Opinión

Día cuarenta y dos

Bitácora de Viaje (de Estudios Socioterritoriales)

Por: Manuel Basaldúa Hernández

Las ciudades medias, como Querétaro, Celaya, Irapuato y León en Guanajuato, están experimentando un proceso de crecimiento acelerado. La población ha resentido de manera imperceptible los efectos de estos crecimientos que no sólo impactan en su localidad sino en el entramado que anteriormente representaba el Bajío.

Una región que prometía una articulación productiva, cultural y generadora de alimentos de manera destacada, al grado de haber sido considerada “el granero de México”.

Ahora, el deslizamiento hacía el sector industrial ha dejado de lado su vocación agrícola. Con estos cambios, la aglomeración urbana y su concomitante demanda servicios, la infraestructura para ofrecer empleo y la explotación de recursos naturales, aspectos que se han convertido en la mayor preocupación de los gobiernos, organizaciones y centros de investigación y educativos.

Si bien establecemos que son nuevos problemas, sus antecedentes requieren un estudio sistemático, histórico. Con necesidades de un marco global y regional de suma importancia. Ante estos retos, la Universidad Autónoma de Querétaro ha propuesto una alternativa para hacer frente a estos problemas.

La Licenciatura en Estudios Socioterritoriales entre sus líneas de trabajo tiene en cuenta estos aspectos. De entre la literatura que encontramos, le ofrecemos estas reflexiones, para que tengamos una idea de la visión que se construye en el seno de la discusión de esta licenciatura.

“En un sistema espacial centralizado, como el mexicano, con una estructura heredada de siglos atrás y por lo mismo poco flexible, el crecimiento demográfico significaba mayor centralización y reforzamiento de los rasgos dominantes de la geografía. (…) la cual era en gran medida producto de los procesos de doblamiento vividos en el país. Se debía asimismo a la política que privilegiaba a una capital centralizadora y dominante desde tiempos prehispánicos, política que en este sentido no ha cambiado.” (p. 95)

“En muchos de los casos los procesos de urbanización han sido poco más que fenómenos masivos de concentración y hacinamiento de la población, sin que ocurran las complejidades culturales, el desarrollo económico o el enriquecimiento funcional que acompaña a la urbanización plena.” (p. 97)

García Martínez, Bernardo. (2004) El desarrollo regional, siglos XVI al XX. Coedición Océano-UNAM. México.

manuel.basaldua.h@gmail.com

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba