DeportesInformación

México vs. Argentina: La Corregidora pasa de la euforia a la desolación

Entre tantas voces que hablaban de Texas, las Malvinas, Hugo Sánchez o Maradona ocurrió el juego del tri del ‘Tata’ Martino que se enfrentó al albiceleste de Lionel Scaloni. México podía darse el lujo de empatar, pero Argentina iba por todo.

En la entrada sur del Estadio Corregidora se abrieron las puertas para recibir a la afición, pero la persona que destacó fue un señor que llevaba la camiseta celeste. Sólo se tomó su foto afuera del estadio y no se le volvió a ver, fue el fantasma de una Argentina que con o sin victoria se hacía presente.

Se viene el partido, la venganza, el momento de la verdad…, ¿se viene o se aleja el quinto partido? La afición queretana estaba 99 por ciento segura del triunfo mexicano, el pronóstico era 2-1, y el más extremo 3-2. Sólo dos personas dieron un veredicto a favor de Argentina: “no tengo muchas expectativas, no tengo ni idea de cuánto queda el partido, pero gana Argentina”, señaló un aficionado.

No fueron los tambores, pero sí las trompetas las que hicieron retemblar en sus centros la tierra, aunado a los cánticos del himno nacional mexicano. Con Andrés Guardado y Leonel Messi como capitanes de equipo y el debut de Kevin Álvarez, va a suceder otra vez… la tensión entre mexicanos y argentinos, entre jugadores y aficionados, cualquier pisotón o falta era acompañada por un “¡ay, no mames!”.

Con un panorama de un solo partido ganado por la selección mexicana ante Argentina en los últimos 30 años, va a suceder otra vez… tiro de esquina tras tiro de esquina, tarjeta amarilla tras tarjeta amarilla, un primer tiempo con un México muy confiado y una Argentina muy dispersa.

Los cinco minutos extra del primer tiempo incluyó un tiro de esquina de Messi, pero la gente ya sudaba frío, insistían en que se detuviera el partido, aún con las lonas el sol empezó a pegar, ya se ve venir…

Créditos: Nitzia Pichardo

El gol que acabó con un sueño
El segundo tiempo sí tuvo a Argentina, y desde el minuto 63 se siente, no importa la ovación a Ochoa, Messi viene y ¡goooooooooooooooooool!, Ochoa no se la paró a Leo, pero Leo nos paró el corazón a nosotros; el pestañeo de los mexicanos fue suficiente para que Leo acabara con nuestros sueños para seguir con los suyos. Su octavo gol en una copa del mundo, ¡gol! A un día del segundo aniversario de la muerte de Diego Armando Maradona, ¡gol en su quinta copa del mundo!

Y surgen los cambios en ambos equipos, la táctica de directores técnicos argentinos que ahoga al Tri. Va a suceder otra vez, la frustración ahogada en silencio y la impotencia cuando el Tata no solo cambió a Kevin Álvarez, sino también al Chucky Lozano, por Uriel Antuna y Raúl Jiménez.

Créditos: Nitzia Pichardo

“¡¿Qué haces Tata?!”
Desde el gol del Chicharito frente a Corea del Sur en Rusia 2018, México no ha anotado gol en la copa del mundo. La euforia por la atajada de Memo Ochoa al penal de Lewandowski se convirtió en angustia. La estrategia del segundo tiempo parecía querer vivir sin saber cuánto, hasta que no pudieron resistir: minuto 87, viene Fernández, tiro y ¡gooooooooooooooooooooooool!

La patada de Argentina, el gol de Messi, el gol de Fernández, el golpe técnico, aún con los seis minutos de tiempo extra, la gente se mantuvo cabizbaja, otros se quitaron las playeras como símbolo de sus ilusiones.

“¿Seis minutos? Nos van a meter otro, ya córtenlo”, gritó un aficionado más decepcionado que alterado.
El árbitro pitó y con esto damas y caballeros, Argentina se salva, pero México… México otra vez depende de los resultados de los partidos restantes.

El estadio gritaba desolación, el rival no fue Argentina, ni Messi, ni Fernández, el rival fue el argentino a cargo de México, según la afición: “ya perdimos este mundial, no llevó al Chícharo, sacó al Chucky, no lo quieren ni allá ni acá”.

Y sucedió otra vez… el Tri perdió 2-0, una vida por otra, lágrimas de desesperación mexicanas por lágrimas de alegría argentina. A modo de moraleja, no puedes confiar en tus héroes… a menos que sea Leonel Messi.

Créditos: Nitzia Pichardo

Dafne Azuby Arreola Santana

Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro. Parte del equipo de Verificado Tribuna durante las elecciones 2021 y reportera de Tribuna Diario desde agosto de 2021.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba