San Juan del Río

Patrulla Rosa en Tequisquiapan, simbolismo, no confianza: especialistas


Tequisquiapan, Qro. – A un mes y medio de haber iniciado operaciones la patrulla rosa en Tequisquiapan, el Secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Rodolfo Mérida Hernández, aseguró que hasta el momento la patrulla ya ha atendido algunos llamados; y aunque no se tiene un diagnóstico previo sobre la confianza de las mujeres en la policía municipal, la unidad “se queda en una cuestión simbólica”, de acuerdo con especialistas.

Según el secretario, el reporte se realiza a través de la línea de emergencia del 911 y por ese medio se canaliza cuando la situación es competencia de la patrulla rosa.

El 2 de marzo de este año, la administración de José Antonio Mejía Lira entregó en el municipio de Tequisquiapan una patrulla rosa como respuesta a la petición de la asociación Mujeres Hablemos Fuerte, quienes reunieron firmas entre la comunidad femenina del municipio para formalizar la solicitud de la unidad; esto, con la finalidad de que las autoridades destinaran una patrulla que atendiera las llamadas específicas de mujeres en riesgo o situación de peligro.

Respecto al manejo de la unidad, el secretario explicó que se encuentra bajo el cargo de una oficial capacitada en el tema de prevención del delito y que es quien da la asesoría y el acompañamiento a quienes lo requieren, lo que incluye talleres y cursos para efectos de prevención. Asimismo, se canalizan con las autoridades competentes los casos que requieren otro tipo de seguimientos como pueden ser los correspondientes a las áreas de psicología o medicina.

Otra medida a la que el funcionario se refirió para abordar el tema de la violencia de género en el municipio es la implementación de reuniones que tiene la unidad de la prevención del delito con personas de las distintas comunidades, colonias y barrios.

Señaló que el hecho de que exista una patrulla destinada a atender los casos de violencia de género representa confianza en las mujeres que denuncian, sobre todo porque “que son atendidas por personal femenino” y que pueden tener “la confianza de que la autoridad las va a apoyar y sobre todo orientar y guiar para que solucionen este conflicto.”

Al respecto de la implementación de la patrulla rosa en los municipios, la maestra Alejandra Martínez Galán, especialista en perspectiva de género de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), enfatizó que debe existir un previo diagnóstico por parte de las instancias de seguridad para identificar el motivo por el que se piense a las patrullas rosas como una opción de seguridad pública, de manera que se tenga una estrategia para localizar las zonas que más requieren de la atención de una unidad especializada en temas de violencia de género y que la inmersión de la patrulla rosa no sea solo “una acción mediática”.

Por otro lado, señaló que es necesario acompañar este tipo de medidas de seguridad con actividades de capacitación del cuerpo policial.

En ese sentido, la especialista rescató el caso de Victoria Salazar, una mujer salvadoreña asesinada por elementos de la policía en Tulum, Quintana Roo, y enfatizó en que no importa si es una mujer quien atiende las unidades especializadas sin una capacitación enfocada en atención a mujeres víctimas de violencia de género.

Indica también que uno de los motivos por los que no se denuncian los casos de violencia de género es por la falta de confianza en las autoridades, porque no se sabe en dónde realizar las denuncias o porque piensan que serán criminalizadas o revictimizadas.

Sobre este tema, el titular del Laboratorio Universitario de Seguridad Ciudadana, Guillermo San Román, explicó que mientras más nos acercamos a la población vulnerable y menos privilegiada como son las personas indígenas, jóvenes, gente de bajos recursos y a las mujeres, nos encontramos ante personas que históricamente no han sido protegidas por la ley, sino víctimas de esta.

De esta misma manera, hace alusión a las estadísticas sobre el aborto, donde Querétaro ocupa el primer lugar a nivel nacional: “esto no significa que en Querétaro haya más abortos, significa que en Querétaro sistemáticamente se persiguen estos casos. Se criminaliza a las mujeres (…) entonces lo que estamos esperando es que esta misma gente que sistemáticamente persigue a las mujeres de bajos recursos, ahora son los que las van a atender y ahora son los que tienen que generar un vínculo de confianza, sin duda tienen un desafío importante.”

Expresó que el implementar una patrulla rosa especializada en temas de violencia de género tiene un lado positivo, pero que es mayormente simbólico en el sentido de que se comienza a reconocer que existe un problema de seguridad para las mujeres de un municipio, pero que es insuficiente, pues es algo que debe escalar hacia políticas estatales e incorporar políticas de género en todas las dependencias.

Ambos especialistas coinciden en que existe una naturalización de la violencia de género. Por su parte, San Román explica que la policía “solo puede atender síntomas” y que “la policía por definición sólo puede atender mediante violencia”, por lo que no puede considerarse a la patrulla rosa como una implementación de una política pública para acabar con el problema de fondo.

Explicó que las manifestaciones de violencia contra las mujeres que van en aumento como el máximo histórico en feminicidios, el primer lugar nacional en acoso sexual o las estadísticas crecientes en violación equiparada están asociadas a que las mujeres están conquistando espacios tradicionalmente consagrados a los hombres.

Por lo anterior, afirma que es necesario involucrar a los grupos y asociaciones que están trabajando en labores de acompañamiento y apoyo, que trabajan los temas sobre masculinidades, acerca de los hombres y cómo pueden reasumir su lugar en la sociedad ahora que el lugar de las mujeres en los espacios públicos ha cambiado.

“La patrulla no está para atender a las mujeres, la patrulla está para mantener los casos de violencia bajo control. Como todas las actividades de la policía, se trata de mantener el orden, no de asegurar el cumplimiento o el respeto del derecho de los ciudadanos.”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba