Información

Presentan exposición fotográfica “Fachadas”

Alumnos de la Licenciatura en Artes Visuales buscan recuperar la identidad que el Centro histórico de la capital otorga a sus habitantes

Por: Isamar Cabrera Ríos

Con los objetivos de saber la historia y riqueza cultural del Centro Histórico de la capital y tener una perspectiva amplia, desde la fotografía, en cuanto a la restauración de fachadas, se llevó a cabo la exposición fotográfica “Fachadas: una prospectiva fotográfica del Centro Histórico de Querétaro”, a cargo de la catedrática Sandra Luz Guerrero Ramírez y 17 estudiantes del segundo semestre de la Licenciatura en Artes Visuales de la Facultad de Bellas Artes de esta universidad.

La exposición estuvo compuesta de 34 fotografías. Cada alumno aportó dos: la primera, de cómo está la fachada en la actualidad; y la segunda, cómo sería ya retocada.

La muestra está dirigida a cualquier sector de la población, desde niños hasta adultos, porque todos “vamos al Centro y siempre es bueno caminar por él”, consideró Sandra Luz Guerrero.

Al respecto, la alumna Elisa Hernández narró su experiencia al restaurar una fachada de la casa donde la familia de su madre vivió durante 20 años. Y es que -comentó- en la actualidad, ésta se encuentra abandonada y presenta grafiti, humedad y la pared descarapelada. Para la universitaria, sin embargo, la experiencia fue satisfactoria, pues pudo saber más de la historia de su familia.

Por su parte, Mayra Martínez señaló que su proyecto fue de la Iglesia de San Pedrito, en la cual se interesó ya que “uno se adentra en la historia, conoce esta parte de la cultura que siempre ha estado ahí, pero que uno no se toma unos cinco minutos y se pregunta ‘bueno, qué pasó aquí’; es emocionante, pues no estuve en el momento para vivirlo, pero estoy ahorita para verlo”.

De igual manera, el alumno Jorge Trojanos mencionó que la restauración que hizo fue del Templo de la Congregación. Para él, la renovación de la fachada fue un proceso interesante, ya que en el proceso se logra hacer un acercamiento a lo que podría ser el estado óptimo de ésta, “aunque no tuvimos la oportunidad de llegar a ver estas fachadas como las vieron nuestros abuelos”. Además, Trojanos compartió algunos datos interesantes sobre el Templo de la Congregación -como que es la segunda Basílica- mismos que pudo conocer mediante este trabajo.

La muestra permaneció en la Sala Alternativa de la Facultad de Bellas Artes hasta el 15 de junio, pues a partir de entonces estará en la Iglesia de Tejeda.

“La exposición busca rescatar el concepto de identidad trasmitida desde el Centro Histórico y, al mismo tiempo, transmitir el mensaje del cuidado del patrimonio histórico”, declaró Guerrero Ramírez, catedrática de la Facultad de Bellas Artes.

Al centrarse en cubrir desperfectos que se han formado por el tiempo, algunos elementos en común encontrados en la exposición de las 34 fotografías son la humedad y la pintura descarapelada. “Creo que cada foto tiene su propia historia porque son lugares distintos, es ver cómo en una misma sala se vuelve un todo; no sólo es el Centro, son varias historias qué contar”, dijo Mayra Martínez.

Por último, Elisa Hernández resaltó la importancia de mantener el significado de las fachadas, porque son un patrimonio para generaciones futuras. “Me parece que en cada una hay ese propósito; en un principio, fue ver el estado de las casas, pero si con esto se puede demandar mejores políticas públicas, sería muy importante, pero es el interés de llamar la atención y que pueda llegar a otras personas para que pueda mejorar la condición de éstas”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba