Opinión

Lo que 2012 nos dejó

Querétaro Internacional

Por: Rodrigo Chávez Fierro

La agenda internacional en 2012 estuvo marcada por el tema electoral. No sólo por el cambio presidencial que tuvo lugar en México, sino porque cuatro de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, organismo encargado de mantener la paz y la seguridad, estuvieron sujetos a procesos electorales o cambios en sus cúpulas dirigentes. A esto tenemos que añadir que por primera vez en su historia, Egipto celebró elecciones presidenciales. En el continente americano, Venezuela con un alicaído Hugo Chávez logró un triunfo que está siendo ensombrecido por su precario estado de salud que no le ha permitido siquiera tomar posesión formalmente del poder.

A principio de año, el nuevo Zar ruso regresó a la presidencia una vez más a pesar de nunca estar alejado del poder. En medio de protestas por lo inequitativo de la contienda, Vladimir Putin se presta a dirigir por siete años más una de la potencias globales de mayor importancia. Las denuncias de diversas organizaciones sobre la violación a los derechos humanos cometidas en Rusia han sido reiterativas y en 2012 el caso de la detención del grupo de rock Pussy Riots parece dar muestra de ello.

En Europa, Françoise Hollande capitalizó el malestar social por la situación económica por la que atraviesa el viejo continente y se impuso al polémico Nicolás Sarcozy. Hollande, que no ve con buen agrado la imposición de las políticas de autoridad dictadas desde Alemania, tiene el reto de recuperar para su país más peso en la toma de decisiones económicas de la Unión Europea que vienen dictadas desde el escritorio de la Canciller alemana Ángela Merkel.

A pesar de la crisis económica, Barack Obama no tuvo mayor apuro en vencer al republicano Mitt Romney en lo que ha sido la contienda más polarizada y costosa de la historia de la potencia americana. En su segundo periodo, Obama se verá obligado a centrarse más en los asuntos internos del país, a pesar de la necesidad de influir en los asuntos de Medio Oriente y el sudeste asiático.

China vio un cambio generacional en la dirigencia del Partido Comunista y por ende de su gobierno. Sumido en la mayor crisis de corrupción que haya visto el país asiático, Xi Jinping se apresta a dirigir los destinos de la potencia asiática, también con la necesidad de ver primero hacia adentro que continuar su política expansionista por el mundo. China no podrá llegar a ser esa potencia hegemónica supuesta, menos si no termina por resolver las diferentes problemáticas hacia el interior del país tales como la desigualdad, la corrupción y la libertad democrática.

Marcado por la crisis económica occidental, 2012 nos dejó también ejemplos de represión sistemática por parte de gobiernos que se niegan a perder el poder como es el caso de Siria. También nos mostró dos caras sobre la libertad de expresión, por un lado el proceso judicial contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange que lo mantiene recluido en la embajada ecuatoriana en Londres y por otro lado las protestas en el mundo musulmán por la ridiculización del profeta Mahoma en un filme barato y falto de calidad que terminó por costar la vida del embajador americano en Libia, Christopher Stevens.

El conflicto Israel-Palestina nos mostró un capítulo más de su historia. La llegada de Palestina a Naciones Unidas como Estado observador causó enojo tanto en Israel como en sus aliados, mientras el gobierno de Benjamín Netanyahu continúa con los asesinatos selectivos de presuntos terroristas en Gaza, ante el lanzamiento de misiles desde la franja pro parte de Hamas.

2012 nos dejó pruebas de la enorme capacidad del ser humano al colocar el primero objeto en Marte. El Curiosity contrastó con el accidente del crucero Costa Concordia que por otra parte dejó ver la irresponsabilidad del hombre.

Los inicios de las pláticas de paz entre las FARC´s y el gobierno colombiano se vislumbran como el fin del conflicto que ha cobrado la vida de numerosos colombianos. Mientras que China y Japón sostuvieron importantes desacuerdos por la soberanía de las islas Senkaku y Diaoyu cuya importancia en las rutas comerciales son a destacar y más por la posibilidad de encontrar reservas de hidrocarburos en esa zona.

Londres maravilló al mundo con la celebración de los Juegos Olímpicos y España volvió a celebrar un campeonato más de su selección al ganar la Eurocopa. Los Amstrong fueron noticia. Por una parte el fallecimiento de Niel, el primer hombre en llegar a la Luna y por otro el retiro de los campeonatos de la Tour de Francia a Lance, que pone el dedo en la llaga sobre el uso de sustancia ilegales no sólo en el ciclismo, sino en los deportes de alto rendimiento.

El año que terminó fue una muestra clara que el sistema económico neoliberal no garantiza la satisfacción de las necesidades del ser humano y sólo permite el empoderamiento de unos cuantos. Fue un ejemplo también que la comunidad internacional sigue sin encontrar los mecanismos para evitar la violación sistemática de los derechos humanos como en Siria o Palestina, dejando pasar una oportunidad más para lograr acuerdos importantes en el medio ambiente tras la cumbre de Río+20. 2013 empieza ya con una nueva oportunidad para mejorar las condiciones de vida de todo ser humano. De todos depende de esto se logre.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba