Información

Por rechazo a plumas, revisan facultades de asociación de colonos de El Mirador

Ante el conflicto que se vive en El Mirador por el rechazo de las plumas de acceso al fraccionamiento, el Municipio de El Marqués revisa el marco jurídico para determinar los alcances que tienen las asociaciones de colonos en dicho tema, indicó José Belén Robles Campos, secretario de Gobierno en la demarcación.

Desde hace años existe descontento por parte de un sector de los vecinos, quienes argumentan que la instalación de plumas para ingresar a su colonia va en contra de la libertad de tránsito, además de que ello resulta ilegal al ser las calles vías públicas.

El problema se complica para quienes no pagan las cuotas a la Asociación de Colonos, pues se les limita el acceso a sus domicilios, lo que deriva en discusiones con el personal de vigilancia.

En entrevista telefónica, el secretario de Gobierno de El Marqués manifestó que la dependencia a su cargo se ha limitado a mediar en el conflicto y escuchar las posturas de las dos partes, entre ellas la de quienes apoyan las casetas por la seguridad que representan. No obstante, sería «audaz» dar una fecha límite para resolver el problema, destacó.

Sobre el papel de la Policía Municipal, que según inconformes de El Mirador, favorece a la empresa de seguridad cuando se ha pedido su intervención, el secretario de Gobierno se comprometió a revisar el actuar de los uniformados con la Secretaría de Seguridad Pública en la demarcación. José Belén Robles recordó que el papel de la administración es únicamente «fomentar el respeto».

Finalmente, reconoció que el rápido crecimiento de El Marqués ha ocasionado que los marcos normativos sobre la vivienda hayan quedado rezagados, por ello muchos de ellos requieren actualizarse para solventar problemas como los que se viven en El Mirador.

El Código Urbano del Estado de Querétaro señala en su artículo 178 que las calles y vialidades de los fraccionamientos, como El Mirador, tienen carácter de vías públicas de libre acceso a la población y deben ser transmitidos en forma gratuita al gobierno municipal. Una reforma de 2017 especifica que para instalar controles de acceso y casetas de vigilancia, debe existir el visto bueno del Municipio.

El mismo párrafo expresa que limitar, impedir o consolidar el acceso libre a la población o cualquier actividad administrativa es motivo suficiente para revocar el permiso o licencia de funcionamiento de estas plumas y casetas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba