Información

Saca la Bici, tras una “utopía ciclista”

Por Greta Hermes Martínez

 

Poco a poco las ruedas y luces parpadeantes van llegando a la entrada del Cerro de las Campanas. La idea es que a las 8:30 de la tarde la mayoría de bicis se empiece a reunir para que así, a lo largo de la siguiente media hora, los organizadores inicien la bienvenida al tiempo que piden apoyo al público, “casaqueando”.

 

Esta labor parece fácil cuando uno escucha las indicaciones, pero realmente el recorrido toma una cara muy distinta desde este punto de pedaleo.

 

 

Si uno es “casaca” tiene como labor ir organizando al rebaño de ciclistas de tal forma que haya un orden. Además uno tiene que pedalear por la parte izquierda del grupo hasta llegar al frente, en donde los coordinadores asignan calles que necesitan ser aseguradas de tal forma que los autos no transiten mientras que las bicis pasan.

 

Los conductores aceptan la mayoría de las veces; incluso hay algunos que pitan en señal de apoyo al movimiento, haciendo que los que pedalean se emocionen y prosigan.

 

Unos preguntan qué es eso y cómo funciona el grupo; otros pocos se desesperan y pitan pero en señal de inconformidad. De acuerdo con organizadores e impulsores de Saca la Bici, la mayoría de los habitantes se rehúsa a que este movimiento continúe.

 

En fin, ser “casaca” puede llegar a ser complicado por la cantidad de energías que se gastan al ir acelerando y frenando bruscamente hasta llegar a la punta de la columna en ruedas.

 

Pero esto es opcional, la mayoría acude en grupos o en parejas, así que allí está la otra modalidad del recorrido nocturno.

 

El ciclista interesado por el deporte y por conocer las calles, avenidas y colonias de Querétaro se divierte con una plática casual o gemidos de cansancio en las subidas y pendientes fatales que tiene la ciudad.

 

Jorge Raúl Bernal Velázquez lleva 15 años viviendo en Querétaro. Finalmente, después de un año, se motivó a ir el miércoles 17 al recorrido debido al uso constante que tiene ahora su bici.

 

Lo que llama la atención es que no sólo se quedó con el puesto de ciclista casual, sino que quiso añadir a su experiencia el ser casaca, “quería ver el movimiento desde el interior, conocer a los líderes, las rutas y el trabajo detrás de bambalinas, además de cooperar un poco”, manifestó Raúl.

 

Buscan más ayuda política y social

Van bicis de todos los colores. Todas con luces, algunas con cascos y cambios. Mujeres y hombres de todas las edades, así como niños mayores de cuatro años se congregan cada miércoles por la noche preparándose para un recorrido que durará aproximadamente dos horas.

 

La gente es paciente pero entre 9 y 9:15 de la noche comienza tímidamente a chiflar pidiendo que se dé inicio al circuito; los organizadores dan últimas instrucciones y repasan la ruta a tomar esa noche.

 

Por fin se inicia y a la mitad del recorrido, cuando parece que los ciclistas no dan más, hay un breve descanso que permite a las cámaras personales captar las sonrisas cansadas de los ciclistas y las familias con niños agotados al tiempo que se acerca una troca negra con un termo gigante en la parte trasera cargado de Gatorade; comienza la vendimia.

 

Pedro Carrasco, mejor conocido como Cabo P, lleva ya dos años ayudando. Conoció a Julio, el organizador, por medio de sus amigos y ahora tiene una tienda de bicicletas y está unido a muchos grupos sociales de ciclistas en los cuales dice busca una “utopía ciclista”: “con la ayuda de varios grupos se puede lograr más fuerza política y social”.

 

La idea de los fundadores es hacer más que un simple recorrido o paseo, lo que pretenden es ver a Querétaro desde otra perspectiva agregando el concepto del cuidado del medio ambiente y de la salud personal.

 

Dos años pedaleando

El 18 de mayo el movimiento cumplió dos años. Con motivo del festejo los organizadores anunciaron que el recorrido iría acompañado de la exposición de documentales y una fiesta al final del mismo frente al Cerro de las Campanas.

 

Julio Espínola, fundador e impulsor de Saca la Bici, recordó que en la primera salida fueron únicamente seis personas, sin embargo manifestó que “hemos madurado, tenemos nuevas actividades y no nos quedamos sólo en los miércoles”.

 

Es así como en este año Saca la Bici se ha dedicado a dar a conocer a toda la comunidad ciclista quiénes son, “ya no es sólo un paseo”, continúa, “es un recorrido para ver las calles de Querétaro desde otra perspectiva”.

 

Si bien un grupo tan grande como el que se forma cada miércoles (300 personas aproximadamente) podría llegar a causar accidentes, Saca la Bici cuenta con el apoyo vial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de dos ‘barredoras’ que tienen como objetivo recoger a aquellos ciclistas que lleguen a tener problemas técnicos con su medio de transporte o para aquellos que sufran de salud.

 

Se trata de dos camionetas que transitan siguiendo al grupo y que llevan además una plataforma sobre ruedas en la parte trasera.

 

“No hemos tenido accidentes, sólo caídas poco graves y bicis accidentadas o dañadas por el uso; nada que no se solucione con buenas palabras”, agregó Pedro, el Cabo P.

 

“Pero primero se necesita cultura social ciclista”. Educación que se puede ir logrando por medio de todos estos grupos que llevan años ya en Querétaro y en la República entera a favor de este movimiento de las dos ruedas.

 

Raúl, el casaca, se entretuvo con todo el proceso, “estuvo interesante, hay buen ambiente; voy a intentar venir todos los miércoles”, expresó.

 

“Yo sé que los ciclistas somos lentos e interrumpimos, pero la verdad es que éste es un medio de transporte económico, rápido y cómodo para una ciudad como

Querétaro, por eso pido a los automovilistas que tengan paciencia y que en algún momento se suban a la bici”, agregó Raúl.

 

Ocasionalmente en el recorrido las ambulancias se hacen presentes, pero principalmente es la Policía del estado la que acompaña, aunque, según palabras de José Gutiérrez, un ciclista fiel al movimiento, “todo depende del humor del comandante en turno; si nos dan o no la seguridad y si permiten las rutas propuestas para cada recorrido”.

 

Piden 5% del presupuesto de egresos para fomento del uso de la bicicleta

 

El movimiento ciudadano Saca la Bici está afiliado al Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) y a la Red Nacional de Ciclismo Urbano y Cicloturismo (Bicired), con el fin de lograr el cumplimiento de un proyecto que busca: infraestructura de calidad, cultura y promoción para la sana convivencia y un marco regulatorio para una ciudad segura y equitativa. De esta manera expresan su petición:

 

“…las organizaciones abajo firmantes solicitamos de manera atenta y respetuosa al gobierno que preside, que en su presupuesto de egresos del 2012, se destine al menos el cinco por ciento del presupuesto de transporte, al fomento del uso de la bicicleta entre los ciudadanos, a fin de alcanzar los niveles de salud, seguridad vial, independencia y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que necesita nuestra ciudad”.

 

Julio Espínola, fundador e impulsor de Saca la Bici, señaló que esta labor no terminará en un simple recorrido, sino que se busca encontrar la forma de lograr todos los objetivos planteados, para así lograr un futuro con movilidad en dos ruedas.

 

Hasta el momento los organizadores del movimiento no tienen patrocinadores. No obstante, Gobierno del Estado y Caja Gonzalo Vega se han visto involucrados en algunos proyectos, entre ellos el de la renta de bicicletas para los recorridos.

 

Con esta agenda los organizadores se han propuesto cumplir sus objetivos indicados en su página web.

 

“Las redes sociales y los blogs han ayudado mucho para la difusión y sin duda hemos crecido aunque aún el proceso está en pañales, pero a pasos forzados se está logrando”.

 

Saca la Bici tiene, además de los paseos nocturnos, distintos programas, como por ejemplo: radio por Internet, paseo a ciegas en bicicletas tandem (con gente que sufre de esta discapacidad), “prestamos nuestros ojos”, dice Julio; recorridos los martes, talleres para aprender a andar en bici para grandes y chicos, taller mecánico, asesoría en proyectos de movilidad con las autoridades del estado, renta de bicicletas para los recorridos, reciclado de bicicletas, proyectos de desarrollo urbano y estudios de diseño urbano.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba