Literatura

Libertario

A mi gente…

Crecí en un lugar dónde la bendición de un dios no existe

Dónde uno existe porque resiste.

Dónde persiste el caminar más de un kilómetro para llegar al bus

Y dónde en algunas calles aún no llega ni la luz.

Cada tres o seis años han llegado con promesas, solo llenan con insumos momentáneos a las mesas

Y entre más personas pasean en sus caravanas con delicadeza, en mi barrio a mi gente más le  aumenta la pobreza.

Hacer un cambio social se ha convertido en un suplicio, y no sé si para  mí que tengo más metas que vicios

Y si intentan silenciarme quitándome mi oficio, porque decidí alzar la voz y si es por ello sin problema iría  a juicio

Y ya que me he metido un poco en ello quiero tocar el tema, porque la inseguridad también es el problema

Mientras proteger y servir siga siendo tu lema, no veo porque la necedad en hacer que la población te tema

De su podrido sistema, está bien clara la estructura, dejar los buenos cambios al aire, pero conservar bien la basura, mientras haya

Dinero para mantener a la gente «de altura», no les importa el progreso, mucho menos la cultura.

El día de hoy los niños en el crimen ven salida, el país es un panteón, pero lo que más importa es su partida, me dijeron que estos temas eran de peligro y que mi escritura pasaría desapercibida, pero ya no para mí, no en un lugar dónde cada semana hay una persona desaparecida, me cansé de ver cómo la sangre en todo el país es una marca, dónde incluso te desaparecen por defender a la mariposa monarca, dónde si haces un comentario de protesta algunos de los que debieran de apoyarte te detestan, pero están a las órdenes de quién más les roba a diestra y siniestra

La obra maestra de cada uno de ellos es dejarte abandonado, pero aclaro, yo no estoy dejando el trabajo propio ni el auto progreso de lado, pero tengo que meterme a la boca del lobo para sacar los temas que en mi lugar de residencia no muchos han tocado

Y si han sonado, a los tres días te encuentran tirado, con una manta diciendo que  “eso te pasa por haber hablado” y los periódicos amarillistas te ponen en primera plana con información tan falsa y un enfoque manipulado

Y aunque cosas no tan buenas en mi vida han pasado, quiero aprovechar el don que la vida me ha otorgado.

Para ayudar al cambio de un país donde la gente cree que el narco te cuida y donde el gobierno te mata, dónde dejan libre al delincuente, escondiéndose detrás de una transformación de cuarta.

Donde hacen una guerra contra ellos, pero mandan soldados a cuidar los plantíos de  mata, dónde utilizan programas cibernéticos, para entrar en los teléfonos de activistas y revolucionarios, dónde te bajan de tu vehículo y te apuñalan , por el simple hecho de ir a trabajar del diario, y el problema es, que nuestros desiertos deberían estar llenos de vida y no de cadáveres, y que cada vez, que prendes el televisor todo está lleno de circo y malabares, y ¿Lo bueno es que tenemos a la religión para librarte de todos tus males?

Pero, que malo es, si destruyes un monumento intentando pedir libertades por partes iguales, te llaman ignorante, te llaman antipatriota, si supieran que la historia está llena de insurgentes que no aceptaron la derrota, que dieron sus vidas para pedir libertad, porque no se consigue con abrazos ¡bienvenido a la realidad!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba