Información

Trenes subterráneos, presupuestos sin fin

La construcción de la línea 3 del “Metrorrey”, inició en 2013 y concluyó hasta 2019, pero no podrá operar hasta 2020.

Las construcciones de sistemas de transporte metropolitano —o, como se les conoce, ‘metros’— en otras ciudades del país han contemplado el uso de recursos superiores a los contemplados originalmente; lo que ha derivado al mismo tiempo en un retraso en las obras. Ha sido el caso de Guadalajara, Jalisco, así como en Monterrey, Nuevo León.

La construcción de la línea 3 del “Metrorrey” inició en 2013 y estaba contemplado que terminaría en 2015; sin embargo, la construcción de la estructura concluyó hasta 2019 y no podrá operar hasta 2020 porque no cuenta con los vagones necesarios. El gasto estimado inicial era de 5 mil 692 millones de pesos, pero en 2015 la inversión ya superaba los 8 mil 39 millones; en 2018 ya sumaban 3 años de retraso y el costo ya alcanzaba los 9 mil 600 millones: cerca del doble de lo considerado al inicio.

En Guadalajara está en construcción la tercera línea del tren eléctrico urbano, obra que contempla 18 estaciones. Empezó en 2014 con un presupuesto inicial de 17 mil 692 millones de pesos y estaba planeado que concluyera en 2017; sin embargo, para 2018, y sin concluir, la obra ya había superado los 28 mil 661 millones de pesos.

Pese a que en 2019 se anunció una inversión por mil 756 millones de pesos más, el recurso no fue suficiente. Por ello, Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), anunció otros 3 mil millones para alcanzar los 34 mil millones de pesos, que por poco alcanzan el doble del presupuesto inicial.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba