Información

Beatriz Schmukler: Una trayectoria dedicada a investigar la democratización de las familias

“Me planteé cómo el patriarcado no solamente atravesaba las relaciones entre hombres y mujeres en pareja, sino también la relación intergeneracional de familia”, subrayó Beatriz Schmukler Scornik, doctora en Sociología por la Universidad de Yale, respecto a su interés por dedicarse al tema de la democratización familiar.

Beatriz Schmukler fue directora del equipo de investigación en democratización familiar del Instituto Mora y forma parte del Sistema Nacional de Investigadores de México desde la década de los ochenta. Ha escrito libros y trabajos académicos, con líneas referentes a políticas de prevención de violencia familiar y políticas de equidad de género.

Desde hace seis años, además del trabajo con la Especialidad en Familias y Prevención de la Violencia en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), la investigadora  también dirige en compañía de Lorena Osorio Franco, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ, la Red de Cooperación Iberoamericana en la Democratización Familiar y Comunitaria.

¿Qué es la democratización familiar?

La socióloga identificó que “la violencia se constituye a partir de una concepción patriarcal que es verticalista y no respeta los derechos de cada uno de los miembros de la familia”, así que consideró necesario plantear una manera de contrarrestar ese tipo de autoridad.

“Si pensamos en familias democráticas tenemos posibilidad de pensar en integrantes que empiecen a escucharse mutuamente —tanto  hijos como padres— y muestran corresponsabilidad en cuidados, autoridades y toma de decisiones, sin violencia”, menciona Beatriz Schmukler.

Practicar la democracia dentro de las familias, también implica tener en cuenta que la vida privada es política, y que es necesario “eliminar la jefatura masculina o femenina que actúa como autoridad patriarcal e impone sus propias nociones y deseos”;  para transitar a un consenso entre los demás miembros del grupo.

Trabajo en México

La apuesta fue generar programas educativos basados en la concepción feminista de la democratización familiar, mediante su metodología se transformarían las subjetividades de los grupos familiares, porque las políticas y programas de prevención de violencia no lo hacían.

Beatriz Schmukler cuenta que en el año 2000, “se hizo una alianza entre el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Instituto de Mujeres y el Instituto Mora” para trabajar en compañía de investigadoras de 15 estados de México, quienes pertenecían a Secretarías de Desarrollo Social, Educación, DIF y a otras instancias.

Realizaron la producción de seis manuales denominados  Construyendo Alternativas de Convivencia Familiar y se generaron cuadernos de trabajo con ejercicios y dinámicas que llevaban a poner en práctica la democracia en la familia.

En 2009, cuando se pidió capacitar a investigadoras de la UAQ, “ya tenía la experiencia de un montón de diplomados que habíamos desarrollado”, inclusive a nivel internacional, recordó Beatriz Schmukler. Por eso apoyó utilizar el enfoque de democratización familiar en la Especialidad en Familias y Prevención de la Violencia, que fue la primera en su implementación a nivel universitario .

Aunque el proyecto en México fue consolidado a partir de la participación exclusiva de mujeres, en la elaboración de los manuales participó Gerardo Ayala Real, psicólogo social, así como Benno Alvaro de Keijzer Fokker, antropólogo social; quienes aportaron el trabajo que tenían en la temática de masculinidad.

“Si lo trabajamos solamente desde las mujeres, nunca vamos a poder hacer un vínculo entre ambos géneros, y hay que tener en cuenta que existen hombres que están luchando también contra la masculinidad hegemónica y el patriarcado” por lo que es necesario invitarlos a sumarse en éstas temáticas, resaltó Schmukler Scornik.

Katia Santoyo

Estudiante de la licenciatura en Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Autónoma de Querétaro. En proceso de la formación conjunta socióloga en periodismo. Reportera de Tribuna diario desde enero de 2022.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba