Información

Un nuevo grito en Septiembre

Contenido exclusivo para la edición digital

Foto: Mariana Díaz

Por: Mariana Díaz Ramírez
“Velada inolvidable”, dice el encabezado de una de las notas que publicó el a.m. de Querétaro en la mañana del 16 de septiembre …y vaya que lo fue, aunque no creo que a José Calzada el recuerdo le sea muy grato.

 

El olor de los antojitos mexicanos y la algarabía patriota de cada 15 de septiembre llenaron el centro histórico igual que cada año, pero hubo algo que fue distinto: la presencia de los movimientos #YoSoy132 Querétaro, Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT), Artículo 39, el Frente Civil Queretano y las personas que de manera independiente llegaron a la plaza para dar el grito de “viva México sin PRI”, hicieron de esta celebración una menos tradicional y que, a mi parecer, es el reflejo de la pluralidad que, aunque el a.m. no haya publicado, ya no se puede ocultar.

Para entrar a Plaza de armas era necesario pasar por una revisión, así que mientras la policía esculcaba mi bolsa, se formaron en la fila cinco manifestantes del cientotreintaidós: eran cuatro chicas en minishort y brassiere, con los torsos, pechos, abdomen y brazos pintados de un verde amarillento. En la espalda de una de ellas se leía “FR”, en otra una “A”, en la siguiente “UD”, y claro, una «E” en la última espalda. A un lado, en la fila de los hombres se formó el quinto manifestante con bodypaint, él iba pintado de blanco y en su pecho tenía escrito “yo soy 132”.

Eran como las 6 de la tarde. Cuando los chicos pintados intentaron pasar, los policías los detuvieron. Después del intercambio de argumentos -“tengo derecho a manifestarme”/“pero semidesnudas no, hay familias”/”Ninel Conde tenía menos ropa ayer y cantó aquí frente a las familias”/“tápense o no pasan”- las muchachas y el compañero se taparon los letreros.

Además de la semidesnudez, tuvieron que abandonar también las mantas con consignas antiPRI, el códice donde se relataba entre frases, datos y dibujos algunos fragmentos de la historia de México y la mega bandera que habían pintado durante la mañana; y es que habían estado en la Plaza de la Corregidora desde temprano, pintando un escudo nacional en donde el águila, en vez de estar tragando una serpiente, tenía en el pico un dinosario con el logotipo del PRI …La verdad es que más allá del tema jurídico, era un dibujo muy bien hecho, con colores brillantes y trazos muy al estilo precolombino.

De cualquier forma, ellos eran sólo los manifestantes vistosos porque en las siguientes dos horas llegaron más integrantes de los movimientos, cargados de mantas escondidas: “¿quién quiere mantas para al rato? …pero guárdenlas para que no nos saquen ahorita” una chica se sacó cuatro letreros que traía debajo de la blusa, otros seis del pantalón y dos más que traía en los zapatos …como ella, varios. Foto: Mariana Díaz

La Plaza de armas se llenó, pero nunca al grado en que yo esperaba, porque en otros años lanzárse a ese tumulto se siente como entrar al metro tacubaya en hora pico, y esta vez uno podía mantener intocable su espacio personal sin ningún problema.

Desde el escenario, el mariachi tocaba “cielito lindo”, “canta y no llores”, y otras tantas del repertorio tradicional. Después de cada canción, los manifestantes gritaban consignas como “engendro del mal, reforma laboral”, “Peña no ganó, Calzada lo ayudó” (y otras tantas que ya también se han vuelto tradicionales).

Pero después de las primeras cuatro o cinco canciones dejó de haber pausas y empezó el popurrí: largo largo para aplacar a las voces incómodas. Y como los ánimos estaban muy festivos, durante la cantada se improvisaron frases para adaptar las letras originales, al sentimiento antipriísta: al “México lindo y querido” le cambiaron: “si muero dentro de ti, que digan que fue luchando contra la mierda del PRI”, y en el “Cielito lindo” cantaron: “canta y no llores, porque cantando se olvidan, cielito lindo, los pinches fraudes”.

Alrededor del grupo había de todo un poco: gente que miraba incómoda y otros que se unían a las consignas; hubo quien incluso le dijo a un chico del #YoSoy132 “haciendo esto pierden más de lo que ganan, déjennos disfrutar la fiesta”. Pero cuando llegó la mera hora del grito, la voz “sin PRI” se escuchó desde lugares más allá de donde estaba el núcleo de integrantes y simpatizantes de los movimientos.

Cuando José Calzada salió al balcón, se asomaron todas las banderas de la plaza y desde el núcleo antiPRI salieron: una bandera con el listón negro en señal de luto y otra aún más heavy, que no tenía ni verde ni rojo, sino simplemente negro en ambos lugares. Luego cantamos el Himno Nacional mientras en la gran pantalla veíamos una escolta con hombres trajeados que en vez de marchar, se dirigían con pasos aguados y descordinados hacia el interior del palacio de gobierno.

Acto seguido: todo fue tan rápido que ni tiempo me dio de asimilar que ya estaba gritando. Yo estaba en la mera bola de revoltosos, así que el grito “sin PRI” opacó para mis oídos los tradicionales “vivas”; me alejé un poco, por la curiosidad de escuchar qué grito sonaba más fuerte y aún así tuve la impresión de que el nuevo grito se escuchaba por encima del vitoreo.

Finalmente Calzada volvió al interior del Palacio de Gobierno y en la plaza permaneció estridente la voz de los movimientos y de personas alrededor, que unidos en el grito rítmico de “Fraaauuude fraauude fraude fraudefraudefraudefraude…” sacaban todas las mantas que habían guardado hasta ese momento.

Foto: Mariana DíazCon las mantas, letreros, banderas y demás cosas, los manifestantes mostraban ante las cámaras de los periodistas, su repudio a Enrique Peña Nieto, al PRI, al fallo del TEPJF, al fraude…

Particularmente un fotógrafo, en su intento por captar la escena, se topó con un grupo de señoras que desesperadamente brincaban y se movían y alzaban las manos y hasta agitaban pelucas tricolores para evitar que pudiera sacar la foto… se veía muy gracioso, pero el afán tan intenso por ocultar la situación, sí que me vino a la mente cuando leí “Velada inolvidable”.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba