Información

No queremos un amigo del gobernador en la CEDH: Observatorio Ciudadano

Por Víctor Pernalete

Al calor de las acusaciones contra candidatos, señalamientos de inconformidad hacia la Junta de Concertación Política de la LVI Legislatura por marginar de la contienda a César Pérez Guzmán, y los llamados de las organizaciones sociales para privilegiar la transparencia y confianza en el proceso, la novela de la sucesión de Adolfo Ortega Osorio en la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Querétaro sigue su curso.

Las organizaciones civiles han participado en el proceso; sin embargo, incluso entre ellas mismas, no hay consenso sobre quién es el o la aspirante que mayor apoyo tiene.

Está el caso del Congreso Estatal Ciudadano de Derechos Humanos, que después de que los diputados no permitieran a César Pérez Guzmán seguir en el proceso por sobrepasar la edad permitida de acuerdo a la convocatoria, ahora apoyan a Emma Lámbarri para que se convierta en la presidenta de la CEDH. Ahora Pérez Guzmán también la respalda.

El martes 31 de enero, horas antes de que comenzaran las comparecencias de los aspirantes ante la Junta de Concertación Política de la LVI Legislatura, diversas organizaciones civiles presentaron el Observatorio Ciudadano para vigilar el proceso de elección.

Virginia de los Ángeles Quijano García, María Fernanda López Gallegos y Guillermo Hernández hablaron (en representación de varias organizaciones civiles) sobre las metas del observatorio, entre éstas vigilar que el proceso de elección no derive en un presidente con las características de Adolfo Ortega Osorio, quien a decir de los activistas, llegó al puesto por “dedazo” y por influencia de Francisco Garrido Patrón, ex gobernador del estado.

“Buscamos que sea un proceso transparente, un proceso confiable y que ponga por encima de cualquier interés partidista los derechos humanos de las y los queretanos. Exigimos al gobierno, a las y los diputados, que lo primero que se tome en cuenta sea el conocimiento que se tenga en materia de derechos humanos, que no sea un persona que lo único que haga sea mantener una buena relación partidista, principalmente entre el PRI y el PAN”, indicó López Gallegos, quien es integrante de Católicas por el Derecho a Decidir.

También anunciaron que no quieren un burócrata que esté al servicio del gobernador ni a alguien que se le paguen favores políticos. Dijeron ‘basta a las simulaciones’ y que es necesario tener como ombudsman a una persona comprometida con los derechos humanos.

Quijano García, por su parte, señaló que el grupo no apoya a un candidato en específico, pero sí tienen bien identificados a quienes no cumplen con los requisitos mínimos, como Miguel Servín del Bosque, quien a decir de la coordinadora de Equidad y Libertad Tametztona, no tiene los conocimientos necesarios en la materia, y que el puesto de ombudsman queretano no es para aprender.

Además, también acusó a Emma Lámbarri, Araceli Moreno, Salvador Sosa y Álvaro Mandujano de tener procesos en contra por la Contraloría Interna por sus actuaciones en los cargos públicos que han ocupado.

Unos critican a Emma Lámbarri, otros la exaltan

En materia de derechos humanos, el nombre de Emma Lámbarri es célebre por haberse enfrentado con el actual ombudsman. Como visitadora general, denunció acoso laboral y espionaje, por lo cual tiene actualmente una demanda laboral en contra de la comisión.

Aunque hay organizaciones civiles que abiertamente se manifestaron en contra de que sea ella la que ocupe el cargo que dejará Adolfo Ortega, otras organizaciones –como el Congreso Estatal Ciudadano de Derechos Humanos– la han puesto como su favorita.

Aunque los integrantes del congreso ciudadano anunciaron que no presentarían un amparo, sí expresaron su inconformidad por la salida de la contienda de César Pérez Guzmán.

A pesar de que una semana antes, cuando presentaron a quien fuera coordinador de enlace con organizaciones sociales de la comisión como su candidato a la presidencia, ya preveían que eso pasaría y no dejaron pasar la oportunidad para atacar a los diputados por supuesta discriminación.

Y es que Pérez Guzmán, con 71 años de edad, sobrepasa la edad límite para ocupar el puesto de acuerdo a lo establecido en la convocatoria, que es de 60 años.

“Le faltaron el respeto a un sector importante de la sociedad, los ancianos. Y me siento profundamente orgulloso de ese título, profundamente orgulloso de serlo. También tenemos derechos.

“Por nuestras canas recorren la experiencia, la capacidad, sabiduría, las convicciones, la congruencia, la honestidad, la madurez y la paciencia que sólo la dan los años. Hombres y mujeres de toda la historia lo han demostrado, la edad profunda y productiva es la nuestra, de los 60 años hasta alcanzar la culminación de nuestra vida”, manifestó el que fuera candidato a presidir la comisión en 2000, 2004, 2007 y ahora en 2012.

José Enrique Rivera, cliente ‘asiduo’ que nos ha tratado ‘mal’: Trabajadoras sexuales

Las organizaciones civiles no sólo han estado presentes para mostrar su apoyo a aspirantes; también ha habido quienes han aparecido públicamente para atacar a los que consideran no aptos.

Es el caso de Mujer Libertad, organización civil que agrupa a trabajadoras sexuales que laboran en Querétaro, quienes se pronunciaron en contra de José Enrique Rivera Rodríguez, aspirante a ocupar la presidencia de la CEDH, acusándolo de ser un cliente ‘asiduo’ que ha tratado ‘mal’ a compañeras de trabajo.

“Yo sí te apoyo porque tú sí contribuyes a mi economía”, rezaba sarcásticamente un cartel en manos de una trabajadora sexual, a las afueras del recinto de la Legislatura local tras la comparecencia de Rivera Rodríguez ante la Junta de Concertación Política.

Mónica Mendoza, líder de Mujer Libertad, expresó a los medios que el abogado ha llegado en varias ocasiones a acercarse a ellas en estado de ebriedad y que ha llegado a agredir a alguna compañera.

Por su parte, José Enrique Rivera Rodríguez les preguntó si acaso no lo confundieron con alguien, ya que él siempre se ha mostrado respetuoso tanto a nivel profesional como personal.

Será el próximo 6 de febrero cuando la Legislatura local escuchará las opiniones de las organizaciones civiles para que a más tardar el jueves 9 de febrero se tenga una decisión sobre quién debe ser el próximo ombudsman queretano.

Adolfo Ortega Osorio deberá dejar el cargo el 12 de febrero.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba