Articulistas

La medicina cuántica: ¿mito o realidad?

El concepto “ciencia” significa conocimiento, y el conocimiento es libre, nada ni nadie puede convertirlo en una patente o propiedad intelectual.

Hoy, para darse credibilidad, los políticos y los merolicos usan palabras y conceptos de la ciencia, la palabra “cuántico” es una de las favoritas de aquellos que quieren vender toda clase de cosas dándoles un baño de certeza. ¿Podrá haber medicina cuántica?, el principal problema radica en el significado del lenguaje. En primer lugar los monopolios estatales y privados se han apropiado de todo lo referente a lo “científico”. El poder hegemónico se ha apoderado de la ciencia, convirtiéndola en un coto de poder, porque es un negocio muy lucrativo.

El concepto “ciencia” significa conocimiento, y el conocimiento es libre, nada ni nadie puede convertirlo en una patente o propiedad intelectual. Así, si analizamos el concepto “medicina cuántica” lo definiremos como todo sistema que utiliza energía para curar, puesto que “medicina” significa curar y “cuántico” energía o lo referente a ella.

La energía es la propiedad o capacidad que tienen los cuerpos y sustancias para producir transformaciones en su alrededor; el principio de la conservación de la energía señala que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Existen diversos tipos de energía: térmica, mecánica, química, eléctrica, nuclear, magnética, electromagnética, del sonido, de los seres vivos -o metabólica- y la energía iónica. El cuerpo humano funciona con la energía metabólica y eléctrica, esta última medida en milivoltios y microvoltios.

De la misma forma que la energía metabólica se reduce o aumenta debido a la presencia o ausencia de carbohidratos, la energía eléctrica puede aumentar o disminuir por efecto de fenómenos externos. Si hacen falta carbohidratos el individuo se siente agotado, si existe sobredosis de azucares se alteran los parámetros corporales. Si la electricidad no circula correctamente en el organismo, es decir, no es suficiente o es excesiva, se presentan diversas afecciones.

Un voltio se define como la diferencia de potencial a lo largo de un conductor cuando una corriente de un amperio consume un vatio de potencia, un microvoltio es 10-6 Voltio. El potencial de acción de una neurona, es de 75 milivoltios (mV). El potencial de acción o impulso eléctrico, es una descarga eléctrica que viaja a lo largo de la membrana celular, se utilizan en el cuerpo para llevar información entre unos tejidos y otros, lo que hace que sea una característica esencial para la vida. Estas descargas pueden generarse por diversos tipos de células corporales, pero las más activas en su uso son las nerviosas para enviarse mensajes (sinapsis) o desde células nerviosas a otros tejidos como músculos o glándulas.

Los potenciales de acción son la vía fundamental de trasmisión de códigos neurales. Sus propiedades pueden frenar el tamaño de cuerpos en desarrollo y permitir el control y coordinación centralizados de órganos y tejidos. Los potenciales de acción pueden ser medidos y cuantificados por técnicas de electrofisiología y neurochips. Cuando disminuye la velocidad de desplazamiento de un potencial de acción o impulso eléctrico se manifiestan diferentes dolencias, corrigiendo dicho desplazamiento es posible eliminar la afección.

Entonces, si se usan procedimientos o tecnologías para normalizar el potencial de acción o impulso eléctrico del organismo, es decir armonizarlo o equilibrarlo para sanar o curar una dolencia, estaremos definitivamente hablando de medicina cuántica, puesto que se esta curando una dolencia mediante estímulos eléctricos.

¿Porque puede disminuir la velocidad de desplazamiento de un potencial de acción y causar una dolencia? El ser humano se encuentra inmerso en un ambiente que incluye aspectos económicos, políticos, de relaciones sociales e interpersonales, culturales, materiales, alimentarias, educativas, entre otros, todas estas esferas impactan  sobre el organismo generando tensión y compresión es decir, estrés.

En dependencia de la duración, intensidad, recurrencia y frecuencia del estrés, así como de las características del individuo, la tensión y compresión pueden provocar o no una alteración del desplazamiento de un potencial de acción, generado congestión y con ello dolor, inflamación u otras manifestaciones.

Mediante técnicas de biorresonancia cuántica se descongestiona, es decir se armoniza el desplazamiento de acción o impulsos eléctricos, haciendo resonar, mediante éstos, al organismo para que trabaje en los niveles apropiados. Estas técnicas son totalmente inofensivas, puesto que la interacción eléctrica con el organismo se hace en el nivel de los milivoltios o microvoltios en que funcionan las células del organismo.

El concepto de medicina cuántica es criticado y estigmatizado por los sistemas de salud hegemónicos, porque se creen poseedores de la verdad eterna. Pero independientemente de la ignorancia, miedo y ceguera de estos sistemas y sus voceros, se puede parafrasear, -sea cierta o no- a Galileo Galilei y en vez de decir “a pesar de todo se mueve”, se podría decir “y sin embargo la verdad se abre camino”.

 

Más información en: El Ahuehuete, Herbolaria. Niños Héroes #41 (esquina Matamoros) Local 3. Tequisquiapan, Qro. Teléfonos: 442-377-51-27, 414-107-01-94 y 427-121-25-08. Correo electrónico: contacto@elahuehuete.com.mx; www.elahuehuete.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba