Ciberactivos

Daños colaterales de Instagram

La red social Instagram se encuentra en el ojo del huracán. Una investigación de “The Wall Street Journal” dio a conocer parte del contenido de una presentación interna de Facebook sobre los efectos de Instagram en sus millones de usuarias jóvenes. En la presentación se señala “empeoramos los problemas de percepción corporal a una de cada tres adolescentes”.  Tal afirmación se había mantenido en el círculo interno de esta empresa digital, pero su divulgación ha causado un gran revuelo.

Diversos estudios ya habían alertado sobre los efectos negativos de Instagram en los usuarios vulnerables, pero es la propia investigación interna de Facebook -propietario de Instagram- quien ha revelado que hay efectos negativos, como la llamada “comparación social”, práctica que lleva a las adolescentes a calcular su propio valor, en relación con el valor percibido de otras personas en esta red social.

Instagram parece ser especialmente efectivo para generar la “comparación social”, ya que su diseño y propuesta de uso lleva a los usuarios a intentar presentarse a través de las versiones más cuidadas y producidas de sí mismos y de sus estilos de vida.  Instagram es una red social visual cuya propuesta es la de una estética corporal saludable y atractiva. Los usuarios la utilizaron en un principio, como un espacio para subir “selfies” e imágenes intervenidas por filtros y otros recursos digitales. Instagram propone un ideal físico al tiempo que construye estereotipos corporales. Las imágenes pretenden proyectar sofisticación a través de un contenido visual que apunta a la belleza como principal discurso y propuesta.

Para adolescentes vulnerables, Instagram puede ser una plataforma que genere depresión, ansiedad, dismorfia corporal o soledad. Aunque Mark Zuckerberg ya ha sido alertado sobre esto, no ha tomado una posición clara respecto al problema. Su proyecto de un Instagram para niños sigue en pie a pesar de que no se ha llegado al fondo de las consecuencias negativas que tiene Instagram en la población joven. Es indispensable que los usuarios tomen conciencia de lo que Instagram puede generar, que conozcan la información en torno a sus impactos negativos y que se alfabeticen respecto a su uso. Si bien es cierto, las plataformas digitales son grandes herramientas para la gestión de la comunicación, la socialización, el consumo y el ocio; también pueden ser amenazas latentes que eventualmente dañen la salud emocional de sus usuarios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba