Información

Faustino, de los obispos que menos duraron en su encargo

Faustino Armendáriz Jiménez se mantuvo por ocho años, pues el 21 de septiembre de 2019, por órdenes del papa Francisco, fue nombrado titular del Arzobispado de Durango.

Faustino Armendáriz Jiménez es el tercer prelado que menos tiempo ejerció el cargo de obispo de Querétaro; con sus ocho años, transcurridos entre 2011 y 2019, está lejos de Alfonso Toriz Cobián o Marciano Tinajero y Estrada, quienes respectivamente duraron 30 y 24 años al frente de la feligresía católica en la entidad.

Un total de nueve obispos son los que han pasado por la Diócesis de Querétaro, misma que fue fundada en 1863. El nombramiento de Bernardo de Garate y López como primer obispo fue el inicio de la historia; quien estuvo entre 1864 y 1866, durante la Intervención francesa en México. Posterior a él, fue nombrado Ramón Camacho y García como sucesor, en un periodo que va de 1869 hasta 1884.

Así mismo se destaca que Alfonso Toriz Cobián, con 30 años en el puesto, fue el obispo que más años duró al mando (de 1933 a 1957), seguido de Marciano Tinajero y Estrada, quien duró 24 años, entre 1933 y 1957. Rafael Sabas Camacho y García es tercer lugar, con 23 años; y Mario de Gasperín Gasperín estuvo 22 años a la cabeza de la Diócesis de Querétaro.

Los obispos con menos tiempo en el cargo fueron Francisco Banegas Galván, que duró 13 años al frente de la Iglesia católica queretana. Faustino Armendáriz Jimenez se mantuvo por ocho años, pues el 21 de septiembre de 2019, por órdenes del papa Francisco, fue nombrado titular del Arzobispado de Durango. Finalmente está Manuel Rivera y Muñoz, que sólo estuvo 6 años, entre 1908 y 1914, pleno periodo de la Revolución mexicana.

A la espera del décimo obispo

Una vez dado el anuncio de su retiro, Faustino Armendáriz Jiménez agradeció las colaboraciones que tuvieron “los sacerdotes, la vida consagrada y los laicos” a lo largo de sus ocho años al frente de la Diócesis de Querétaro. Armendáriz Jiménez nació en Magdalena de Kino, Sonora, el 23 de julio de 1955. Sus estudios los inició en Hermosillo y los concluyó en Guadalajara, seguido de grados superiores en Roma y Jerusalén.

El 20 de abril del 2011, el Papa Benedicto XVI lo nombró obispo de Querétaro, pero asumió funciones hasta el 16 de junio de 2011, día en que Mario de Gasperín le cedió el puesto tras ejercerlo por 22 años.

Por último, se espera que para noviembre de este año que nombren al obispo que ocupará el lugar que deja Armendáriz Jiménez. El elegido por el papa Francisco sería el décimo hombre en tomar la máxima representación de la Iglesia católica en Querétaro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba