Opinión

En memoria de Hugo Chávez, ese extraño “dictador”

Por: ÁngelBalderas Puga

En 2004, el escritor uruguayo Eduardo Galeano impartió una conferencia en Italia en donde tocó el tema de Hugo Chávez. Como siempre, Galeano dijo grandes verdades al respecto.

{youtube:http://www.youtube.com/watch?v=A8P-eoXWLh0}

La burguesía criolla

La burguesía criolla venezolana nunca le perdonó a Hugo Chávez que no fuera uno de ellos. Ese militar moreno, de origen humilde y con fisonomía mestiza no correspondía al racismo de las clases dominantes venezolanas cuyo estereotipo dominante es la fisonomía anglosajona, si por ellos fuera, serían unos perfectos WASP (White Anglo-Saxon Protestant = anglosajones blancos y protestantes) cuya capital no sería Caracas sino Miami.

Poco importa la enorme corrupción de los partidos políticos venezolanos tradicionales antes del triunfo de Chávez en las elecciones de 1998. Entre 1968 y 1993 existió un bipartidismo en Venezuela. El poder se intercambiaba entre los partidos COPEI (democristiano) y Acción Democrática (socialdemócrata) y sumieron a Venezuela en una enorme corrupción y en el despilfarro atroz de los recursos petroleros. En esa época, Petróleos de Venezuela (PDVSA) fue, en los hechos, una especie de empresa privada que en vez de servir a los intereses de la mayoría del pueblo venezolano, servía a los intereses de una pequeña minoría oligarca, tal como sucede en nuestro país con Pemex.

Los venezolanos, en 1998, dijeron ¡ya basta! y con el 56.5 por cientoeligieron a Hugo Chávez como Presidente, por primera vez.

La campaña negra mundial de los medios de comunicación

Hugo Chávez fue para los medios controlados por los neoliberales extremistas, un verdadero demonio pues se salió del carril de dirigente latinoamericano servil a los intereses de las minorías que dominan al mundo, comenzando por el gobierno de los Estados Unidos.

La derecha venezolana, que controla gran parte de los medios de comunicación, pero también la derecha internacional mantuvieron un golpeteo constante contra Chávez. De manera increíble, esos medios venezolanos, que gozan de una libertad de expresión para criticar al gobierno, libertad que no se tiene en otros países, por ejemplo en el nuestro, mantuvieron siempre la cantaleta de que en Venezuela no había libertad de expresión. Como señala Galeano en su conferencia en Italia, se abre un periódico con notas que hablan sobre la falta de libertad de expresión, se escuchan estaciones de radio que dicen lo mismo, se ven estaciones de televisión que machacan también con lo mismo.

El caso extremo fue la participación abierta y cómplice de esos medios en el intento de golpe de Estado del 11 de abril de 2002. Llegaron incluso al caso de manipular imágenes de televisión para hacer aparecer a simpatizantes de Chávez como agresores cuando en realidad fueron víctimas de opositores armados. Ningún país desarrollado hubiera permitido tal actitud de sus medios de comunicación, de seguro habría habido castigos ejemplares. Noam Chomsky, profesor emérito de lingüística en el MIT (Massachusetts Institute of Technology) de los Estados Unidos, en una entrevista en televisión el 17 de enero de 2008 (https://www.youtube.com/watch?v=DOrBi2y26uM), tocó el tema de la participación de los medios en el golpe de Estado en contra de Hugo Chávez y señaló que eso jamás se habría permitido en los Estados Unidos y que incluso los dueños de esos medios habrían sido condenados a muerte en ese país por tal afrenta contra un régimen democrático. Sin embargo, señala Chomsky, Hugo Chávez en vez de condenar a muerte a los golpistas, les otorgó la amnistía, mediante un decreto, el 31 de diciembre de 2007.

La revista Hashtag (www.revistahashtag.com) en su artículo “Hugo Chávez: Más allá del juicio mediático” nos recuerda la opinión del periodista español Pascual Serrano, el que subraya la enorme diferencia entre los resultados negativos de las encuestas de opinión a nivel mundial sobre Hugo Chávez, con la aprobación de más del 60 por ciento en Venezuela. Serrano resalta que eso responde al hecho de que “en el plano internacional, la información que enmarca el juicio sobre su persona proviene de los medios de comunicación industriales. En cambio, en Venezuela los ciudadanos han vivido directamente las políticas implantadas por el ex Presidente”.

Datos

Con respecto a lo que han vivido directamente los venezolanos en “La economía venezolana en tiempos de Chávez” (julio de 2007), Mark Weisbrot, economista y co-director del Centro de Investigación Económica y de Políticas (Center for Economic and Policy Research-CEPR), con sede en Washington, D.C., y Luis Sandoval, investigador asistente del mismo instituto, proporcionan datos interesantes desde el mismísimo “corazón del imperio”.

El gasto del gobierno central se incrementó del 21.4 por ciento del PIB en 1998 (antes de Chávez) al 30 por ciento del PIB en 2006. Las reservas internacionales de Venezuela crecieron lo suficiente como para cancelar casi toda la deuda externa del país. En 1998 había mil 628 médicos ejerciendo la atención primaria de una población de 23.4 millones de personas (antes de Chávez), para 2007, esa proporción había aumentado a 19 mil 571 médicos para una población de 27 millones. El gasto social aumentó más de tres veces con respecto a 1998, el índice de pobreza disminuyó del 43.9 por ciento antes der Chávez al 30.4 por ciento (en 2006).

Con Chávez, la mayoría del pueblo venezolano experimentó innegables conquistas en materia de reducción de la pobreza, empleo, educación y salud. Es por eso que Galeano cierra su conferencia aludiendo a lo que le dijo un venezolano pobre, frases que son más expresivas que cualquier discurso: “yo no quiero que Chávez se vaya, porque no quiero volver a ser invisible”.

 

 

anbapu05@yahoo.com.mx


{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba