San Juan del Río

SJR: Producción de uvas se salva de las afectaciones por sequías e inundaciones

Pese a que la cosecha de uva fue antes de la temporada de lluvias, se espera que la humedad de la tierra sea favorable para el próximo periodo de siembra de la uva, confío Ana María Rosales Moreno, propietaria del viñedo “Tres Sarmientos” ubicado en el ejido de Santa Matilde en el municipio de San Juan del Río.

Además, la también titular de mujeres industriales de Canacintra, señaló que el gobierno debe de estar de la mano con los ejidatarios que pueden plantar viñedos para incentivar este negocio.

La familia de Ana María Rosales tiene más de 60 años de tradición viticultora. La uva, es un cultivo que se da una sola vez al año. De acuerdo con la productora de uva y de vino, la sequía presentada en meses atrás no alteró la productividad del fruto debido a que las afectaciones dependen de las zonas en donde se cultiven; además de que en la preparación también “es necesario un periodo en donde no haya tanta agua”, afirmó María Rosales.

En temporada de sequía, los planes de riego de la Comisión Nacional de Agua (Conagua), se encargan de distribuir el agua en los cultivos por módulos de riego, en este caso, el viñedo pertenece al módulo uno del distrito de riego número 23, que abarca los ejidos de la Llave, el Carrizo, la Valla, San Isidro, Santa Matilde, entre otros.

La producción de uva presenta algunas dificultades, como el lento retorno de la inversión, ya que son aproximadamente cuatro años los que se necesitan para adecuar la tierra para el cultivo.

Para la vitivinicultora, es importante la plantación de la viña, porque genera empleo y atrae el turismo.

En las estrategias para apoyar a los productores del campo, Moreno Rosales consideró importante que el gobierno en las áreas de turismo y agricultura pongan en acción políticas públicas y programas que hagan más fácil el acceso a las plantas de uvas, debido a que es un producto costoso, y que la vid o planta de la uva se tiene que conseguir fuera del estado de Querétaro.

“El gobierno del estado y del municipio, deben de estar de la mano con los ejidatarios que pueden plantar viñedos, o bien, con los dueños de propiedades que tienen la facilidad para apoyar también a generar este tipo de negocio”. Aunado a que el agua no afectó a la producción de uva, Ana María Moreno Rosales, puntualizó en las afectaciones que otros cultivos recibieron por el exceso de agua; como las hortalizas, el maíz y la cebada. Así mismo, consideró que en los próximos meses el precio del sector primario se disparará de manera alarmante, ya que, en el ejido de la Llave por el desbordamiento del Río San Juan, los cultivos de maíz y de cebada tuvieron perdidas de hasta el cien por ciento de la inversión destinada para estos productos alimenticios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba