Información

Prefiero votar por AMLO que por Cordero, sentencia Manuel Espino

Por Víctor Pernalete

“Si a mí me das a escoger entre López Obrador y Ernesto Cordero, me voy con López Obrador”, afirmó Manuel Espino Barrientos, ex presidente del Comité Directivo Nacional (CDN) del Partido Acción Nacional (PAN) e impulsor del Movimiento Volver a Empezar, en entrevista exclusiva con este medio.

Al término de la presentación de su libro Estrategia para una paz justa, realizada en el auditorio de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ, Espino Barrientos manifestó que “estamos en serios problemas en el PAN”.

Respecto al ex Secretario de Hacienda del gobierno de Felipe Calderón, uno de los tres aspirantes panistas a la Presidencia de la República, Espino Barrientos consideró que es “cómico” que quiera ser Presidente de México.

–¿Qué panorama le espera a México si llegase a ser Presidente Ernesto Cordero?

–Pues como estoy seguro de que no va a llegar, prefiero ni pensar en esa posibilidad.

–¿Ernesto Cordero cumple con el perfil de un candidato del PAN?

–En mi opinión, no. No conoce el PAN, no conoce su pensamiento, su historia, su mística, ni su esfuerzo. Es una persona que se afilió hace 10 meses al PAN, y no conoce ni siquiera el programa histórico del PAN.

Y eso podría ser lo de menos, eso se lo podría aprender; pero no tiene el carisma, el entusiasmo, la determinación, el liderazgo para ganarse la confianza de los ciudadanos. Siempre ha estado de último en las encuestas. Parece hasta cómico a veces el hecho de que esté figurando como aspirante a la candidatura a la Presidencia.

–Desde su punto de vista, ¿los otros precandidatos sí cumplen con estas características?

–Creo que llenan mejor los zapatos.

–¿Qué opina de Josefina Vázquez Mota?

–Aunque tampoco conoce mucho al PAN, yo promoví su afiliación porque ni siquiera tenía interés en hacerlo, hace cinco años, pues tiene mayores recursos intelectuales, de experiencia, de visión, que Cordero. Y aun así, no estoy seguro de que sea el momento del país, un momento como para que llegue alguien a la Presidencia con el perfil de Josefina.

No es una cuestión de género, es una cuestión de Estado. No se trata de que llegue una mujer porque ya les toca, se trata de que llegue un estadista, y yo no he percibido en Josefina una visión de Estado. No le entiendo a su discurso, no sé qué es lo que propone realmente.

–¿Y de Santiago Creel?

–Pues creo que tiene más idea de lo que es el Estado mexicano. Por su formación, por su trayectoria, pero no estoy seguro de que tenga en estos momentos la fortaleza, el acompañamiento y la estructura. Lo veo más completo que los otros dos, definitivamente.

Pero no sé si es porque ya lo intentó, no sé si porque fue Secretario de Gobernación, si porque fue senador, no sé por qué, pero lo cierto es que no ha crecido en la opinión favorable de los ciudadanos. Habrá que ver, yo creo que estamos en serios problemas el PAN.

–Si dependiera de usted la candidatura del PAN para la Presidencia de la República, ¿a quién propondría?

–A Manuel Espino.

“Lo más importante es el compromiso con el país”

Para Manuel Espino Barrientos, en estos momentos es mejor voltear a ver a las personas y sus propuestas que a los partidos políticos que los representan.

“En este momento creo que hay que ver a las personas, porque el PRI con todo y sus pifias históricas, ha llegado a postular gente honorable, y el PAN, con toda su tradición honorable, ha llegado a postular personajes que han estado sujetos a procesos judiciales por corrupción, como el ex alcalde de Monterrey.

“Creo que ya no es tanto, éste es un momento en el que ya no hay que ver tanto el partido, sino el perfil de los candidatos (…) Es un asunto más de personas, más que de partidos o ideologías; qué propones, qué trayectoria traes, cómo acreditas tu compromiso con el país, eso es lo más importante en este momento”, enfatizó.

Respecto al apoyo que en su momento brindó a Felipe Calderón, sobre todo en la campaña hacia la Presidencia, Espino Barrientos señaló que no se arrepiente porque hizo lo que tenía que hacer, lo cual lo hace corresponsable de lo que ha sucedido en el país, sin embargo, dijo que los errores cometidos después no son de su responsabilidad.

“Me siento corresponsable, todos lo saben, nadie se salva. Yo en su momento como presidente del PAN hice lo que tenía que hacer, me siento muy orgulloso de eso, porque yo no elegí a Calderón, lo eligieron los panistas, y mi obligación era hacerlo ganar y lo hice. Si después se cometieron errores, ya no los cometí yo, hice lo que tenía que hacer”.

Sobre la estrategia que ha emprendido el gobierno actual para combatir la delincuencia organizada, y que ha dejado más de 50 mil muertos en todo el país, Manuel Espino comentó que en su momento la apoyó, pero cuando se dio cuenta que no era la “correcta”, se hizo a un lado.

“No me arrepiento; me parece que era necesario, pero además confié que su estrategia era buena. Pero cuando ya me di cuenta que no era así, pues ya dejé de apoyar esa estrategia, incluso me involucré en crear una nueva, diferente y mejor”.

El ex líder nacional del PAN indicó que “nunca ha roto” con Felipe Calderón, que siempre ha tenido sus desavenencias con él, y que es el propio Presidente de la República quien considera su enemigo a quien no está de acuerdo con él.

“Yo nunca he roto con Felipe Calderón. He tenido discrepancias con él desde que lo conocí, y hemos caminado juntos en retos políticos muy importantes y hemos salido airosos en muchos procesos. Pero yo soy un político que valora su libertad de pensamiento, de ideas. Y el Presidente Calderón es un hombre que al disidente lo considera enemigo, al que piensa diferente lo excluye, y eso me parece impropio, no solamente en un político sino en un mandatario de Estado”.

–Del país que deja en el 2000 Ernesto Zedillo, al país que tiene hoy Felipe Calderón en 2011, ¿con qué país se queda?

–Pues, es difícil. Yo reconozco muchas cosas positivas del gobierno de Ernesto Zedillo, y otras que no quisiera que se volvieran a repetir. Y pasa lo mismo con Calderón, yo creo que cada quien con sus méritos, y cada quien con sus despropósitos.

Simplemente prefiero aceptar el México que me está tocando vivir, asumir la responsabilidad que me toca desarrollar en este México, hacerme cargo del hecho de que soy un ciudadano más que tiene que colaborar a mejorar las circunstancias actuales del país, para no caer en añoranzas que no me llevan a ninguna parte.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba