Opinión

¡Exigímos la apertura de la Galería 1 del AGN!

Por: Daniel Guzmán

 

La  Dirección General de Seguridad (DFS) era un organismo de inteligencia nacional que estuvo activo desde 1947 hasta 1985 y se encargó de espiar y reprimir a cientos de personas e instituciones de prácticamente cualquier ámbito de la vida nacional; desde políticos de oposición hasta estudiantes; líderes sindicales, obreros, universidades, guerrillas o partidos políticos; la DFS tuvo mucho trabajo durante la guerra sucia cuando, con el pretexto de la seguridad nacional, reprimió a cientos de personas.

Tras la desaparición del organismo, los documentos recopilados fueron almacenados en la Galería 1 del Archivo General de la Nación donde permanecieron prácticamente intactos hasta 2003, cuando el acceso fue permitido gracias a una serie de demandas realizadas por distintas organizaciones civiles con el objetivo de conocer el tipo de información que la agencia poseía; buscándose la reivindicación y la justicia.

A partir de ese momento, los investigadores se acercaron al fondo documental, acercamiento que en un primer momento fue dificíl debido al desconocimiento del material y el desorden en el que se encontraba, además, paradójicamente, esta galería está bajo resguardo del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), es decir, la nueva DFS. Sin embargo esto no impidió que de 2012 a 2014 existiera una apertura que permitió profundizar en el contenido del acervo documental resultando en la producción de muchos trabajos que representan un importante aporte en el estudio de este periodo del siglo XX en nuestro país.

Lamentablemente, a incios del 2015 el fondo sufrió una censura traducida en una serie de medidas que complican notablemente su investigación, algo que anteriormente podía tomar de 10 a 15 minutos, se ha transformado en un trámite que puede prolongarse hasta 60 días. Pero ¿cuáles son estas medidas? La primera de ellas es la demora de la consulta pues antes sólo bastaba con presentar una credencial de investigador en el mostrador de la galería, informar el fondo y las fechas que se deseaban analizar, esperar que el encargado corroborara la existencia de lo solicitado para proceder a su consulta. Ahora, para pedir los documentos se debe de elaborar una solicitud vía internet al Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) que puede tardarse hasta 40 días hábiles en responder; además, los documentos originales han quedado completamente restringidos, por lo que sólo se podrán revisar copias testadas por el mismo personal de la galería, quitando información que puede ser vital para un completo entendimiento de los documentos. Cabe mencionar que las medidas no fueron advertidas, ni han sido justificadas e incluso ha habido negación por parte de las autoridades encargadas del Archivo.

 

Documentos sobre Querétaro.

 

El fondo es de gran importancia pues representa una fuente vital para reconstruir distintos acontecimientos sobre la historia contemporánea de nuestro estado. En general, podemos encontrar la versión que la DFS tiene de acontecimientos como la fundación de la Universidad de Querétaro en 1951, la huelga estudiantil que le dio su autonomía en 1958, la lucha ferrocarrilera y magisterial de Demetrio Vallejo y Othón Salazar; la “toma” del Patio Barroco por cientos de feligreses quienes asaltaron la UAQ como respuesta al anexo del mismo durante la rectoría de Hugo Gutiérrez Vega en 1966; la olvidada marcha y muestras de apoyo al movimiento estudiantil de 1968; manifestaciones y mítines de los estudiantes a lo largo de la década de los setenta; la lucha de la Normal del Estado en 1980, que creció tras la represión que sufrieron el 8 de mayo de ese año.

También econtramos material sobre la lucha obrera, algunas invasiones de tierra del movimiento campesino, el seguimiento que se le daba a distintos partidos el Partido Comunista, el Partido Popular Socialista, el Partido Mexicano de los Trabajadores entre otros. De la guerra sucia hemos podido reconstruir algunos acontecimientos muy llamativos, tal es el caso del Partido de los Pobres e Inconformes de la Sierra y Querétaro, única entidad tipo “guerrilla” en el estado, la participación de los hermanos de origen san juanense, Lorence López en distinos grupos guerrilleros a nivel nacional y la desaparición forzada en San Juan del Río del obrero comunista Arnulfo Córdova Lustre, quien fue torturado y asesinado, representando hasta donde sabemos la única desaparición de este tipo llevada a cabo en Querétaro en el contexto de la guerra sucia.

 

 

 

 

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba