew Bolton, encargado del Costume Institute.

La segunda parte de la exhibición de este año es: “In America: An Anthology of Fashion”, la cual a partir de hoy sábado 7 de mayo, se encuentra abierta al público. Mientras que el tema de la alfombra era “The Gilded Glamor”, con inspiración de “The Gilded Age in New York” entre los años 1870 y 1910. Una época de arquitectura espectacular, mansiones exquisitas y mucha riqueza económica.

Pero para que el rico pueda presumir el oro, el esclavo es quien cava la mina. Incluso, el escritor Mark Twain hizo referencia a la dicotomía de New York durante este periodo: la superficie dorada escondía el núcleo de las realidades sociopolíticas y económicas más inquietantes. La gran historia, abundancia y dominio de la ciudad que nunca duerme no puede contarse sin su mundo de inmigrantes, viviendas y fábricas de explotación.

Met Gala 2022

Y el histórico paseo por la alfombra regresó con todo el glamour el pasado lunes 2 de mayo.

Coanfitriado por Hamish Bowles (editor internacional de Vogue), Vanessa Hudgens (mejor conocida como Gabriela Montes de High School Musical) y LaLa (empresaria y productora). Su trabajo consistió en realizar una rápida entrevista a los y las invitadas sobre como su vestuario refleja la temática establecida, hablar un poco sobre que esperaban esa noche y sus proyectos.

The Golden Girl and Girl on Fire

Hubo quienes no entendieron el concepto, otros que hicieron su tarea, pero BLAKE LIVELY y ALICIA KEYS ENTENDIERON Y ARRASARON CON LA ASIGNACION.

Hablemos de nuestra Chicada Dorada:

La actriz Blake Lively llegó con un vestido con mucha historia diseñado por Versace. Con una silueta inspirada en la de año 1870 y de color Langoustino (cobre) representando la icónica Estatua de la Libertad. Recordemos que esta, fue construida en 1876 hecha de cobre. La mujer de la estatua lleva una corona de siete picos la cual representa los siete océanos, elemento que también incorporó Blake a su vestuario. Pero con el tiempo, el cobre se oxida, es por eso el cambio de color de la Estatua de la Libertad y EL DEL VESTIDO de Blake a un Fair Aqua (turquesa).

Pero no es todo.

En la cola de su vestido logramos distinguir un diseño de constelaciones, las cuales hacen referencia al techo de The Gran Central Station en New York. La estación fue construida entre 1903 a 1913.

Pero el diseño no termina aquí.

La columna de su vestido esta inspirado en el art decor de The Empire State Building. Este edificio fue construido en 1930.

De esta manera, Blake Lively aka Serena Vanderwoodsen, nos representó la historia de la arquitectura desde la antigua New York a la actualidad.

“Yo soy un poco tímida, pero me visto atrevidamente”.

Next, Chica en Fuego:

“She´s just a girl and she´s on fire”.  She definitely was. Hablo nada más y nada menos que de la cantante Alicia Keys. La compositora llegó arrasando la alfombra roja con un diseño por Ralph Lauren rindiendo tributo a su ciudad New York.

Con toda la ideología de Empire State of Mind, la duquesa Alicia prendió fuego con un vestido de lentejuelas sin tirantes y portando la vista de la ciudad de New York en su brillosa capa de satín, el cual es bordado a mano con más de 200 mil cristales.

“Mi inspiración es mi ciudad. Quería traer New York a la Gala”.

Y a su opinión ¿Quiénes si cumplieron con sus estándares?

Daniela Esmeralda Rosales Mata

Rioverdensa de California. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba