Opinión

¡Pero qué equipazo!

 

Por Ricardo Noguerón Silva

Vaya equipazo que armó el Partido Acción Nacional para representar, si a eso le podemos llamar representación, a los queretanos en la Cámara Alta y Baja del Congreso federal. A decir verdad, salvo sus honrosas excepciones claro está, los panistas queretanos intentan “pepenarse” de lo que pueden para no quedarse sin chamba el próximo trienio y de esta manera, intentar seguir manteniendo una posición privilegiada a costillas de la sociedad.

 

El “Pasos Firmes”

Venciendo con una amplia diferencia a Raúl Orihuela (presidente municipal de Tequisquiapan), Don Panchito, mejor conocido como el “Alcalde en tu calle”, indudablemente se dispone a dar “Pasos Firmes” jurando lealtad a Josefina Vázquez Mota, que si usted recordará, apenas hace unas semanas era la archirrival de Ernesto Cordero. El también llamado “delfín” del Presidente Calderón, según dicen, dotó de recursos a Francisco Domínguez, para que éste pudiera hacer su guardadito, no para resolver las problemáticas sociales y económicas de los queretanos, sino para hacer todo lo posible por sentarse en el Senado a esperar la oportunidad de ser gobernador del estado.

Es importante destacar que Pancho Domínguez, no salvó de la quiebra al Municipio de Querétaro por su gran capacidad y su excelente manejo de las finanzas públicas, eso sí que sería darle demasiado crédito; como al que recurrió para endeudar al Municipio con 400 millones de pesos (otro tanto más del que hiciera en su momento Armando Rivera Castillejos), instrumento utilizado para que el ayuntamiento queretano siguiera operando con cierta normalidad, a pesar de la inflada nómina aeronáutica. Ahora sólo queda esperar si el comprometido “Alcalde” queretano, quien dejó a medias su cargo, logra vencer al carismático Enrique Burgos García, su probable contendiente para el Senado.

Cortados por la misma tijera

Sobrevivientes de la hegemonía panista en la pasada LV Legislatura, periodo donde los “chicharrones blanquiazules tronaban”, José González Ruiz y J. Guadalupe García Ramírez, ahora candidatos al II y IV distrito federal respectivamente, están cortados por la misma tijera.

Por encima de su afinidad con cierto grupo al interior del partido, estos dos personajes contribuyeron a fomentar la opacidad en el estado levantando la mano, sin siquiera saber por qué, respecto a la iniciativa de ley enviada por el gobierno de Francisco Garrido Patrón en 2008, misma que adicionaba a la ley hacendaria del estado, los artículos 126 C y 144 BIS, artículos que desde entonces facultan al Poder Ejecutivo y Legislativo a cobrar por la “búsqueda” y “extracción” de la información pública; lo anterior, a pesar de que el artículo 6º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, indica que “Toda persona, sin necesidad de acreditar interés alguno o justificar su utilización, tendrá acceso gratuito a la información pública, a sus datos personales o a la rectificación de éstos”.

Después de la aprobación por parte de TODA la bancada panista, José Guadalupe García Ramírez, también frustrado aspirante a la presidencia municipal de El Marqués, calificó de “ilógico” el hecho de que un ciudadano tenga que pagar por la búsqueda y extracción de información pública… ¿se imagina, estimado lector, que nos espera con esos señores en el Congreso federal?

“No contaban con su astucia”

No era ninguna sorpresa que el ex secretario particular del gobernador Garrido, diputado con licencia, ex presidente del PAN en Querétaro y ahora subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo del Gobierno Federal, Ricardo Anaya Cortés, quisiera seguir manteniendo un cargo a pesar de que su trabajo en el servicio público, siendo honestos, ha dejado mucho que desear. Tras su afinidad por dejar un pie dentro de un cargo antes de pasar a otro, este “chapulín” blanquiazul se ha procurado el cobijo que ofrece la línea calderonista y de una u otra manera, ha logrado aparecer “solito” en la lista plurinominal del partido, asegurando su sueldo al menos hasta 2015.

A pesar de los varios señalamientos, entre ellos los hechos por el diputado José Luis Aguilera Rico, respecto al mal manejo de las finanzas públicas cuando era el responsable de los dineros del PAC (Programa de Acción Comunitaria), además de su pésima reputación con la ciudadanía –la que lo conoce por supuesto–, Ricardo Anaya no repara, ni lo hará nuca, en esos detalles e intentará seguir su camino hacia el estrellato político nacional… ¿No contaba usted con su astucia?, ¿o sí?

El oxígeno del PAN

Marcos Aguilar Vega, quien no tuvo oponente, y León Enrique Bolaño, a quien el voto panista otorgó el privilegio de competir para representar a Querétaro en el I y III distrito federal, digamos que, son los más rescatables y las jóvenes promesas del equipo formado por el PAN para vigilar los intereses de los queretanos en el Congreso federal.

Los dos aspirantes, quienes tienen a cuestas la tarea de dar oxígeno al partido, se han distinguido por sus polémicas propuestas e iniciativas, que para la gran mayoría son descabelladas e imposibles, mismas que les han acercado los reflectores sociales y mediáticos, acciones que les han permitido hacer campaña por adelantado desde el Congreso local.

Por otro lado, salvo la aprobación de la Ley de Movilidad del Transporte Público para el Estado de Querétaro, la cual muchos argumentan no satisfacer por completo las necesidades de la ciudadanía, ninguna de sus otras iniciativas han sido, hasta el momento, aprobadas a pesar de la gran relevancia social de éstas; sin embargo, aún no podemos hacer una evaluación completa.

Tanto Aguilar Vega como Bolaño, se enfrentan a una contienda difícil, la gente del gobernador, Jaime García Alcocer y Hugo Cabrera Ruiz respectivamente, serán sus oponentes… ¿Habrá suficiente oxígeno para estos dos blanquiazules? Por que Pancho y Anaya respiran muy duro…

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba