DestacadasInformación

Matrimonio Igualitario: Crónica de una reforma que tomó por sorpresa a los mismos diputados

Fue una sesión que tomó por sorpresa a propios, extraños e incluso a los diputados de la LIX Legislatura (que concluyó este sábado). La tarde del 22 de septiembre se transformó en un día histórico y lleno de júbilo para todas las personas y activistas de la comunidad LGBTTIQ+, pues al fin no tendrían que ir otros estados ni solicitar amparos, ya que el matrimonio igualitario se había logrado con la tan esperada reforma del Código Civil, en uno de los estados donde la etiqueta de “conservador” no se ha quitado del todo.

Entre caras de incertidumbre después de una sesión de pleno matutina, los diputados tuvieron que regresar a una más que no estaba planeada para ese día y la cual, requirió cambiar el orden del mismo: “Estábamos convocados para las 10 de la mañana a un pleno solemne que era el informe del magistrado [presidente del Tribunal Superior de Justicia], se hizo el evento de aproximadamente 40 minutos y muchos diputados se quedaron en sus oficinas sacando las cosas, hasta que nos llegó un escrito” relata Mauricio Ruiz Olaes, diputado por Morena.

A las 2 de la tarde, en el momento en que todos recogían sus oficinas, un documento cambió los planes. La cita era para una sesión programada originalmente para el día siguiente, pero se adelantó a las 4:00 de la tarde del miércoles. El tema principal: el Código Ambiental, pero de último momento se incluyó la del matrimonio igualitario, propuesta que llevaba estancada tres periodos.

Fast-track y sin transmisión

En una sesión ‘fast-track’ y sin transmisión oficial se aprobó la histórica reforma. Quienes estuvieran a favor se debían poner de pie: 20 legisladores mostraron su apoyo; tres votaron en contra y dos se ausentaron durante la votación del dictamen. Sorpresivamente, la mayoría del Partido Acción Nacional (PAN) avaló el proyecto.

Ante las caras de desconcierto por parte de la bancada del PAN, Ruiz Olaes mencionó que “pareciera que le hicieron más de fuerzas que de ganas”, pues pesar de votar a favor y sólo tener dos abstenciones por parte de los diputados panistas que “fueron al baño”, este histórico resultado vio cómo sus detractores, encabezados por la diputada independiente Elsa Méndez, sólo se quedaban sentados, mientras que los diputados de Morena, así como de otros partidos que votaron a favor, celebraban dentro del Congreso y a la distancia con los activistas.

Miguel Ángel Torres Gutiérrez y Verónica Hernández Flores, ella quien tuvo congelada la iniciativa por casi tres años, estuvieron ausentes de la votación, pero no del pleno. En las grabaciones difundidas por redes, a falta de transmisión oficial, se veía a Torres observar la sesión de pleno desde la parte trasera del salón.

Los grupos LGBTTIQ+ celebraban a las afueras del Congreso. Laura Polo, diputada por Morena, recordó que este es un logro de activistas: “es un trabajo de años, inclusive de varios legisladores de izquierda, que habían presentado antes esta iniciativa, de colectivos que inclusive algunos han muerto esperando que sus derechos sean respetados”.

Un pago político del PAN al PAN

Sobre el cambio de último minuto en la ideología del PAN, Néstor Domínguez, diputado por Morena, considera que fue un pago político por parte de los blanquiazules, para no iniciar mal la próxima administración con los que serán sus diputados “vieron las posibilidad de evitar que la Legislatura que iba a entrar tuviera la obligación de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación y que les obligará a estos nuevos diputados en un par de meses”,  así como sentenció que dentro del blanquiazul, los dirigentes “prefirieron hacer este pago político, para que lo asumiera los diputados que ya van de salida”.

Por su parte Ruiz Olaes, declaró que el ansia pasa ahora a que se publicara en un plazo de las 72 horas en La Sombra de Arteaga, porque si no “pareciera que nada más lo hicieron porque la Suprema Corte de Justicia ya iba a sancionar a los congresos donde no se iba a tomar esta iniciativa”.

Aun así, Mauricio Olaes mantuvo su postura ante la demora en la publicación por parte del aun gobernador Francisco Domínguez: “yo tengo fe, que ojalá que se plasme en La Sombra de Arteaga y que bueno, que esto sea histórico”, además de hacer hincapié en que “esto es merecido por todas estas organizaciones y por todos esos compañeros que han luchado para que esto sea una realidad”. Asimismo, Laura Polo señaló que al partido los llena de alegría y satisfacción, pues ellos pueden decir que, a pesar de que Morena es la segunda fuerza política en la entidad tras la pasada jornada electoral, ahora ellos son “la primera fuerza moral”.

Respetar posturas

Quienes votaron en contra del dictamen fueron la diputada independiente, Elsa Méndez, el priista Hugo Cabrera y la diputada por Querétaro Independiente, Concepción Herrera. Sobre ellos, Ruiz Olaes apuntó se debe “respetar su postura” ya que no hubo ninguna manifestación, solamente votaron en contra.

Aunque a su vez, el diputado de Morena hizo una invitación a los tres votantes negativos de que “deben de entender la gran necesidad de legislar para todas las edades, para todas las religiones, para todas las preferencias sexuales, porque un legislador tiene que garantizarle a la ciudadanía el proteger mediante la ley, y dejar a un lado los prejuicios”. La postura fue apoyada por su compañera de partido Laura Polo, quien señaló que “un servidor público debe servir a la ciudadanía, un legislador no puede regirse por sus ideas, por sus pensamientos propios, ya no es uno el que trabaja para sí mismo”.

Por su parte, Néstor Domínguez enfatizó en que se tiene que dejar claro que “nadie se está metiendo con la religión, pues estamos en materia de derechos ya adquiridos desde hace muchos años por los convenios que firmó México con organismos internacionales”, así como invitó a sus compañeros diputados a que “entiendan que no se trataba una cuestión religiosa, pues se trata de una cuestión civil y meramente legal, y nadie se está metiendo con la parte religiosa que cada uno de ellos como personas tiene”.

Rodrigo Mancera

Periodista en proceso. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro; Prensa en la Liga Burócrata Bancaria de Querétaro. 21 años, celayense de nacimiento, chilango por convicción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba