Opinión

BUZÓN DE LECTOR

Exigen renuncia de Carlos Peñafiel Soto

Carlos Peñafiel Soto es un personaje cuya ideología emana de lo más atroz de la ultraderecha mexicana: fue parte del  desastroso gobierno del inefable Vicente Fox Quesada a través de la organización “Amigos de México A.C.” (Vea: http://archivo.eluniversal.com.mx/notas/74716.html   y  http://www.cronica.com.mx/notas/2002/18911.html).

Peñafiel  Soto se define a sí mismo como “académico, empresario y guadalupano”  y “exdiplomático”, cuyo cargo ejerció en Francia, repetimos como parte del gobierno foxista; ver: https://twitter.com/carlospenafiels

Con estos antecedentes de ultraderecha, aunque usted no lo crea,  el mencionado personaje ¡es presidente estatal de Morena! ¡Un partido que se supone es “diferente” al resto de los demás institutos políticos!

Y, por ende, la ultraderecha enquistada en Morena Querétaro ha dado la orden para que este partido no diga nada ante el desastre en que se ha convertido el área metropolitana: posturas ambiguas o de plano el silencio ante la privatización del servicio de limpieza, la destrucción de la ecología, las obras sin ton ni son, el pésimo servicio de transporte público, las desapariciones forzadas…

No se entiende de otra forma: Morena Querétaro ha quedado exhibido como un instituto incapaz de alzar la voz, incapaz de organizar la rabia ciudadana, incapaz porque no hay dirección, porque es un barco que navega sin ton ni son.

Debido a este texto, seguramente los fascistas que se han adueñado de Morena en la entidad solicitarán mi expulsión. No me importa. Recurro al viejo Sócrates: “Prefiero padecer una injusticia que cometerla”.

No es coincidencia  (en la política nada es coincidencia) que este tipo de personajes oscuros estén manejando a Morena en la entidad, por algo los colocaron: para mostrarle a la opinión pública que TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS SON LO MISMO y que representan lo mismo: corrupción, falta de transparencia, deshonestidad…

La falta de una dirección adecuada y firme ha provocado que sus “representantes populares” estén votando ¡en contra de la ciudadanía! Ahora una regidora ya votó a favor de incrementar su salario y de aumentar el predial; ahora aquella ya votó a favor de entregar bienes a la Iglesia católica, etc.

¡Y todas callan ante el desastre que es Querétaro! Porque pareciera que esa es la orden: ser cómplices con el silencio. La dirigencia de Morena Querétaro ha hecho muy bien su trabajo: mandar el mensaje a la ciudadanía sobre que este partido también huele a podrido, con hedor a ultraderecha.

Muchos militantes lo saben, pero también lo callan, no lo expresan abiertamente: conocen de los extraños manejos al interior de Morena. Compañeros: ya es hora de romper el silencio.

Si el actual presidente estatal de Morena ahora se considera como de “izquierda” (¿alguien, alguna vez, ha escuchado que se asuma como tal?), en un acto de congruencia y honestidad debe aceptar que el partido no marcha nada bien, que navega sin rumbo. En un acto de autocrítica debe aceptar que el partido está polarizado, que se debe reconstruir. Debe entender que somos sujetos históricos y que tiene una inmensa oportunidad de trascender. Si en verdad está identificado con los postulados de Morena, entonces debe RENUNCIAR.

Porque estamos a tiempo, porque tenemos la oportunidad de recobrar la esencia de Morena, las bases del partido son las que deben dejar su silencio y rescatar al partido de la podredumbre en que se encuentra.

Porque estamos a tiempo: rescatemos a Morena Querétaro. Porque Morena Querétaro todavía tiene la oportunidad de ser, en verdad, la esperanza de la entidad… y de México.

Responsable de la publicación: Jorge Coronel, militante de Morena Querétaro; productor y conductor en Radio Universidad Autónoma de Querétaro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba