Información

“Los otros candidatos ni se despeinan”: AMLO

Por Víctor Pernalete

Son las 10 de la mañana y ya está lista la fiesta. Los colores amarillo y rojo son los elegidos para dar la bienvenida al invitado de honor. Banderas del Partido de la Revolución Democráticas (PRD) y del Partido del Trabajo (PT) ondeaban bajo la carpa dispuesta para que los lugareños aguardaran su arribo.

No es otro que Andrés Manuel López Obrador, precandidato de las izquierdas para la Presidencia de México, quien se presentó el pasado miércoles 11 de enero en Amealco de Bonfil, Querétaro.

Ya para las 11:30 de la mañana, unas 500 personas ya estaban en la plaza principal de Amealco, cuando de repente, tras muchas insinuaciones, finalmente apareció el invitado de honor.

En un gesto de distanciamiento con los otros precandidatos, no llegó por la parte de atrás del estrado, lo hizo por el frente y en medio de las personas, tomándose el tiempo para saludar y abrazar a las personas presentes; incluso firmar algunos de los libros de su autoría, que se vendían en puestos improvisados de souvenirs que se postraron en el lugar.

Durante el discurso, no dejó ir el nuevo rostro de AMLO, el conciliador, señalando que no hace falta quitarle el dinero a los ricos, ya que el presupuesto anual de tres billones 500 mil millones que tiene el país, alcanza para darle a cada una de las 26 millones de familias mexicanas hasta 10 mil pesos mensuales, si el dinero se repartiera equitativamente.

Además, insistió en que reducirá los sueldos y los beneficios de los servidores públicos, como los seguros médicos privados, por lo que será posible ahorrar hasta 600 mil millones de pesos al año.

Mencionó la educación pública, de la cual dijo que ningún mexicano, de llegar él al gobierno, quedaría fuera de las escuelas y universidades públicas.

Indicó que durante su gestión, los hijos de campesinos y gente pobre podrán entrar a la universidad sin problema alguno.

López Obrador se refirió a Enrique Peña Nieto, precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por supuesto, sin mencionar su nombre.

“Los otros candidatos ni se despeinan”, manifestó en referencia a la campaña alejada de la gente que Peña Nieto ha manejado. También criticó a Televisa, pero sin decir nombre y reculando rápidamente al decir que no quiere pelearse con nadie. Una vez finalizado el discurso, la gente despidió al tabasqueño entre vítores. Mientras respondía las preguntas de la prensa, uno de sus colaboradores, siempre cerca, da la instrucción de quitar el toldo dispuesto en la plaza central del municipio de Corregidora, siguiente parada del precandidato de izquierda, ya que éste sólo estaba colocado para él.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba