Información

“Nuestra antigüedad es de un año, nada más”

“Seguro Social, mi aguinaldo de un año y nada más”, lo que recibe Alma de la empresa outsourcing donde trabaja

Por: Luz Marina Moreno Meza

Después de su divorcio, ya hace más de 20 años, la señora Alma (el nombre ha sido cambiado para proteger su identidad) buscó en el periódico un empleo, mismo que conseguiría como encargada de limpieza. En este tiempo la persona que la contrató directamente fue un abogado; pero la forma de ser contratada cambiaría a partir de la segunda década que laboró: el outsourcing había hecho su aparición.

 

Fue justo en el Banco de Comercio Exterior (Bancomext), localizado en Pasteur, donde experimentaría por primera vez este tipo de contratación; desde hace cinco años labora en un centro de investigación vinculado a una institución pública, empleo que consiguió con la firma de contrato que la empresa de outsourcing Geli le extendería.

Sin embargo, durante estos años la empresa de contratación se ha turnado cada año.

El constante ir y venir de las outsourcing ha provocado que su contrato cambie a la par de la empresa en turno; la mujer, que ahora tiene 59 años de edad, lleva nueve meses de contrato con la empresa Geli, la misma que en un inicio la contrató.

Sobre las prestaciones, siempre le ha ofrecido a la intendente “Seguro Social, mi aguinaldo de un año y nada más”, manifestó.

Pese a las prestaciones que Alma considera adecuadas, el Seguro Social, al igual que en otros casos de outsourcing, únicamente funciona cuando la trabajadora se encuentra dentro de la empresa y en horas laborables, una vez que sale, el Seguro simplemente deja de protegerla.

Otra prestación que recibe es el aguinaldo, proporcional únicamente a un año laborado ya que la anual rotación de la empresa de outsourcing no le permite adquirir una antigüedad, por lo que el bono no rebasa los mil pesos.

 

Vacaciones truncadas

Cuando recién entró a laborar en el centro de investigación, solamente requería de una preparación educativa de secundaria, suficiente para ganar 750 pesos semanales, pero ahora el requisito de contratación para un puesto de limpieza es tener mínimo la preparatoria.

A pesar de esto, a través del apoyo del centro de investigación es como ha permanecido como gerente en esta área, donde recibe un aproximado de 950 pesos semanales, lo que suma un total de tres mil 800 al mes por una jornada de ocho horas: de siete de la mañana a tres de la tarde, cinco días a la semana.

“Duramos un año con una empresa de México donde no se nos dio ni finiquito, ni Seguro Social, ni aguinaldo”, recordó.

Ecomex es el nombre de la empresa que violó el contrato colectivo de los trabajadores. Por su parte Geli, narró Alma, les ha brindado cierta comodidad a los empleados; ajeno a las prestaciones, la rotación de personal ha sido poca, pues si llega a suceder es consecuencia de la inconformidad del empleado debido al sueldo primordialmente.

Una de las prestaciones por la que se le preguntó a la entrevistada fue el derecho a vacaciones, misma que es truncada por la misma rotación que cada año se hace en relación al outsourcing. “De los cinco años que llevo trabajando, apenas el año pasado me dieron vacaciones, por tener más tiempo”, manifestó.

Con base en el testimonio de Alma, tanto la edad como el nivel educativo son factores influyentes al momento de encontrar trabajo.

“Ahorita como nos están contratando está mal, yo lo veo en nosotros porque no tenemos antigüedad, entonces eso no nos ayuda en nada, ni en el Seguro Social. Nuestra antigüedad es de un año, nada más”, insistió.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba