Opinión

1D la vendetta

Por: Ángel Balderas Puga

“¡Qué tiempos éstos en que hablar sobre árboles es casi un crimen porque supone callar sobre tanta alevosía!” Bertolt Brecht.

La “vendetta” significa venganza en italiano. Es un término muy usado por la mafia que hoy podemos aplicar a lo que muchos vimos el pasado 1° de diciembre en la ciudad de México el día de la culminación de la imposición de Enrique Peña Nieto en la Presidencia de la República luego del enésimo fraude electoral.

 

11 de mayo

La venganza se dirigió, principalmente, contra el movimiento de jóvenes #YoSoy132 que nació el pasado 11 de mayo cuando Peña Nieto, candidato a la presidencia de la República, visitó la Universidad Iberoamericana y fue duramente cuestionado por la represión en Atenco, Estado de México. Durante la campaña electoral presidencial dicho movimiento se mostró sumamente crítico con la candidatura de EPN y parece ser que el 1° de diciembre fue un primer momento para un ajuste de cuentas pues se trata de criminalizar la protesta social.

Los infiltrados y los provocadores

Como se ha hecho en otros países, todo parece indicar que el Estado mexicano infiltró a agentes de civil en las previsibles marchas de protesta que se dirigieron hacia la Cámara de Diputados para protestar el día de la toma de posesión de EPN.

El 3 de diciembre el periódico Reforma publicó el testimonio de integrantes de la “Unión de la Juventud Revolucionaria México”, los que declararon a la policía que fueron citados a las siete de la mañana en el metro San Lázaro. Tenían la orden de destruir todo cuanto estuviera a su paso y cobraron por ello 300 pesos aunque no dijeron quién los contrató.

En fotos, videos y testimonios se muestra cómo jóvenes que participaron en los destrozos a negocios de la avenida Juárez nunca fueron molestados ni por la policía del Distrito Federal ni por los federales. Hay diferentes testimonios gráficos que muestran que en las inmediaciones de San Lázaro había grupos de jóvenes de civil captados en diversos momentos del lado de la Policía Federal (algunos de ellos con pantalón color caqui, playeras negras y un guante negro, algunos encapuchados). Por ejemplo, puede verse en YouTube el video “Refriega afuera de San Lázaro durante toma de protesta de EP”.

Hay varias fotos que muestran a jóvenes saqueando un negocio para robarse unos cuantos refrescos. ¿Se imagina a un joven del ITAM o de la Ibero saqueando un negocio para robarse tres refrescos? ¡Absurdo!

Detener pero no a los responsables

En lugar de detener a los responsables de los destrozos a negocios la Policía Federal y también la capitalina arremetieron contra mucha gente inocente cuya única culpa había sido manifestarse pacíficamente ese día contra la imposición de EPN, tal como se hizo en decenas de ciudades de todo el país ese mismo día.

Cada día surgen más testimonios y datos de personas inocentes que fueron detenidas ese día incluso lejos de los lugares de los destrozos, estudiantes, jóvenes y adultos sin palos o bombas molotov, sin cascos en la cabeza o sin pasamontañas. En el video “Anciano golpeado por granaderos del DF y jóvenes atacados” (ver en YouTube) se muestra la terrible alevosía con la que es agredido un anciano por varios policías y una vez derribado es golpeado varias veces ya tirado en el piso. Los policías incluso agraden a personas que tratan de ayudar al anciano. La turba de policías se aleja y deja al anciano sangrante.

Como se señala en una nota de La Jornada del 5 de diciembre, entre los detenidos hay profesores y alumnos destacados con altos promedios, varios de ellos fueron detenidos mientras caminaban por zonas donde hubo desmanes o cuando intentaban sumarse, de manera pacífica, a la protesta que se realizaría en el Zócalo.

A las mujeres detenidas las enviaron al penal de alta seguridad se Santa Martha Acatitla como si fueran criminales de alta peligrosidad.

Las consecuencias del fraude

Seguramente los promotores del fraude electoral del 2012 quisieran que la gente se olvidara de eso, tal como lo intentaron, inútilmente, con el fraude de Felipe Calderón.

La cantidad de vallas colocadas en las inmediaciones de la Cámara de Diputados es directamente proporcional al tamaño del miedo a la gente. Saben que hicieron fraude y saben que la gente también lo sabe y eso explica su miedo y su mala conciencia.

Esas vallas y su instalación tan temprana también son la más flagrante evidencia del abismo que media entre una clase política de miras cortas y sus supuestos representados.

Esa clase política que sólo busca privilegios personales para ellos, su familia o sus amigos en vez de comportarse como verdaderos patriotas con visión de largo plazo.

El cinismo extremo

Estuvo en Querétaro la “doctora” María Marván Laborde, consejera electoral del IFE, para decir que ¡“la credibilidad del IFE está intacta pese a las dos últimas elecciones presidenciales”! ¡Se atrevió a decir que no se revisan los votos nuevamente “por respeto”! ¿Creerá esta “académica” que todos nos chupamos aún el dedo? Mientras estos consejeros se sigan moviendo bajo dogmas y negando los datos, su “prestigio” se seguirá yendo por el caño.

anbapu05@yahoo.com.mx

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba