Articulistas

Gallos-Atlas, ¡no a la barbarie del futbol!

Querétaro se hizo, tristemente, noticia mundial con los lamentables sucesos ocurridos el sábado 5 de marzo de 2022 en el estadio mundialista de “La Corregidora”, en el partido de futbol de Gallos de Querétaro contra el Atlas de Guadalajara, en un encuentro que se sabía era catalogado como de “alto riesgo”. La “verdad histórica” formulada por Mauricio Kuri, gobernador de Querétaro, coincidiendo con las declaraciones de Guadalupe Murguía, secretaria de Gobierno, y de Miguel Ángel Contreras, secretario de Seguridad Ciudadana y responsable de la seguridad en el estadio, no parecen muy creíbles. Sin embargo, las imágenes transmitidas por la televisión comercial y la cantidad de videos que circularon en las redes sociales contradicen la versión gubernamental. Integrantes de “La Resistencia” o del “grupo de animación” del Club Querétaro abandonaron su lugar en el ala norte, atrás de la portería, y cruzaron prácticamente hasta el extremo sur para agredir a los simpatizantes del Atlas que estaban protegidos por una alta barda de malla ciclónica, mientras un integrante del grupo de la vigilancia privada abre la puerta y permite el acceso de la “barra” queretana para que agredieran a los simpatizantes del Atlas. Todo ocurrió en el segundo tiempo, después del minuto 60, mientras el marcador favorecía uno por cero al Atlas, campeón de la temporada pasada.

Las escenas posteriores fueron escalofriantes, pues algunos seguidores de Gallos, agrupados en banda correteaban a hombres, mujeres y jóvenes, los pateaban, los desnudaban, los arrastraban inertes y a algunos hasta les encajaron objetos punzocortantes que se suponía no deberían entrar al estadio. Los papás, tratando de proteger a sus familias, se bajaron por las fosas que separan el graderío del campo de futbol, donde aún fueron perseguidos hasta alcanzar los túneles para salvaguardar su seguridad. Algunos videos son verdaderamente dantescos, pues los golpeadores ponían sus pies sobre los cuerpos caídos como señal de victoria. Testimonios de aficionados del Atlas de Guadalajara, aparecidos en la prensa local de Querétaro que asistieron al partido y lograron regresar, aseguran que fueron testigos de que cuerpos sin vida fueron golpeados salvajemente. Según ellos, los propios cuerpos de seguridad estaban coludidos con los agresores. ¿Dónde estaba la seguridad pública estatal y municipal?

Según las autoridades queretanas, en voz de Mauricio Kuri, solamente se registraron 26 personas lesionadas, de las cuales 16 eran de Guadalajara, una del estado de México y 9 de Querétaro, de los cuales únicamente 3 estaban reportadas como graves. Entre las personas lesionadas estaban dos mujeres y un bombero queretano. La mayoría fueron atendidos en el Hospital General de Querétaro, otros en el Seguro Social. No se tienen informes de hospitales privados, ni de la Cruz Roja, donde pudo haber otros datos que no son oficiales. Tampoco hay registro de desaparecidos. Otros probablemente se fueron heridos en los autobuses apedreados y con vidrios rotos que los conducían a Guadalajara y allá fueron atendidos. Algunos de los agredidos han señalado que fueron detenidos y que pusieron denuncias en la Procuraduría Estatal de Derechos Humanos. Por lo pronto, el gobernador de Querétaro reconoció que la seguridad del estadio “fue insuficiente”, mientras que Miguel Ángel Contreras, secretario de Seguridad Ciudadana, confirmó que la compañía civil de seguridad GESK9 no llevó a los elementos necesarios para garantizar la seguridad de los espectadores. Según otras versiones, la empresa GESK9 no alcanzó a contratar los elementos de seguridad necesarios, a los que les había prometido trescientos pesos por su trabajo.

Quedan muchas preguntas en la mesa: ¿Quién debe garantizar la seguridad de los espectadores? ¿Por qué se permite el patrocinio y protección de las barras? ¿Por qué se venden cervezas y anexas en el estadio? ¿Es suficiente el castigo ejemplar de la FEMEXFUT del veto del “Corregidora” y la ausencia de público en el estadio? ¿Solo caerán los “chivos expiatorios” y los de arriba quedarán impunes? ¿Es una justificación necesaria la existencia de barras violentas en Inglaterra, Argentina o en cualquier parte del Mundo? NO, ¡ALTO A LA BARBARIE EN EL FUTBOL Y EN EL MUNDO!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba