Información

MIGRANTES DEL MUNICIPIO DE TEQUISQUIAPAN DESAPARECIDOS

Por: Agustín Escobar Ledesma

Los intensos rayos solares del mediodía caen a plomo sobre las espaldas de un grupo de 35 jóvenes mujeres, que plantan pequeñas matas de chile serrano en las fértiles tierras del rancho San José de La Laja; el horario de trabajo es de siete de la mañana a cuatro de la tarde, siempre bajo la estricta mirada de un capataz, que no les permite ni siquiera hablar.

El sueldo diario es de ciento cincuenta pesos, apenas novecientos semanales y ninguna de las jornaleras sabe de la existencia de sus derechos laborales; cada una debe de llevar el agua que toma para mitigar la sed provocada por el calor y si el patrón no les da ni siquiera un vaso de agua, menos les otorga prestaciones sociales.

Por supuesto que las guarderías son inimaginables en el agro queretano, razón por la cual las jóvenes jornaleras que son madres dejan a sus hijos encargados en casa de los abuelos, para pasarlos a recoger después de la deslomada que sufrieron en los surcos durante nueve horas.

Cifras oficiales

De acuerdo CON la investigación periodística del proyecto “La memoria de nuestros nombres. Migrantes queretanos desaparecidos”, realizada durante junio de 2014 por este reportero para Radio Universidad Autónoma de Querétaro, en las comunidades y delegaciones del municipio de Tequisquiapan existen trece casos de personas desaparecidas.

El Censo de Población y Vivienda de 2010, levantado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, señala que el municipio de Tequisquiapan cuenta con 63,413 mil habitantes.

Por su parte, los indicadores del Informe de pobreza y evaluación en el estado de Querétaro 2012, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, Coneval, indica que el 55.4 por ciento de la población -31,289 personas- se encontraba en pobreza; que el 47.1 por ciento -26,608- estaba en pobreza moderada, y el 8.3 por ciento -4,681-estaba en pobreza extrema.

Rezago y desaparecidos

De los trece casos de migrantes desaparecidos del municipio, ocho están situados en San Nicolás, comunidad que cuenta con altos índices negativos en educación, salud, además de que cuenta con la mayor cantidad de viviendas con piso de tierra y sin servicio de electricidad. Desde tiempos inmemoriales, sus habitantes se ganan la vida manufacturando tabiques de manera artesanal, en los 200 hornos existentes en aquella demarcación.

Trece desaparecidos

De los trece casos de personas desparecidas, doce son adultos y uno es menor de edad; por sexo, los trece son varones. En cuanto a los lugares en los que desaparecieron, diez ocurrieron en Estados Unidos; uno en Ciudad de México; uno en Sonora y uno en Baja California.

De los trece casos, ninguno fue reportado como desaparecido ante las autoridades correspondientes. En cuanto a la ubicación temporal de las desapariciones, uno ocurrió en 1979; seis entre 1984 y 1989; tres entre 2008 y 2009; y uno en el 2011.

Centroamérica en Tequisquiapan

La Estancia del Migrante González y Martínez es una asociación civil que cuenta con un minúsculo local en el edificio de la estación Bernal que les prestó la empresa Ferromex; en este sitio, un grupo de voluntarios encabezados por el sacerdote Melchor González y por Martín Martínez, ofrece agua y alimentos a los miles de centroamericanos que pasan a bordo de «la Bestia».

Desde hace doce años, La Estancia reparte 400 bolsas con comida y agua, mismas que lanzan a los vagones del tren para que las atrapen los centroamericanos que viajan en el tren de la muerte.

Sin embargo, La Estancia corre el riesgo de ser desaloja de la estación Bernal, debido a que la empresa Ferromex les pidió que desalojaran el lugar.

Recuadro aparte

A continuación, se enlista los nombres de las trece personas desaparecidas del municipio de Tequisquiapan. En la mayoría de los casos, los familiares no recordaron las fechas exactas de nacimiento y desaparición de los ausentes, ante lo cual realizaron un ejercicio de aproximación de fechas y lugares. Estos son los datos generales, en los que primero figura el nombre, el lugar de procedencia, el año y el lugar en el que desaparecieron, la edad que tenían al momento de la desaparición y su estado civil:

—Herminio Albino Lira, de El Tejocote. Desapareció en 1979 en Ciudad de México. Tenía 42 años de edad y era soltero.

—Cupertino Hernández Lira, de La Tortuga. Desapareció en 1984 en Corpus Christi, California. Tenía 33 años de edad, era casado y tenía siete hijos.

—Guillermo Ordaz, de San Nicolás. Desapareció en 1984 en California, Estados Unidos. Tenía 50 años de edad, era casado y tenía un hijo.

—Francisco Morales Olvera, de La Trinidad. Desapareció en 1984 en Estados Unidos. Tenía 20 años de edad, era casado y tenía dos hijos.

—Martín Nieto Rivas, de San Nicolás. Desapareció en 1986 en Tijuana, Baja California. Tenía 32 años de edad, era casado y tenía dos hijos.

—Fausto Reséndiz Pérez, de El Sauz. Desapareció en 1989 en Estados Unidos. Tenía 17 años de edad y era soltero.

—Román García Martínez, de San Nicolás. Desapareció en 1989 en Estados Unidos. Tenía 40 años de edad y era soltero.

—Alfonso Ugalde Nava, de La Trinidad. Desapareció en 1994 en California, Estados Unidos. Tenía 18 años de edad y era soltero.

—Antelmo Martínez Lira, de San Nicolás. Desapareció en 1997 en Caborca, Sonora. Tenía 18 años de edad y era soltero.

—Pedro Nieto Rivas, de San Nicolás. Desapareció en 2008 en Estados Unidos. Tenía 51 años de edad, era casado y tenía dos hijos.

—Abel Nava Lugardo, de San Nicolás. Desapareció en 2008 en Nueva York donde trabajaba de chef. Tenía 39 años de edad y era soltero.

—Luciano González Lira, de San Nicolás. Desapareció en 2009 en San Luis Missouri, Estados Unidos. Tenía 28 años de edad y era soltero.

—Jesús Rodríguez Nava, de San Nicolás. Desapareció en 2011 en Sun Valley, California. Tenía 28 años de edad y era soltero.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba