Información

Universitarios combaten violencia escolar en escuelas de educación básica

EXCLUSIVA

Foto: Cortesía

Por: Tanya Araujo / Prensa UAQ

Por medio del proyecto “Disminución y visualización de la violencia escolar”, alumnos de las Licenciaturas en Criminología y Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) buscan combatir las distintas formas de violencia escolar, apoyados por el Fondo de Proyectos Especiales de Rectoría (Foper).

 

Los estudiantes Gabriela Benítez Licona y Cristian Leonardo Juárez Cruz, del quinto semestre de Criminología, así como Laura Benítez Licona y Eduardo Perea Troncoso del séptimo semestre de Derecho, han implementado un programa de aprendizaje simbólico en la primaria “Centenario” mediante el cual buscan prevenir la discriminación y la violencia verbal y física.

Gabriela Benítez Licona detalló que desde hace tres meses trabajan con 750 alumnos de los 18 grupos de la primaria, a quienes se busca “formar como individuos en un medio escolar sano; fomentar un ámbito de denuncia con el respeto a las reglas y atender las necesidades del alumno que crea problemas.

“Empezamos con dinámicas de empatía y en los salones manejamos caritas de colores: la amarilla significa discriminación, una verde es violencia verbal, la roja es física y empleamos una carita blanca para indicar que un grupo tuvo un día sin violencia. Buscamos que desde las edades más tempranas se identifique el problema y nos ayuden a crear una conciencia colectiva”, agregó Benítez Licona.

El proyecto también maneja un buzón de denuncia anónima y trabaja para convertir a un “alumno-problema” en “alumno-clave”, todo ello con el apoyo psicológico que brinda la Karla Ulloa, docente de la Licenciatura en Criminología que atiende un caso por semana.

Los universitarios señalaron que de acuerdo a lo que han detectado, de primer a tercer grado la problemática mayor es de discriminación; de tercero a sexto la violencia verbal, mientras que la física está presente en todos los grados.

En este sentido, manifestaron que ha habido una buena respuesta tanto de las autoridades de la Primaria, de padres de familia y de los propios alumnos, con quienes además conviven durante el recreo fomentando actividades recreativas. Así, han observado que hasta el momento el grupo con mayores avances es el de sexto grado.

Finalmente, invitaron a los interesados a sumarse al proyecto cuya vigencia será de seis meses, tiempo en el que pretenden “educar al niño de hoy para no castigar al adulto del mañana”.

{loadposition FBComm}

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba