Información

Una crónica del “nuevo rostro del PRI-Gobierno”

Por Gerardo Ayala*

Según el IFE, durante el mes de marzo no es posible que las/os candidatas/os hagan campaña política, mientras los gobiernos federal y estatales en turno, con recursos públicos y a través de programas sociales, arrancan campañas. Ése fue el caso este 12 de marzo en que “Soluciones”, programa social del Gobierno Estatal, se hizo presente en la emblemática colonia Vista Alegre Maxei, primera en Querétaro en organizarse de manera autogestiva y popular a mediados de los años ochenta, territorio reconocido como inspiración de muchas otras luchas sociales, indígenas y campesinas, obreras y magisteriales.

 

 

Acostumbrados a estar vinculados con la izquierda democrática, de repente y sin decir agua va, nos llega una brigada muy bien organizada en montar escenarios tipo circo, con carpa, sillas, jilgueros y oradores que despliegan los beneficios de un programa social, como si estuvieran en plena campaña política, durante más de dos horas hicieron esperar a la gente para repartir 300 cubetas de impermeabilizante; siendo necesario llenar formatos y firmarlos, formarse en grandes colas, escuchar a oradores con voces engoladas, alabanzas y promesas cumplidas del gobernador José Calzada y su gobierno de soluciones.

Lunes 12 de marzo a las 16:00 horas. En la esquina de Valparaíso y Campo Alegre, llega la avanzada de la coordinación operativa del programa Soluciones, impecablemente uniformados con sus inconfundibles camisas rojas y chalecos beige, se apropian y cierran la calle, colocan una gran lona, sillas y sonido sobre Campo Alegre, entre mi casa y el domicilio del profesor Sergio Jerónimo Sánchez reconocido luchador social y uno de los principales líderes de la Maxei.

Un equipo de aproximadamente de seis hombres jóvenes y cuatro mujeres, celular en mano, dan indicaciones y mandan mensajes, en ambos sentidos de la calle Valparaíso, dos camiones Torton repletos de cubetas con “impermeabilizante para tu vivienda, sólo necesitas llevar copia de credencial de elector y de comprobante de domicilio”, según el volante repartido casa por casa desde el viernes anterior. Salgo y pregunto a un joven que en sus manos llevaba gran cantidad de papeles, ¿y si voto por AMLO? “No importa, los programas sociales son para todas las personas, son las indicaciones de Pepe”.

16:30 horas. Un sujeto con gorra de explorador organiza a la gente en una sola fila que en minutos llega casi a la esquina de Mimiahuapan, reparte un cuestionario y pide que lo firmemos en los recuadros especialmente diseñados para el caso, abajo una nota minúscula dice: Este programa es público y no pertenece a ningún partido político.

Al fondo se escucha una voz imitando el tono del spot del IFE “los voy a denunciar a la FEPADE”, a lo que el joven de camisa roja responde rápidamente “esto no es campaña partidista, ni pertenece a partido político alguno”.

En la fila muchos son los comentarios y murmullos que se escuchan: “Hay que aprovechar ahora que están regresando un poco de todo lo que se roban”; “Ahora si mis impuestos están trabajando”; “¿Por quién tengo que votar para que me toque una cubeta?”; “Ese ya van dos vueltas que da”.

17:50 horas. Llegan al frente de las sillas varios sujetos regordetes, por lo menos dos con cinturón piteado y relojes de relumbrón, camisas rojas y alguno con guayabera blanca, una de las mujeres del estrado toma el micrófono y dirigiéndose al público dice: “A nombre de los vecinos de la colonia quiero agradecer que nos acompañan nuestros candidato… perdón, perdón, altos funcionarios de gobierno”, mientras entre el público asistente, las risas no se hicieron esperar.

La misma oradora después del lapsus dice: “es que en la colonia hay muchos pobrecitos”. Y entre las sillas algunos se voltean a ver entre sí como preguntándose, ¿a quién se refiere?

Algunos vecinos improvisan y sacan copias de un volante que reparten invitando a recibir en el auditorio de la colonia al Coro de Acteal y Las Abejas que se presentan esta semana en el Teatro de la República y en la UAQ.

Atónito por la cantidad de gente movilizada y formada en la gran fila por una cubeta de impermeabilizante, movido por una curiosidad antropológica, lleno los requisitos, me formo y sigo las instrucciones del sujeto de la gorra de explorador, observo y platico con vecinas/os conocidas/os, muchas mujeres, algunas con la cabeza blanca, jóvenes, hombres maduros, algunas personas llegan en carros a donde suben su cubeta y su rodillo, “ahora sí están atendiendo las necesidades de la gente” y la principal oradora arenga, “en unos días más traeremos la pintura para sus casas y verán como sí cumplimos”.

19:00 horas. Misión cumplida “el programa Soluciones trabaja para ti”. Se llevan sillas, lona y camiones, la calle poco a poco vuelve a su normalidad cotidiana.

Me retiro a mi casa con mi cubeta y un niño me ofrece ayuda con su diablito, la acepto y me retiro pensando, ¿qué es lo que la gente necesita realmente?, ¿por qué se siente convocada?, acaso su necesidad es realmente una cubeta de impermeabilizante o, ¿aprovecha para saludar y reconocerse entre sus vecinas/os, platicar un poco?

*Vecino de la Colonia Vista Alegre Maxei

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba