Invitados

Neblinas

La belleza del paisaje boscoso y el canto de los pájaros es lo primero que advierten quienes llegan por primera vez a Neblinas, comunidad perteneciente al municipio de Landa de Matamoros, sin embargo, esa impresión es la fachada tras la cual existe una realidad social de abandono, marginación, desempleo, migración y pobreza, situación que, por lo demás no es exclusiva de este lugar, sino de la Sierra Gorda.

Sin dudar, los lugareños priorizan la falta del encarpetado de la brecha de terracería de diez kilómetros, una demanda intergeneracional en la que llevan veinte años de gestión ante autoridades de oídos sordos.

Migración

Después de la idílica visión paisajística del este lugar que figura en el Mapa Etnográfico del Instituto Electoral del Estado de Querétaro y es catalogado indígena por usos y costumbres, a la entrada está la primera señal de angustia, es una ermita dedicada a Santo Toribio Romo, patrón de los migrantes, porque aquí, para las y los adolescentes, salir de la secundaria equivale a graduarse de migrantes para buscar en Miami mejores condiciones de vida, arriesgando el pellejo en el trayecto.

La ruta del café

En Neblinas existen alrededor de cincuenta personas que cultivan café, de un total de doscientas personas de Landa de Matamoros que cuentan doscientas setenta hectáreas, entre las que también figuran las comunidades de Agua Zarca, Cerro de la Palma y Tangojó. La producción es de café cereza tipo arábiga.

Noche de fuego

En 2019, durante cuatro meses, en este lugar fue filmada la película Noche de fuego, situación por la que la gente se sintió bendecida puesto que fue contratada en diversas actividades, con pagos de trescientos cincuenta pesos por ocho horas de trabajo, cuando lo que más gana un jornalero en la región es de doscientos pesos.

Además, la directora Tatiana Huezo donó a la comunidad una antena satelital para que los neblinenses cuenten con señal de telefónica y de Internet. Antes la gente tenía que remontar lo alto de una montaña para obtener la señal y comunicarse con sus familiares en Estados Unidos o en algún otro lugar de nuestro país.

Peregrinos

Antes de la pandemia, este lugar que no rebasa los ochocientos habitantes, cada año recibía alrededor de diez mil peregrinos que aquí se concentraban para caminar al Tepeyac y a nadie le faltaba un taco, un jarro de café y un lugar para dormir.

Pobreza y marginación

En Neblinas existen grandes extensiones territoriales de miles de hectáreas, concentradas en unas cuantas personas Carlos Moreno, Ramiro Díaz y la familia Medina, en tanto que la mayoría de la gente únicamente cuenta con predios de quince por veinte metros para vivir.

De acuerdo a las estadísticas del Inegi de 2020, casi la mitad de los habitantes del municipio de Landa de Matamoros vivían en pobreza moderada, el 11.1% no tenía acceso a sistemas de alcantarillado; el 26.8% no contaba con red de suministro de agua; el 4.51% no tenía baño y el 1.8% no tenía servicio de energía eléctrica.

Salud

En 2016 el gobernador Francisco Domínguez inauguró el Centro Comunitario de Salud, que es atendido por un médico residente, un médico pasante, una enfermera y una dentista que atienden de lunes a viernes, en un horario de ocho de la mañana a las tres y media de la tarde y, ante cualquier enfermedad, únicamente les recetan paracetamol. Fuera de esos días y horarios no hay atención por lo que los lugareños, en casos de emergencia, tienen que acudir a los servicios de salud públicos o privados de Agua Zarca, Jalpan o Xilitla, en el estado de San Luis Potosí.

En aquella ocasión el mandatario queretano que llegó a Neblinas en helicóptero, para salvar los 269 kilómetros de distancia desde la ciudad de Querétaro, prometió a los landenses una ambulancia aérea en El Lobo, para los casos urgentes de atención a la salud, sin embargo, la promesa quedó en el aire y ahora, tampoco cuentan con la ambulancia que las autoridades locales les quitaron para llevarla a otra comunidad.

Seguridad

La inseguridad también afecta a esta población, sobre todo desde que las autoridades municipales quitaron el módulo de vigilancia, así como la patrulla y los policías que estaban en la comunidad. Y ahora sólo ocasionalmente llega una patrulla a realizar rondines.

Neblinas no está a salvo de drogadicción, narcomenudeo, alcoholismo, abigeato, robos a los planteles escolares y casas habitación. El Telebachillerato Comunitario ha sufrido tantos robos, que alumnos y personal docente realizaron un paro para exigir vigilancia policíaca.

Faenas

Aunque en Neblinas existen grupos que apoyan políticamente a diversos partidos, cuando se trata de realizar mejoras comunitarias en los planteles escolares, en caminos y brechas, los resuelven por medio de faenas en las que participan mujeres, niños y hombres, en tanto que los migrantes en Estados Unidos también apoyan monetariamente.

Transporte público

En esta comunidad no existe ni ha existido servicio de transporte público. Quienes salvan la movilidad local son los llamados raiteros, vecinos que utilizan sus camionetas particulares que cobran cien pesos a Agua Zarca, de ida y vuelta; a Xilitla, San Luis Potosí, trecientos pesos. A ambos lugares los lugareños acuden al mandado y a las oficinas de telégrafos por las remesas que reciben de sus familiares en Estados Unidos. En las urgencias por enfermedad u otra causa, los raiteros cobran a Agua Zarca cuatrocientos, en tanto que, a Lagunita, Jalpan y Xilitla mil pesos.

Agua potable

En Neblinas no existe pozo de agua potable. Desde 2003 el agua llega de un manantial entubado ubicado en Río Verdito, en un predio de Miguel Rubio Ponce, quien se los intercambió por cuatrocientos tubos de una pulgada y el apoyo político para llegar a la presidencia municipal de Landa de Matamoros.

Después de recorrer alrededor de diez kilómetros, por gravedad, el agua del manantial es almacenada en un tanque con capacidad de quinientos mil litros. Sin embargo, llega disminuida porque en el recorrido que atraviesa diferentes predios y potreros, los ganaderos la extraen de manera ilegal, lo que se ha convertido en una forma de huachicoleo hídrico. Los lugareños han detectado siete tomas clandestinas para dar agua al ganado mayor y menor de la zona.

Además, desde hace seis años la delegación de Neblinas paga tres mil pesos anuales a la familia Rubio, dueña del predio en el que está el manantial y cada familia coopera con una cuota. Cuando llega a faltar el agua del manantial de Río Verdito, los vecinos tienen que acudir a otros manantiales cercanos, pero tienen que bajar y subir por las laderas de las montañas.

Tinacos por votos

El envilecimiento de la población durante los procesos electorales corre a cargo de las y los candidatos oficiales, primero cuando el PRI fue gobierno y ahora con los del PAN. En un banquete de corrupción sin medida, cada tres años las y los candidatos oficiales recurren sin pudor a la compra de votos. De acuerdo a los vecinos, en 2021, los votos estuvieron tasados en 500 y en mil pesos en efectivo y/o a cambio de materiales de construcción tales como varilla, sacos de cemento y tinacos.

Fue de este modo que la panista Marina Ponce León logró la reelección al frente de la presidencia municipal de Landa de Matamoros; en la casilla de Neblinas obtuvo 306 votos, en tanto que el candidato del PRI se quedó con 280 y el de Morena con 104.

Sin embargo, meses después, cuando fueron las elecciones en las ocho delegaciones municipales, como no hubo compra de votos, los resultados no le favorecieron al PAN porque sólo ganó El Lobo, Tres Lagunas y Santa Inés, en tanto que la oposición se quedó con Agua Zarca, Acatitlán, Lagunita, Tilaco y Neblinas, en donde Feliciano Cruz Ramírez ganó con 165 votos, quedando el candidato panista con 90.

El delegado municipal

Feliciano Cruz Ramírez es una persona comprometida. Es solidario con los más necesitados, sobre todo con las y los ancianos que viven abandonados sin techo y sin alimentos de Neblinas, a quienes canaliza la ayuda de los mismos vecinos que cuentan con un poco más de recursos, porque debido a la pobreza extrema, no basta con la ayuda que reciben del programa federal de apoyo a los adultos mayores.

Sin embargo, al ser opositor al gobierno municipal y estatal, no es tomado en cuenta por las autoridades que, cuando llevan apoyos de algún programa, no le informan. Además, mientras que a los delegados afines a la administración panista les pagan 7 mil mensuales, a Feliciano le dan la mitad.

Por esta razón, para complementar el sueldo, Feliciano, en su tiempo libre, vende helados y paletas a bordo de un auto compacto adaptado para tal fin.

Brecha de terracería

La demanda más sentida y urgente de los habitantes de Neblinas, es el encarpetado de los diez kilómetros de la brecha de terracería que los comunica con Agua Zarca y que, desde hace veinte años, han solicitado a las autoridades locales y federales.

Los lugareños y sus trocas se empolvan en el trayecto del camino en la temporada de estiaje y cuando llueve es peor porque quedan incomunicados por derrumbes y la acumulación del agua en algunos tramos debido a que tampoco se le da mantenimiento a la brecha.

En los procesos electorales, no sólo candidatas y candidatos prometen el encarpetado, sino que el gobierno municipal y el estatal mandan topógrafos para que midan y tracen el camino. Las primeras ocasiones los lugareños se entusiasmaron porque creyeron que ahora si tendrían carretera asfaltada, sin embargo, después se dieron cuenta que era un engaño para que votaran por los candidatos oficiales.

En las elecciones de 2021, la entonces diputada Connie Herrera, les prometió que, si votaban por Mauricio Kuri González, el nuevo gobierno les encarpetaría un tramo de trecientos metros, lo que, a consideración de los neblinenses, fue una burla.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba