Información

Se quedan Llamas y Carreño sin echarse un taco

El coordinador general de Soluciones Stuardo Llamas y el diputado local Ricardo Carreño fueron cuestionados en rueda de prensa por falta de apoyo a taqueras

Por: Lourdes Durán Peñaloza

Entre aplausos nerviosos y silencios incómodos, durante una rueda de prensa montada en la casa de un vecino de la colonia Santa María Magdalena, la subdelegada Rosalina Sánchez Torres hizo ‘ver su suerte’ al coordinador general del programa Soluciones, Stuardo Llamas Servín, y al diputado local por el segundo distrito, Ricardo Carreño Frausto (PRI).

Respaldada por gente que estaba presente en el anuncio oficial de que se buscará convertir a Santa María Magdalena como “la capital del taco”, denunció que las comerciantes originarias del lugar son constantemente agredidas por inspectores municipales, de manera que ponen en peligro su fuente de empleo, señalamiento que sorprendió a los priistas.

Los funcionarios públicos justificaron su participación en la rueda de prensa en su interés por dar a conocer el trabajo que se realiza en la zona para, de esta forma, proyectar a Santa María Magdalena como “la capital del taco”.

Toma 1: Palabras más, palabras menos

Carreño: Stuardo, muchas gracias por estar aquí con nosotros y por ese constante trabajo que llevas haciendo en todo el estado. Antes era la queja constante de todas las campañas, que nada más nos ven en épocas electorales (…)

Stuardo: Muchas gracias, diputado, por las palabras, muchas gracias por apoyarnos, muchas gracias por sumarte a este esfuerzo; sabemos que eres un diputado que sigue aquí presente, que no eres un diputado de campaña sino que eres uno que está aquí, conviviendo con y apoyando a la gente, como te comprometiste a hacerlo. Muchas gracias por sumarte.

Toma 2: Esfuerzos titánicos

–Saludar en especial a todos los amigos y amigas presentes aquí. A todos los… ¿Cómo les puedo decir? ¿Taqueros, taqueras? –pregunta el hijo del líder de la CTM en Querétaro.

–¡Taqueritas! –grita, sumergida en un mar de carcajadas, una de las asistentes.

–Muy bien… todas estas chicas guapas que aquí nos acompañan, y que ya quieren secuestrar aquí al diputado –comenta incómodo Stuardo Llamas.

–Aquí se queda –contesta otra de las vendedoras.

–De hecho yo las apoyo; aquí se los dejamos, nada más lo devuelven mañana temprano por favor, porque tiene que ir allá a la Legislatura.

Interrumpe el discurso de Stuardo Llamas una de las canciones que hicieron famoso a Chente Fernández: “Acá entre nos”.

Es el celular de Chuyito, habitante de la colonia Santa María Magdalena que forma parte del presídium, y quien minutos más tarde se convertirá en el mesías de los funcionarios.

Mientras Chuyito se apresura a apagar el aparato y Ricardo Carreño hace esfuerzos titánicos para despegar un chicle de su zapato, Stuardo Llamas continúa: de lo que se trata, insiste, es que se reconozca a Santa María Magdalena como el origen de los tacos.

Clímax

La rueda de prensa da un giro de 180 grados cuando la subdelegada de Santa María Magdalena, Rosalina Sánchez Torres, pide hacer uso del micrófono.

Lista, con el discurso atorado en la garganta, empieza. Puntualiza que la gente no quiere únicamente exhibir sus tacos para que prueben su comida y añade que la venta de gorditas y tacos no sólo es una tradición en la colonia, sino también una fuente de trabajo para las mujeres que los elaboran.

Ante la mirada atónita de los funcionarios y el personal de Comunicación Social, llega al punto central de su discurso: constantemente, estas mujeres son agredidas por inspectores que les quitan sus puestos, su mercancía y el dinero que les permite salir adelante a ellas y a sus familias.

Quieren que los apoyen con permisos para que puedan trabajar sin recelo.

“Queremos que nuestra comunidad salga adelante. Muchas mujeres son madres solteras, muchas mujeres son abandonadas por sus esposos o éstos definitivamente no las apoyan aunque estén con ellas, pero ellas lo que tienen son ganas de trabajar y sacar adelante a su familia.

“Lo que queremos es que ellas reciban un apoyo, no económico, sino que las dejen trabajar”, manifiesta la subdelegada.

–Sí, porque hoy me quitaron mis tacos– agrega una de las vendedoras que se encuentra entre el fórum.

Segura, convincente y sin titubeos, Rosalina Sánchez continúa: “lo que queremos no es que les den un refrigerador, una estufa. No. Ellas son gente trabajadora que sabe salir adelante. Lo que queremos es que les den un apoyo para que las dejen trabajar”.

Explica que la Feria del Taco formará parte, por primera vez, de las fiestas patronales en honor a San José y agradece al comité organizador el espacio que hicieron en el programa para que las señoras puedan exhibir lo que saben hacer.

Desenlace

Carreño le sale al paso. Atribuye los conflictos entre las vendedoras y el personal de inspección a malentendidos y cuestiones de comunicación. Es más, se ofrece para ser la vía de comunicación con las autoridades municipales.

Insiste en que el punto central es que la gente conozca, vea y consuma los tacos y las gorditas de Santa María Magdalena.

Don Chuyito, el mesías, le hace segunda; asegura que en el tiempo que lleva de vida nunca había visto personas tan accesibles como Ricardo Carreño y Stuardo Llamas.

“Quiero agradecer la gentileza de mi amigo Stuardo Llamas, de mi amigo Ricardo Carreño; son dos políticos con una sensibilidad enorme. Yo pienso que en el tiempo que llevo de vida nunca había visto unas personas tan accesibles como ellos, y ustedes me pueden decir si miento o no miento”. Y es que nunca les han negado nada, concluye.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba