Información

Las nuevas fuentes de la ciudad no lucen ni benefician

Por Martha Flores

 

Anteriormente las fuentes ubicadas en el estado servían como abastecedoras de agua a las familias, ya que no existía el sistema de agua potable por tubería, como ahora se conoce, sin embargo hoy son construidas sólo para embellecer la ciudad, sin pensar en algún beneficio social como previamente se hacía.

 

Cientos de miles de pesos son destinados para la construcción de nuevas fuentes y un monto no específico para su mantenimiento, esto según Alfonso Sánchez Cázares, director de Mantenimiento e Infraestructura de la Secretaría de Servicios Públicos Municipales.

 

 

“El mantenimiento como tal no lo tenemos porque se hace con recursos propios del gasto corriente de la dirección. No hay un monto específico, puede que se rompa una boquilla de cinco pesos o un codo de 200, pero todo eso lo maneja gasto corriente y pues la mano de obra es de nuestro personal”, explicó Sánchez Cázares.

 

En el Centro Histórico de la ciudad se puede observar una variedad de fuentes que deleitan la pupila de los paseantes, siendo éste el único uso que reciben hoy.

 

Sin embargo, no todas las fuentes y monumentos del municipio logran captar la atención de las personas que transitan por las vialidades, por ejemplo el Monumento a la Familia (ubicado en la calle Corregidora, frente a Plaza del Parque) y la fuente colocada en el cruce del bulevar Bernardo Quintana y el Anillo Vial Fray Junípero Serra.

 

Las personas que transitan por la zona no se detienen a ver siquiera esta fuente, pues el ir y venir de los automovilistas hace que se pierda la tranquilidad para detenerse y pasar un rato agradable en la obra.

 

“Nosotros ya teníamos esa fuente ahí. Con los trabajos que se hicieron se recubrió y remodeló por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) esa área y lo dejaron de alguna manera con sistema de riego, con árboles, pero a nosotros no nos gustaba mucho la imagen urbana que nos habían dejado y decidimos recuperar la fuente que teníamos ahí para regresarle la vista que tenía la avenida y la entrada a la colonia Arboledas.

 

“Toda la inversión fue de la Secretaría con recursos propios, con nuestro equipo, con nuestro personal, se removió la tierra, se reubicó el sistema de riego que teníamos ahí, y la inversión fue mínima para recuperar esa zona”, expuso Sánchez Cázares.

 

El Municipio es encargado del mantenimiento de 96 fuentes

El caso del mencionado Monumento a la Familia, forma parte de las fuentes-monumento que no llaman la atención de los ciudadanos, ubicada entre Plaza del Parque y Plaza Boulevares, sobre Corregidora. Aunque muchas personas cruzan a diario por ahí, no hay una sola que se detenga un momento a observar la construcción.

 

La obra está en espera de que se continúen los trabajos del Distribuidor Capital para ver los alcances, con la posibilidad de reubicarla, dijo el funcionario de la Secretaría de Servicios Públicos Municipales.

 

Respecto al dinero invertido en el mantenimiento que se le da a estas arquitecturas “del paisaje”, no se tiene una cantidad estipulada, todo el mantenimiento de las 96 fuentes que tiene el municipio está a cargo de Mantenimiento e Infraestructura, no hay un rubro específico para cada una de las fuentes, el gasto es global, expresó el director de dicho departamento.

 

Mantenimiento que se refiere a reparaciones hidráulicas, eléctricas, cambio de focos, luminaria, todo con personal de la Secretaría, por lo que el costo de mantenimiento es muy poco, argumentó Sánchez Cázares.

 

Además, recordó que muchas veces la descompostura de las fuentes se debe a que las personas tiran la basura: “tenemos una falta de cultura, es muy fácil para nosotros aventarlos, lo que nos ocasiona suciedad o que se tape alguna boquilla”.

 

Aunque Sánchez Cázares dijo que todas las obras quedan a resguardo para operación y mantenimiento del gobierno en función, lo que quiere decir que el mantenimiento de las fuentes es el mismo, independiente del gobierno en turno.

 

Si bien las fuentes tienen el fin de embellecer la ciudad, muchas veces no son tomadas en cuenta por las personas, pues su ubicación impide que se disfruten. Aunque otras resultan ser un espectáculo para las personas, tal es el caso de las fuentes “danzarinas”, como la ubicada frente al templo de Santa Rosa de Viterbo.

 

«Una administración hace una cosa y las que siguen hacen otras”

“Un sinfín de remodelaciones y nuevas obras, una administración hace una cosa y después las que siguen hacen otras, por ejemplo en la fuente ubicada frente al templo de Santa Rosa de Viterbo, el que tres años atrás fue quitada, está en manos de la dirección de mantenimiento, aún en perfectas condiciones”, afirmó Alfonso Sánchez Cázares, director de Mantenimiento e Infraestructura de la Secretaría de Servicios Públicos Municipales.

 

En gobiernos anteriores también se invirtió una gran cantidad a este trabajo ornamental, por ejemplo hace dos años, con Manuel González Valle se destinaron 12.5 millones de pesos en remodelar y cambiar fuentes en el Centro Histórico. Por su parte, la fuente colocada en el cruce del bulevar Bernardo Quintana y el Anillo Vial Fray Junípero Serra significó una inversión de 300 mil pesos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba