DestacadasInformación

La política como profesión: ¿Servicio público o vividores del erario?Un análisis de Tribuna de Querétaro

Perfiles políticos como Guadalupe Murguía Gutiérrez o Alfredo Botello Montes llevan más de 25 años de vivir del erario público, por lo que surge la necesidad de preguntarse si actualmente se forman políticos de carrera o personas que han hecho de la política un modo de vida a costa del dinero de queretanos y queretanas.

Martagloria Morales Garza, doctora en Ciencias Sociales, académica e investigadora, detalló para Tribuna de Querétaro algunos beneficios que la ciudadanía obtiene cuando se enfrenta a largas trayectorias políticas, así como también señaló a quienes podrían, en un momento determinado, ser ‘’vividores’’ del erario público.

Los partidos políticos, atraviesan una profunda crisis, explica la académica, por lo que perfiles como Guadalupe Murguía Gutiérrez permiten al ciudadano conocer a quién votará en fechas electorales. Murguía, por ejemplo, ha estado activa en la política desde 1994 hasta la actualidad, en puestos como diputada federal, senadora y secretaria de gobierno, o Francisco Domínguez Servién, quien estuvo activo desde el 2006 y hasta el 2021.

“En ese contexto, la única función que cumplen a cabalidad (los partidos políticos) es la de formar cuadros y trayectoria de carreras. Entonces los partidos ahorita (…) eligen candidatos que tienen trayectoria de trabajo que, en estricto sentido, le permite al ciudadano saber a quién está votando’’.

Morales Garza

La investigadora hace especial énfasis en la trayectoria política como una herramienta para que la ciudadanía conozca el trabajo de las personas que persiguen un cargo público, y de esta manera convencerse por un candidato, o bien, descartarlo.

Por otro lado, también existen quienes ostentan cargos plurinominales gran parte de su carrera política. En tal sentido, Morales Garza considera que a estas figuras se les pudiera considerar “vividores del erario’’ al no tratarse de personas que lleven a cabo una campaña ni un trabajo en favor de la ciudadanía.

“Ni hacen campaña, ni hacen trabajo. Esos sí son vividores. O sea, tendríamos que pensar en fórmulas de elegir por representación proporcional, pero a gente que sí haga campaña’’.

Además de la representación proporcional, quienes ejercen la política durante periodos puntuales para, posteriormente, regresar a sectores privados, y más adelante volver al erario público, abren la pregunta: ¿el servicio público es un negocio rentable, independientemente de la corrupción que ahí se pueda ejercer?

Casos como el de Enrique Vega Carriles, quien ha sido presidente municipal de El Marqués entre el 2006 y el 2024 (periodos separados) refuerzan la idea de que los cargos públicos pudieran significar un ingreso económico atractivo para que ciertas figuras políticas insistan en acceder a tales puestos.

Así, los cargos públicos, consideró Morales Garza, son trabajos que, cuando se ejercen de manera responsable, exigen un alto nivel de esfuerzo y empeño, por lo que no necesariamente representa un negocio rentable ocupar espacios en la política, a menos que quienes lo hacen participen en actos de corrupción o que no hagan su trabajo adecuadamente.

‘’Si te tomas en serio el servicio público, es mucho trabajo. Si nada más te dedicas a la corrupción, seguramente es negocio (…) Si te tomas en serio es igual que cualquier otro trabajo, igual de importante e igual de desgastante que cualquier otro trabajo’’.

En este sentido, ejemplos como el de Mauricio Kuri González, quien de 2015 a 2018 fue presidente municipal de Corregidora, senador de la República en el periodo 2018 a 2021 y, de este último año a la actualidad, gobernador de Querétaro, permiten a la ciudadanía evaluar su trabajo para considerarlo en próximos puestos a los que Kuri González pudiera aspirar.

Sólo para tomar en cuenta, casos como el del actual gobernador, quien migró del sector empresarial al público en 2015, convirtiéndose primero en presidente municipal de Corregidora, luego en senador de la República y actualmente gobernador de Querétaro; o el de Gilberto Herrera Ruíz, quien fue rector de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) entre 2012 y 2018 para convertirse en senador, sugieren a la ciudadanía tomar en cuenta la idea de Martagloria Morales: evaluar el impacto que su trayectoria ha tenido en la sociedad para, en el futuro, otorgarles o negarles el voto ciudadano.

Fabián Bocanegra

Estudiante de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Reportero de Tribuna de Querétaro desde agosto de 2023.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba