Información

Catedrales: los palacios de los obispos a través del tiempo

De 1914 a 1919 la Diócesis de Querétaro se quedó sin obispo, hasta que llegó al cargo Francisco Banegas Galván.

A lo largo de la historia de la Diócesis de Querétaro, esta ha tenido cinco templos que han fungido como catedrales. La iglesia de Santiago apóstol fue el templo recibió al primer obispo de Querétaro, Bernardo Garate y López de Arizmendi, a mediados del siglo XIX. Después, el templo de San Francisco se convirtió en la sede de la Diócesis de Querétaro desde julio de 1865. Las razones del cambio de sede fue la posición topográfica y los estrechos límites de la parroquia de Santiago. El traslado fue formalizado por el Papa Pío IX en agosto de 1869.

Ya entrado el siglo XX, los franciscanos solicitaron la devolución de la parroquia de Santiago, y en 1910 se resolvió que no había inconveniente. En ese mismo año, el obispo Manuel Rivera adquirió un terreno en donde actualmente se encuentra el jardín Guerrero, que destinó para edificar una catedral definitiva. En 1911 se formó una junta para elegir un proyecto para la catedral y en mayo de 1912 se colocó la primera piedra.

Sin embargo, durante el inicio de la excavación para los cimientos, se encontró un cuerpo de agua a 10 metros de profundidad, por lo que se detuvo la obra. En enero de 1911 la Diócesis pasó al templo de La Congregación de Nuestra Señora de Guadalupe. Durante la Revolución, en 1914 y 1915, el templo fue saqueado por los constitucionalistas y convertido en almacén de maíz, arroz y azúcar; también se utilizó como salón de baile y fue destruido parte del archivo y biblioteca.

En mayo de 1915 fue reabierto el templo y fungió como catedral hasta agosto de 1920. Dicho lo anterior, cabe resaltar que de 1914 a 1919 la Diócesis de Querétaro se quedó sin obispo, hasta que llegó al cargo Francisco Banegas Galván, de 1919 a 1932. Cuando la orden oratoria filipense abandonó el templo de San Felipe Neri, la Diócesis aprovechó para pedir al Vaticano la donación del templo para la creación de la catedral y el seminario, lo cual fue autorizado en 1921.

El templo fue declarado catedral por el papa Benedicto XV en el mismo año. No obstante, debido a remodelaciones del templo, fue el recinto que San Antonio fungió como catedral provisional, en 1931 y otra entre 1932 y 1935. Después de 1935, el templo de San Felipe Neri continuó funcionando como catedral.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba