Información

Violencia de género: Nuevo protocolo, una simulación que agravará el problema

Protocolo Único de Atención y Asistencia Integral a Personas en Situación de Violencia de Género llega a agravar la problemática que ya existe en Querétaro, pues además de ser ambiguo en varios puntos -como quiénes pueden atender a las víctimas- se muestra una falta de compromiso por parte del gobierno de Querétaro, subrayó Maricruz Ocampo -activista y directora general del Centro Latinoamericano para la Paz, la Cooperación y el Desarrollo.

Tuvieron que pasar más de dos años desde el feminicidio de Nancy Guadalupe, la mujer que escribió “no quiero morir” en una carta al gobernador, para que el Protocolo saliera publicado en La Sombra de Arteaga el pasado junio. Aquel asesinato llevó a la reflexión sobre los protocolos de actuación de las autoridades en estos casos, sobre todo porque Nancy, asesinada frente a su hija, ya había pedido ayuda, pero hubo omisiones, contradicciones, negligencia y completa falta de perspectiva de género por parte de instituciones, lo que llevó en su momento a una recomendación de la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ).

Así, Ocampo Guerrero manifestó que el protocolo no cuenta con lo necesario para asegurar un correcto tratamiento de los procesos de denuncia de las mujeres víctimas de violencia de género. Desde los orígenes del protocolo existen ciertas confusiones de conceptos que no terminan de aclararse ya que la violencia de género no se ejerce de manera igualitaria para todas las personas por ello debería haber protocolos especializados.

En agosto de 2020 la Secretaría de Gobierno contactó a diversas colectivas feministas y organizaciones civiles para que pudieran revisar el protocolo y extender sus comentarios; Maricruz Ocampo fue una de ellas. Entre los comentarios realizados por la activista se encontraba que existen muchas ambigüedades en el lenguaje utilizado, así como en las indicaciones que se deben seguir para llevarlo a cabo. Aunado a esto se utilizan como fuente estudios caducos y se mencionan instituciones y departamentos de gobierno inexistentes.

“No nos parece correcto que se pretenda implementar un documento que evidentemente no solamente no resuelve un problema, sino que incluso lo agrava” aseveró la entrevistada al realizar una crítica hacia la parte del protocolo que indica que cualquier funcionario público puede atender a una víctima de violencia de género, pero deben estar totalmente capacitados sobre el proceso a seguir al atender a una víctima de violencia de género.

Añadió que tampoco se indica de manera clara cuáles son los pasos específicos a seguir ni las autoridades correspondientes que atenderán los casos además de que otorgar a cualquier funcionario público la capacidad de intervenir en una escena de violencia, puede propiciar malentendidos.

La activista apuntó que, al realizar la retroalimentación de lo observado en el protocolo, las respuestas que obtuvieron fue que no incluirían ninguna de las correcciones que se proponían ya que el protocolo había sido avalado por otras asociaciones y un grupo de expertos. No obstante Maricruz señaló que hasta el momento se desconoce quiénes fueron las personas que supuestamente “dieron el visto bueno” sobre lo desarrollado en el protocolo.

“Yo creo que nuevamente tenemos frente a nosotros una gran simulación, y hacer un documento de esta manera como se publicó habla de la falta de compromiso que existe por parte del gobierno del estado de Querétaro para actuar correctamente y generar las condiciones que cambien la situación y la posición de las mujeres” subrayó la experta.

Un protocolo que llega 2 años después…

Fue en Enero de 2020 cuando en la 7ma Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Seguridad se aprobó la realización del Protocolo Único de Atención y Asistencia Integral a Personas en Situación de Violencia de Género, protocolo que de acuerdo con lo señalado por el secretario de gobierno del estado, Juan Martín Granados Torres, es el primero de su tipo en el país lo que convertiría a Querétaro en “el único estado que asiste y atiende de manera integral a las víctimas de violencia de género” según palabras del propio secretario.

Casi dos años después se publicó la versión el protocolo de 50 páginas. De acuerdo con lo descrito en este documento se define al protocolo como una herramienta para todas las áreas operativas de las instancias municipales o estatales en el estado de Querétaro con la finalidad de contar con lineamientos de acción concreta que propicien el romper con la evolución progresiva de la violencia de género, además de unificar la actuación de las áreas operativas para homologar un modelo de atención y asistencia a las personas en situación de violencia de género. Dentro de los propósitos generales está el poder “lograr una actuación empática y eficaz de todas las personas adscritas al servicio público, ante la solicitud de o de denuncia de una persona víctima de violencia de género” además de promover entre las instituciones y la ciudadanía una sensibilización sobre el tema.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba