Suplemento Divulgación

Adopta la facultad campaña de separación y reciclaje de basura

La cultura de la separación de basura es un tema fundamental en la sociedad de hoy, que debe tomarse en cuenta seriamente en todos los ámbitos: en la escuela, en la familia y en las instituciones. Según la Secretaría de Servicios Públicos Municipales, en el municipio de Querétaro se generan 750 toneladas de basura diariamente, sólo de origen doméstico.  De tal cantidad, 530 toneladas se pueden recuperar y reciclar con manejo adecuado.

En el municipio de Querétaro se lleva a cabo la campaña “Separemos la basura”, que tiene como objetivo hacer conciencia en la ciudadanía y mostrar los beneficios que trae a la sociedad y a la tierra el buen manejo y reciclaje de la basura. Las autoridades también hacen recomendaciones de cómo es que se debe separar la basura e invitan a cada ciudadano a participar activamente en la colonia en donde reside. Actualmente participan 242 colonias de las siete delegaciones existentes.


También en la Universidad

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) en pro de esta cultura lleva a cabo una campaña que es dirigida por el Departamento de Planeación. La primera facultad en realizar dicha campaña fue la de Química. “Ellos tardaron aproximadamente un año en establecer esta cultura de separación y reciclaje entre alumnos y profesores; luego le siguió Enfermería, que tardó tres meses en hacerlo a través de campañas”, precisa Cuauhtémoc Páez Espinoza, Secretario Administrativo de la FCPS. Ahora Ciencias Políticas se une a esta tarea que pretende hacer conciencia por el bien de la ecología.

Con recursos propios y por iniciativa del director Carlos Praxedis Ramírez Olvera, se han instalado en diversos puntos de la facultad recipientes de diferentes colores que corresponden al tipo de basura que se debe depositar en cada uno de ellos.

El bote azul es para plástico, el gris para latas, el blanco para vidrio, el amarillo para papel y cartón y el naranja para la basura en general. Afirma Cuauhtémoc Páez que “también se pusieron botes de colores para la basura en las oficinas, en las coordinaciones, en el edificio C, y otros en posgrado y vamos a colocar todavía otros dos más en la facultad”.

Toda la basura que se genera es recogida -ya separada- por un proveedor que le da el uso adecuado. El cartón, papel y plástico son llevados a contenedores generales que se encuentran en las facultades de Química e Ingeniería. Por otro lado, la FCPS también lleva a cabo, desde el año pasado, el reciclaje de aceite con el fin de generar biodiesel o biocombustible y de esto está a cargo la cafetería.

La Secretaría Administrativa de la FCPS espera que en tres meses esta cultura se haga una costumbre entre los alumnos y docentes y desea que también esta práctica se realice en sus hogares. Próximamente se invitará a académicos de la Facultad de Química para que ofrezcan más información acerca del uso de los botes, y con ello tenga mejor resultado la campaña que tiene como objetivo final aplicarse en toda la UAQ.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba