Información

Persisten deficiencias en servicio e insultos de choferes

Por Miguel Tierrafría Reyes

A dos años del aumento en la tarifa del transporte público en Querétaro, al pasar de cinco a 6.50 pesos, persisten las inconformidades en torno al costo y al servicio que se brinda. Además, existen deficiencias y pendientes en este tema, pese a que durante su Segundo Informe de Gobierno, el titular del Ejecutivo, José Calzada Rovirosa, señaló que el transporte público es un compromiso a solucionar durante su gestión.

Recorridos realizados por Tribuna de Querétaro en distintas rutas constataron que el transporte público sigue siendo una problemática en el estado, a pesar de la entrada de unidades “modernas” y la presentación del “nuevo” plan de reordenamiento.

El primer recorrido va desde San Roque. Es una hora en la que la mayoría de las personas que van en la unidad acuden a trabajar; el sobrecupo de la unidad es evidente a pesar de ser periodo vacacional.

El chofer se muestra indiferente ante el pasajero: sin trato amable ni irrespetuoso. La unidad recorre algunas colonias hasta adentrarse a las calles principales del Centro Histórico; cuanto más se acerca el microbús a las calles Ezequiel Montes, Miguel Hidalgo e Ignacio Zaragoza, los usuarios abandonan la unidad.

Algunos de estos pasajeros se ven obligados a bajar en alguna de las paradas principales, para abordar otra ruta que los lleve a su destino.

Conforme el chofer cumple con la ruta asignada (a través de diversos puntos comerciales, como Plaza de las Américas) pareciera que adquiere un ritmo más acelerado por el tiempo límite que tienen que hacer los choferes en efectuar la ruta. Los “checadores” corren de un lado para otro, indicando el tiempo que llevan de ventaja o desventaja a otras rutas.

Pareciera que la misma competencia entre rutas que convergen en un mismo lugar (y hacen el recorrido similar) genera una mayor rapidez en recorrido, aunque sólo con el afán de “subir más pasaje”.

Aunque la mayoría de las unidades poseen en el interior una leyenda y una alarma que indica que cuando se enciende, el conductor maneja a exceso de velocidad, con la “magia” y la inventiva propia del mexicano, tienen mecanismos que desactivan esa alarma o bien que la invierten (de forma que suene cuando vaya a baja velocidad).

 

Imprudencia al manejar y presencia de “checadores”, constantes

El siguiente recorrido se da desde avenida Cimatario hasta la colonia Menchaca, donde se aborda una de las unidades nuevas (“modernas”) en servicio. La unidad es pequeña, más acogedora. Es poca la afluencia de usuarios en esa unidad.

Mientras algunos semáforos están en rojo, el chofer aprovecha el tiempo para comer sus alimentos, que tiene cerca de donde maniobra el volante y la palanca de velocidades.

El recorrido continúa sin contratiempos; en las paradas autorizadas los “checadores” le indican al conductor el tiempo de ventaja o desventaja con respecto a otras rutas.

Al igual que la ruta anterior, el paso por las avenidas céntricas de la ciudad es casi obligatorio: Universidad, Corregidora y Zaragoza. Aunque a la altura del cruce de las avenidas Tecnológico y Zaragoza por poco se genera un choque entre la unidad abordada y una camioneta de valores por la imprudencia del primero en conducir por los carriles de alta velocidad y después querer cruzar hacia la parada.

De ahí en adelante el trayecto sucedió sin contratiempos, el chofer siguió haciendo sus paradas y conversando con los “checadores”, bromeando y registrando su hora de llegada a dicha parada. El tiempo en recorrer desde avenida Cimatario hasta la colonia Menchaca en promedio fue de una hora en cruzar la ciudad, aunque valdría la pena considerar el hecho de que no hay clases.

 

22 por ciento del salario mínimo diario se va en la tarifa del camión

Uno de los puntos que se discutieron durante los foros sobre el transporte público fue el costo del pasaje y los descuentos a estudiantes. El salario mínimo en la zona geográfica en la que se encuentra Querétaro es de 56.70 pesos. Si una persona percibe tal cantidad por día y de ahí destina 13 pesos para el transporte público (de su casa al trabajo y viceversa), está empleando el 22 por ciento de su sueldo al día (sin considerar si tiene que tomar otra ruta o si el horario del cual sale del trabajo los microbuses dejan de pasar).

En cuanto a los estudiantes (y aun en periodo vacacional) no falta el chofer que insulte en el recorrido diciendo “es que los burros van a la escuela hasta en vacaciones, por eso quieren descuento”, y que representa en algunos de los que prestan el servicio en los transportes públicos, una negativa a la petición de descuento.

 

“¡O tiras la estopa o te bajas del camión!”

El siguiente recorrido abordado fue de la colonia Menchaca hasta las cercanías de El Pueblito. Fue un trayecto más rápido, debido a que la unidad transitó por avenidas menos congestionadas y evitó cruce por colonias. La afluencia de usuarios era similar al primero de los recorridos, pero la constancia de pasajeros no disminuía a pesar de la ruta.

El paso por calles céntricas obligaba a detenerse en las principales “paradas”, donde se observaban camiones con destinos similares entre ellos, pero con diferentes trayectos, al igual que el trabajo que realizan los “checadores”, que cruzan entre unidades arriesgándose a algún atropellamiento, ya sea de éstos o de vehículos particulares.

La unidad de transporte abordada demostró que no todo es negativo en este tema; era evidente el buen servicio desde el abordaje de la unidad, así como el cuidado de la unidad y de los pasajeros.

Sin embargo, un olor a thinner invadió al microbús, un joven de la parte trasera se encontraba con sus ojos cerrados y su puño cerrado contra la boca.

El conductor se percató de que aquel joven está ingiriendo dicha sustancia; detuvo la unidad y se trasladó a la parte trasera: “¡O tiras la estopa o te bajas del camión!, es más, dame la estopa, ¡que no ves que hay niños en la unidad!”. A la mayoría de los pasajeros esto no les sorprendió.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba