Información

“Sembrar para vender ya no es negocio”: campesino de Tlacote el Bajo

En 2017, Querétaro apareció en el puesto 27 en cuanto a producción agrícola del país, con un 0.7 por ciento con respecto al total.

Ya no es negocio sembrar, si tú quieres sembrar para vender, ya no es negocio; ahora solo se hace por gusto: no sacas lo que le inviertes”, expresó Rosalío Olvera, campesino habitante de Tlacote el Bajo, ante la situación del campo queretano; quien consideró que del campo ya no se puede vivir; sin embargo, lo hace por gusto.

Rosalío es un hombre mayor de 50, no pasa una altura de 1.65 centímetros; moreno, ojos cansados y manos ásperas y rudas; se encontraba sembrando —ya se pueden ver los surcos—, deja ver el maíz rojo listo para ser plantado con su tractor; se queda viendo al horizonte, donde ya llegó la urbanización y las casas son bastante próximas a su propiedad.

Explicó que gracias a la lluvia del 26 de junio se pudo humedecer la tierra y empezar con la siembra. Tiene que aguardar a que caigan las lluvias debido a que el pozo de la zona no puede abastecer a todo el sembradío. Las lluvias se retrasaron un mes y, en su perspectiva, no causó ninguna anomalía o estrago en su vida.

Antes llovía “cuando debía”, en palabras del campesino. No había tractores; era más trabajo; se hacían de los servicios de la yunta para hacer el arado y de dos caballos: en su caso, mientras uno trazaba los surcos otro sembraba y tapaba la tierra. No vive de ello, pero le gusta seguir sembrando. Los ejidatarios se querían poner de acuerdo para construir un segundo pozo; calculó que corresponden 100 mil pesos por persona y son 15 ejidatarios.

Comentó que tarda cinco meses en que crezca la planta de maíz y una hectárea puede llegar a producir de 7 a 9 toneladas de grano con los respectivos cuidados; sin embargo, en su parcela solo llega a producir 3 toneladas. En 2017, Querétaro apareció en el puesto 27 en cuanto a producción agrícola del país, con un 0.7 por ciento con respecto al total.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba