Información

Robo de combustible, tema pendiente para las autoridades

De acuerdo con la Unión de Estaciones de Servicio de Querétaro (Uesqro), el robo de combustibles por los llamados “huachicoleros” afecta hasta en un 30 por ciento a las ventas de las gasolineras legalmente establecidas.

La Uesqro estimó que 300 mil litros de combustible es robado al mes y queda a manos de comerciantes ilegales, según la organización, la cantidad mencionada llega a ser equiparable a 10 pipas con capacidad de 30 mil litros cada una.

El gerente general de la Uesqro, Enrique Arroyo Enzastiga, aseguró que el municipio de San Juan del Río es una de las zonas en las que más problemas han tenido por las tomas clandestinas. Por si fuera poco, existen consumidores usuales como camioneros y transeúntes suelen cargar combustible en espacios ilegales de venta.

Con motivo de las denuncias por parte de la organización de estaciones de servicio, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha implementado protocolos de seguridad en el estado y ha exhortado a la población a evitar la carga de gasolina ilegal, además de resaltar el riesgo de adulterio de combustibles.

Debido al incremento de robo de combustibles, se prevé que la próxima semana exista una reunión ejecutiva entre Gobierno del Estado y personal de seguridad de Pemex; uno de los objetivos principales de ésta es concretar la implementación de una unidad de la paraestatal en el municipio de San Juan del Río para vigilar más de cerca los ductos que se encuentran encuentran en esta localidad y en el resto de Querétaro, así lo señaló el secretario de Gobierno en la entidad, Juan Martín Granados Torres: “La idea es que tengamos un contacto permanente con el personal operativo (de Pemex) y que incluso se tenga una unidad que pueda dar una respuesta más eficiente ante el robo de hidrocarburos”, concluyó.

Durante el mes de julio de este año, el gobernador Francisco Domínguez Servién pidió al Congreso local abrir un espacio para legislar nuevas sanciones en contra de estos delitos, señaló que aunque se trata de un delito federal y que la responsabilidad es de Pemex, también es obligación del Gobierno del Estado actuar para su prevención: “No nos toca pero tampoco podemos decir que es (responsabilidad) del gobierno federal… Ahí tenemos que actuar y otra vez con todo esto, si no se avanza en la legislación del robo de combustible esto no va a parar”, estas declaraciones las hizo el mismo día en el que 500 personas fueron desalojadas debido a la ruptura de un ducto que era saqueado en el municipio de San Juan del Río.

En el mismo mes, la Cámara de Diputados en el Congreso de la Unión promovió un dictamen que contempla sanciones que van desde prisión al propietario o arrendador de un predio donde exista una toma clandestina, y hasta los 20 años de prisión a quien altere los sistemas de medición de posesión o al servicio de asignatarios o distribuidores de gasolina.

Hugo Cabrera, diputado federal por Querétaro, señaló que el robo de combustibles es un delito que atenta contra la sociedad, que daña a Querétaro y a México en distintas formas, poniendo en riesgo la salud de quienes habitan alrededor de ductos donde existen tomas clandestinas, además de ser un daño patrimonial para la nación, esto lo declaró durante la aprobación del dictamen en el mes de julio de este año.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba