Información

Niegan o condicionan recargas de tarjetas Red Q

A pesar de las denuncias, el servicio irregular de los Super Q no es sancionado

Por: Noé Girón

Mientras que para el titular de la Secretaría de Gobierno, Jorge López Portillo Tostado, los problemas de recarga de tarjetas del sistema de transporte público RedQ son “ocasionales y aislados” y el servicio de transporte está “caminando bien”, los usuarios denuncian que no sólo les niegan la recarga, sino incluso les llegan a condicionar la compra o recarga de tarjeta a la adquisición de otros productos en el establecimiento.

Abigail Pacheco Luna y Luis Arturo Cerda Sánchez, estudiantes de la UAQ, han tenido complicaciones para recargar su tarjeta RedQ, e incluso se les ha llegado a condicionar el servicio.

Para la habitante de la colonia El Marqués, en varias ocasiones, en el Super Q que se encuentra en la esquina de Tecnológico con Hidalgo le han dicho que “no hay servicio”, y en otra ocasión la cajera le dijo que si quería recargar su tarjeta, tendría que “comprar un chicle o una paleta”.

“Hubo una ocasión, dos semanas atrás, en la que fui al Super Q, eran aproximadamente las 4 de la tarde y había una fila como de 10 personas. Algunas llevaban productos y otras solamente iban a recargar la tarjeta de RedQ. Como a la octava persona que se recorrió la fila, la señora dijo que si íbamos a recargar teníamos que comprar algo para que nos pudiera hacer la recarga, una paleta o un chicle, fue lo que dijo.

“Frecuentemente no hay servicio. Después de las 3 p.m. te dice que no hay servicio o que se saturó la red, o muchas veces tienes que estar calculando entre la 1 y las 2 de la tarde para poder recargar, si no ya después tienes que pagar normal”, lamentó.

La estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales también señaló que el lugar más cercano para realizar recargas se encuentra a dos colonias de su casa, por lo que recargarla en el Super Q de Tecnológico es lo más práctico para ella.

Después de lo sucedido, Abigail acudió personalmente a las oficinas del Instituto Queretano del Transporte (IQT), ubicadas en avenida Constituyentes, para levantar una queja. Sin embargo, la persona que la atendió no le dio ningún folio y sólo le dijo que enviarían a un inspector para verificar.

Quejas contra establecimientos no prosperan

Luis Arturo Cerda Sánchez, estudiante de cuarto semestre de la Licenciatura en Psicología de la UAQ, tuvo una experiencia similar en el mismo establecimiento, pues a él también le han dicho que “no hay servicio” o que el sistema esta “saturado” y le condicionaron la recarga en una ocasión.

Después de que le negaran el servicio en varias ocasiones, Luis consiguió el número de quejas de RedQ en donde le dijeron que “siempre que estuviera abierto el Super Q debería de brindarse el servicio a la gente poder recargar”.

“Después de esto, volvía a ir al Super Q y me volvieron a decir lo mismo, y yo les hice la réplica que me habían dicho cuando marqué. Eso me pasó principalmente en el que está en la esquina de Hidalgo con Tecnológico, pero también me ha pasado en otras tiendas, donde me han dicho que no tienen sistema por x o y razón.

“En específico, me pasó una vez en el de Hidalgo (…) me acerqué a preguntarle para ver si había escuchado bien porque yo, al leer el contrato,  no decía nada al respecto; y me dijo que así eran las cosas”.

Posteriormente, Luis volvió a llamar al número en donde había realizado su queja anteriormente para hacer una denuncia por ese suceso. La persona que lo atendió le dijo que ya existían varias denuncias sobre ese establecimiento. Luis Arturo pidió un folio para su denuncia, y le proporcionaron el QSI576.

Sin embargo, a pesar de levantar su denuncia, días después le volvieron a negar el servicio en el mismo establecimiento.

Documento de derechos y obligaciones del usuario no abunda al respecto

Al momento de tramitar la tarjeta preferencial de RedQ se entrega al usuario una hoja amarilla en donde vienen los “Derechos y obligaciones que contrae el usuario de tarjeta de prepago RedQ preferente. En este documento, sólo se menciona que el operador de la tarjeta RedQ se reserva el derecho de eliminar y/o agregar establecimientos en donde pueden llevarse acabo aclaraciones, emisiones, u operaciones de recarga o consulta de saldo de la Tarjeta RedQ”.

Asimismo, “el Operador se reserva el derecho de aplicar comisiones por cada recarga de la tarjeta RedQ”. En el documento no se menciona el condicionamiento del servicio de recarga en los establecimientos.

Actitud de choferes también genera descontento

Otro usuario afectado es Rubén Báez, de 85 años, habitante de la colonia Las Margaritas y quien cuenta con su tarjeta preferencial de la tercera edad. Él ha tenido dificultades para recargar su tarjeta de RedQ debido a que en los establecimientos le han dicho que “No hay servicio” y porque no existen muchos lugares en dónde recargar.

Rubén Báez también evidenció otra problemática del sistema de transporte, pues algunos conductores no lo dejan bajar por la puerta delantera y lo hacen descender por la puerta trasera, acción que -a su edad- le es complicada.

“Por adelante ya no dejan bajarse; si va muy lleno el camión y uno va hasta adelante, a veces sí dan chance, pero muy pocas personas, y personas grandes con muletas o con bastón, y algunos otros los echan para atrás. Hay de todo, unos buenos y otros no”.

Finalmente, algunos usuarios también manifestaron su inconformidad respecto a las unidades en malas condiciones y los pocos camiones que pasan, lo cual provoca que vayan “llenos”, y sin que se pueda abrir las ventanas.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba