Información

Ley de Aguas: Se organizan comunidades indígenas para derogar proyecto

Amealco de Bonfil, Qro.- “Creemos que la primera herramienta es la organización, es tejer redes y conocer el entorno para poder defender lo que es de nosotros” recalcó Sara Hernández, integrante del Consejo Autónomo de Santiago Mexquititlán, en referencia a las estrategias de oposición ante la Ley que Regula la Prestación de los Servicios de Agua Potable.

La Red en Defensa del Agua y la Vida, está integrada por representantes del barrio de San Francisquito, el colectivo Bajo Tierra Museo y las comunidades de Santiago Mexquititlán, Chitejé de Garabato y San Miguel Tlaxcaltepec. Su conformación fue para conseguir el veto de la Ley que Regula la Prestación de los Servicios de Agua Potable, sin embargo, como el gobernador Mauricio Kuri dio su aprobación en menos de una semana, ahora se tiene por objetivo realizar acciones que permitan una derogación.

“En nuestra experiencia como pueblos organizados hemos visto que solo la presión social es lo que hace tomar acciones a consideración del pueblo”, aseveró el miembro de la Confederación Indígena del Barrio de San Francisquito, añadió también que los mecanismos de privatización, impactan en mayor medida a los sectores “pobres y los pueblos originarios”.

En el foro “Por una Ley estatal de Aguas, que priorice la salud ambiental y el bienestar de la población”, que se llevó a cabo en el campus Amealco de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), recordaron que las comunidades del lugar han enfrentado engaños, saqueo, hostigamientos y violencia en la defensa del vital líquido; mientras que comparten con el barrio de San Francisquito las intermitencias en el suministro de agua y la falta de aclaración de cuáles son las empresas concesionarias en la zona.

Genaro García Guzmán, integrante del colectivo Museo Bajo Tierra, mencionó que la “problemática del agua no es de escasez sino de acaparamiento” y que no es que no tuviera presencia la privatización del agua en Querétaro, sino que ahora se justificará la legalización del despojo, a partir de que “se cierra y se abre la llave para privilegiar a ciertos sectores sociales o económicos, en detrimento de otros”.

Asimismo, se anunciaron las próximas actividades en las que participará la Red en Defensa del Agua y la Vida, el día 30 de marzo a las cinco de la tarde, se llevará a cabo una marcha que tendrá como punto de reunión la Alameda; el 5 de junio en el barrio de San Francisquito se realizará un evento en el que hablarán de problemas históricos con el agua; y el 10 de junio se convocará a una concentración en la Avenida 5 de febrero, a la altura de la Comisión Estatal de Aguas (CEA).

“Esta ley nos afecta a todos, y quien sea que llame, tenemos que sumarnos a las actividades, no importa el sujeto o personaje, sino lo que importa es el objetivo”, recalcó Sara Hernández, integrante del Consejo Autónomo de Santiago Mexquititlán.

Katia Santoyo

Estudiante de la licenciatura en Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Autónoma de Querétaro. En proceso de la formación conjunta socióloga en periodismo. Reportera de Tribuna diario desde enero de 2022.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. YO TENGO UN SUEÑO… no soy ingeniero ni arquitecto, pero estoy seguro de que si se puede. Mi sueño es hacer un gran acueducto, y llevar tanta agua desde el sureste al norte del pais…. podria ser con el agua de lluvia que sobra ahi en el sureste, sobre todo en temporada de huracanes, y llevarla al centro, y del centro repartirla al norte. Ojala, Dios me preste la vida aun, para ver este proyecto hecho realidad, asi como ser testigo de la caida del lastre de la humanidad que son los «lideres del mundo libre» y la gran ramera de nuestros dias, «estados unidos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba