DestacadasInformación

Migración: La xenofobia como política de los gobernadores panistas

La crisis migratoria, agravada por el fin del Título 42 en los Estados Unidos, reveló un lado antiinmigrante del gobernador Mauricio Kuri González, quien cuestionó las intenciones de los extranjeros que cruzan por la entidad y remarcó que, para él, «los queretanos son primero».

Esta postura coincide con la que en 2018 adoptara el entonces gobernador Francisco Domínguez Servién, también emanado del Partido Acción Nacional (PAN), quien en aquel momento señaló que habían llegado más venezolanos «criminales que buenos».

No obstante, en el caso de Mauricio Kuri, su postura contrasta con la que tenía cuando era senador de la República, cuando incluso cuestionaba el endurecimiento de la política migratoria del gobierno federal, al cual recién había llegado Andrés Manuel López Obrador.

«Yo sí considero que lo primero que tenemos que tener es un seguimiento muy cercano a aquellas personas que vienen de otros países y están entrando ilegalmente a nuestro país, es muy preocupante que se están quedando estas personas en suelo queretano, porque no sabemos a qué vienen, de dónde vienen y por qué vienen»

externó Kuri el 16 de mayo.

Además, el panista hizo referencia a que él había recibido vía Instagram un mensaje de una queretana en el que le manifestaba su preocupación por un grupo de migrantes que vandalizaban zonas cerca de las vías del tren.

Por último, también expresó que el problema debería ser atendido por el gobierno federal y no dejar la responsabilidad a los estados:

«Sí es muy preocupante lo que está sucediendo, no es cosa menor; y lo que más me preocupa es que este desafío se le está quedando a los estados y creo que debería detenerse como una problemática nacional desde mí muy personalísimo punto de vista, tendría que empezar a detenerse desde la frontera sur».

El gobernador reconoció que sus palabras podrían ser políticamente incorrectas, pero que su trabajo era procurar a los queretanos, lo cual incluía generar condiciones óptimas para que tampoco migraran hacia los Estados Unidos.

Kuri, crítico de la injusticia migrante

Cuando fue senador de la República, Mauricio Kuri tuiteó distintos mensajes en los que cuestionaba el actuar del gobierno de Andrés Manuel López Obrador e incluso del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien también fue duro respecto a la migración ilegal.

 En 2019, Kuri se manifestó en contra de que se intensificaran las redadas contra migrantes en el país vecino, apenas unos días después del tiroteo en un supermercado en El Paso, Texas, realizado por un supremacista blanco en contra de la invasión hispana.

«¡Qué insensibilidad! No ha pasado una semana de los asesinatos en El Paso, Texas y se incrementan las redadas contra migrantes en Estados Unidos. #México debe levantar su voz ante la política antimigrantes de Trump. Exigimos más condenas, más acciones y menos discursos».

Sumado a este mensaje en contra de las medidas del gobierno de Donald Trump, Mauricio Kuri también expresaba su descontento con las medidas del gobierno federal. Acusó que Andrés Manuel López Obrador perdonaba corruptos y perseguía migrantes.

Desconocimiento, origen de la xenofobia

No es la primera vez que este tipo de discursos xenófobos aparecen en boca de los gobernantes del estado. El predecesor de Mauricio Kuri en el cargo de gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, tuvo su polémica en 2018, cuando mencionó que habían llegado más «delincuentes» que personas «buenas» dentro de los grupos de venezolanos que llegaron al estado en su búsqueda de empleos.

Como parte del conversatorio El papel de las Universidades en procesos de inclusión de personas refugiadas en México, la Rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gazca, y la coordinadora general del Centro de Apoyo Marista al Migrante (CAMMI), Darla Anguiano, enfatizaron la importancia de informar a la población y no emitir mensajes xenófobos que violenten a los inmigrantes que llegan al estado.

La Rectora de la UAQ mencionó que ya se encuentran trabajando con la Unidad de Derechos Humanos de la propia universidad para analizar qué acciones de protesta inteligente se pueden realizar, derivado de las declaraciones del gobernador Mauricio Kuri el pasado 16 de mayo:

«Ya hemos platicado sobre qué estrategias puede llevar a cabo la Universidad en este momento, derivado de las declaraciones que hizo el gobernador que me parecen desafortunadas y que simplemente las hizo sin medir o dimensionar lo que se estaba diciendo».

Por su parte, Darla Anguiano de CAMMI expuso:

«Los discursos xenófobos, aporofóbicos, discriminatorios, elitistas, revictimizantes que existen en la sociedad, no solo queretana sino mexicana, nacen desde el desconocimiento, desde la desinformación, entonces invitamos a que la sociedad comience a informarse de verdad».

Policías, autorizados para detener migrantes

En la misma rueda de prensa, Guadalupe Murguía Gutiérrez, secretaria de Gobierno en la entidad, refirió que el Instituto Nacional de Migración (INM) pidió ayuda al estado para realizar operativos y detener a personas migrantes que hayan entrado irregularmente a la entidad.

«Precisamente lo que nos está pidiendo es que en los operativos que se lleven a cabo para identificar migrantes que no tengan acreditada su legal estancia en el país… estarían requiriendo el apoyo de seguridad ciudadana. Así nos lo pidieron que ellos pueden entrarle, siempre y cuando haya un esquema de coordinación con cada estado, apoyando al INM que es la autoridad responsable».

Estas acciones generaron temor en distintos sectores, entre ellos el académico. Mauricio Olivares, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), advirtió que con el fin del Título 42 y el endurecimiento de las sanciones a migrantes en Estados Unidos, el mayor riesgo para quienes transitan por el país venía desde México, no la Unión Americana.

 «¿Qué haremos nosotros en el camino de estas personas? Porque la xenofobia en México es brutal y los policías siguen sin entender que a menos que seas del INM no puedes detener migrantes y los detienen todo el tiempo, les quitan sus pertenencias, los extorsionan, los secuestran o los asesinan».

Título 42 y Título 8, génesis del problema

Además del cierre de 33 albergues para migrantes en el país, incluido el de Querétaro, el fin del Título 42 en los Estados Unidos y la vuelta del Título 8 han vuelto a incrementar la cantidad de caravanas migrantes que entran al país en busca del sueño americano.

El Título 42 fue una medida implementada por el país vecino durante la pandemia por COVID-19, en la que se expulsaba a los migrantes de forma acelerada en cuestión de horas sin brindarles un proceso, como parte de las medidas de salud implementadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Con el final de la pandemia marcado para el pasado 11 de mayo, se termina el Título 42 y vuelve a ser vigente el Título 8, vigente antes de la pandemia. Así, las personas que cruzan ilegalmente a Estados Unidos ya no serán expulsadas aceleradamente del territorio, sino que seguirán un proceso legal y podrán ser acreedoras a consecuencias más duras, como la prohibición para entrar al país por cinco años o enfrentar un proceso penal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba