Información

Tocho bandera, una posibilidad para cualquier edad

Por Abril Suárez

 

Por la necesidad de crear un espacio para que quienes tuvieron un acercamiento con el futbol americano siguieran viviendo la emoción del emparrillado, nació la Flag Football Bajío, una liga en donde se puede practicar este deporte, pero sin el factor de los golpes y los riesgos físicos que generalmente se corren.

 

Esta organización lleva año y medio en funcionamiento. Se juega la modalidad Flag Football o Tocho bandera, que se practica igual que el futbol americano, con la diferencia de que no hay contacto físico, pues no se permiten los bloqueos y las tacleadas; en cambio, un jugador defensivo debe de retirar alguna de las banderolas que su oponente lleva atadas a la cintura. De ahí proviene su nombre.

 

Así, esta liga se ha convertido en un espacio familiar para gente que jugó y quiere jugar futbol americano pero sin los riesgos que implican el contacto físico y los golpes y sin las necesidades físicas que el americano regular exige a sus jugadores.

 

La mayoría de los integrantes de esta liga rebasa los 30 años; el jugador registrado con mayor edad alcanza los 65 años.

 

Isaac Reyes, presidente de Flag Football Bajío, explicó que otro de los fines de esta liga es compartir el juego con las familias, ya que en los partidos siempre es posible ver presentes a las esposas, novias, hijos y madres de los jugadores, además de que más allá de crear una rivalidad entre los jugadores, se fomenta el compadrazgo y la sana competición.

 

Una de las razones que impulsó la formación de esta liga, añadió el presidente, es que después de determinada edad, es difícil encontrar espacios u organizaciones que den oportunidad a los hombres a practicar deportes de conjunto. Por otro lado, asegura que en México el deporte que más se fomenta es el futbol soccer y un poco el básquetbol, lo que relega la práctica del americano.

 

No obstante, afirmó que el futbol americano ha ganado popularidad gracias a los eventos de la NFL.

 

“El futbol bandera comenzó en Estados Unidos en los años setenta y en México a partir de los ochenta (principalmente en mujeres), pero poco a poco hemos ido ganando espacios, incluso México ha ganado campeonatos mundiales”, puntualizó.

 

No ser únicamente “deportistas de fines de semana”

La liga Flag Football Bajío organiza tres torneos cada año, dos largos: el de primavera y el de otoño (que constan de 10 juegos más playoffs) y que tienen una duración aproximada de tres meses a tres meses y medio; y el torneo corto de verano, que dura seis juegos más playoffs, y que principalmente tiene como objetivo el reclutamiento de nuevos jugadores en los equipos, ya que debido a las diversas actividades de los integrantes no puede tener la regularidad ni duración de un torneo largo.

 

Entre los jugadores que es posible encontrar en esta liga hay hombres que en su juventud estuvieron cercanos al futbol americano, que pertenecieron a otros equipos y que practicaron “mucho tiempo”, pero también estudiantes que van concluyendo la preparatoria y al integrarse a la universidad buscan unirse a algún equipo para seguir practicando el deporte y amateurs.

 

“Hay equipos integrados en su mayoría por trabajadores de una misma empresa, hay padres de jóvenes que juegan en los Gatos Salvajes de la UAQ, y un equipo de coaches de los Gatos también, existen equipos de padres de estudiantes de escuelas como la Universidad Contemporánea y Escuela Siglo XXI”, explicó Isaac Reyes.

 

Por otra parte aclaró que a la mayoría de los jugadores se les recomienda practicar alguna actividad física entre semana y no ser únicamente “deportistas de fines de semana”, esto con el objetivo de que mantengan una condición física y no sufran un percance, por ejemplo un paro cardiaco en un juego el fin de semana.

 

Aunado a esto, la liga realiza labores de trabajo social, por ejemplo en la prevención del cáncer cervicouterino, ya que existe una alianza con el Grupo Reto Querétaro, en la cual tienen una campaña constante en la que envían información a todos los integrantes que tienen registrados; esto con el objetivo de concientizar a los hombres de la importancia del asunto en cuanto a la prevención, de modo que ellos al conocer este problema motiven y obliguen a sus madres, hermanas, esposas e hijas a realizarse los estudios preventivos a tiempo.

 

Por otro lado, se difunde una cultura de la prevención de la obesidad, mediante la cual les dan apoyos médicos y nutricionales a los integrantes y jugadores para evitar los problemas de obesidad.

Partidos y entrenamientos

Los entrenamientos corren a cargo de cada equipo ya que algunos cuentan con instalaciones que les son prestadas por sus áreas de trabajo, mientras que otros equipos son multidisciplinarios, lo que les hace más complicados los entrenamientos y el empate de horarios.

 

Los partidos se realizan en las instalaciones del Colegio Celta los sábados por la tarde y los domingos después del medio día, debido a que en las mañanas (los sábados) algunos integrantes trabajan, lo que facilita que se propicie un ambiente familiar.

 

Isaac Reyes recalcó que esta liga no cuenta con ningún ánimo de lucro por lo que no buscan patrocinios como tal, sino que buscan alianzas con empresas a las cuales les interese hacer sinergias, como por ejemplo una conocida tienda de deportes especializada en accesorios para este deporte.

 

Los uniformes, por ejemplo, son un aspecto que se contempla en el reglamento de la organización, por un lado por la presencia de los jugadores, la facilidad para reconocer los equipos y ubicar con más facilidad a los jugadores.

 

Y por otro lado porque es necesario para la práctica del juego de manera más óptima ya que un short con bolsas, por citar un ejemplo, podría fracturar un dedo en caso de que se atore un jugador al momento de arrancar una banderita.

 

Esta liga tiene como requisito ser mayor de edad para que se puedan integrar los jugadores, ya sea que con su equipo completo o si desean juntarse con uno de los equipos que ya están dentro. Y aunque no se les pide una cuota, los integrantes dan una cooperación con la cual se pagan las instalaciones y el arbitraje de los partidos, además de algunos beneficios como la hidratación durante los partidos.

 

Finalmente destacó que la liga hace referencia a toda la zona del Bajío porque, además de llevar una buena relación con otras ligas, tiene como objetivo reunir a varias ligas de modo que se puedan homologar criterios como la administración del deporte, las reglas y algunos otros aspectos, ya que hoy en día “cada quien la juega como puede”.

 

Entre los equipos más destacados mencionó a los Pandas Gigantes, que está conformado por padres de los jugadores de los Gigantes de Querétaro, quienes fueron los ganadores del tercer torneo organizado, y a los Gatos Pro, integrado por los coaches de los Gatos Salvajes, quienes fueron campeones en los primeros dos torneos de la liga.

 

No obstante aseguró que hay muy buen rendimiento en muchos otros equipos como los Troyanos, los Beerkingos, los Monsters, los Guerreros y los Atléticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba