Información

Pemex subasta terrenos donados e incumple convenio

Pemex puso en subasta parte de los predios que le donó el Gobierno del Estado de Querétaro en 2015, lo que contraviene el acuerdo aprobado por la LVII Legislatura, el cual estableció que si no construía ahí una Universidad, debía regresar la propiedad al Poder Ejecutivo.

Petróleos Mexicanos (Pemex) decidió poner a subasta una parte de los predios que recibió en donación por parte del Gobierno del Estado de Querétaro en 2015 para construir la Universidad de la paraestatal.

Esta decisión la tomó a pesar de que el acuerdo aprobado por la LVII Legislatura estipulaba que los inmuebles deberían ser usados exclusivamente para la construcción de la Universidad Corporativa de Pemex y el Centro de Adiestramiento en Procesos de Explotación, Producción y Transformación de Pemex, tal y como se señala en el artículo transitorio segundo del acuerdo publicado en la Sombra de Arteaga: “de no ser así y en caso de que los inmuebles no sean destinados a dicho objeto, la propiedad de los mismos se revertirá a favor del Estado de Querétaro”.

En su momento, el Congreso de Querétaro aprobó la desincorporación y enajenación, a título gratuito en favor de Pemex, de dos terrenos que eran propiedad del Poder Ejecutivo del estado, con una extensión de 266 mil 198.88 metros cuadrados y un valor estimado de 86 millones 440 mil 900 pesos. El texto publicado el pasado 14 de septiembre del 2015 señalaba que estaban ubicados en el ejido La Purísima:

Entre los múltiples predios que se otorgaron a la paraestatal de manera gratuita estaban los asentados en las escrituras públicas con número 29,446, 29,447 y 29,448 pasadas ante la fe de Estela de la Luz Gallegos Barredo, notaria adscrita a la Notaría Pública número 31.

Se trataba de la parcela número 54 Z-3 P171, del ejido La Purísima del municipio de Querétaro, con una superficie de 13.835,928 hectáreas; la parcela 56 Z-3 P1/1, del mismo sitio, con una superficie de 13.665,026 hectáreas; y la parcela 55 Z-3 P1/1, también en La Purísima, la cual cuenta con superficie de 13.774,269 hectáreas.

Lo ponen en subasta

Todos estos terrenos ahora han sido puestos en subasta en el portal del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes del Gobierno Federal, en donde lo identifican como “lote de terreno ubicado en la fracción I, de la Ex Hacienda de la Laborcilla, denominada Rancho Menchaca, manzana 23”.

Ahí se aclara que el transferente es Petróleos Mexicanos, tiene una extensión de 41 mil 455.71 metros cuadrados y tiene precio base de venta de 48 millones 379 mil 262 pesos. La presentación de dicha propiedad detalla que es parte de “bienes inmuebles que han dejado de ser productivos para Pemex y que están en condiciones de ser aprovechados por terceros, buscando ofrecer al público en general una oportunidad de negocio”.

Precisa que “el terreno se encuentra en una zona de servicios mixto habitacional y de servicios con viabilidad de servicios municipales y se encuentra en proceso la solicitud de cambio de uso de suelo para quedar como zona de servicios” y que colinda con el campus Aeropuerto de la Universidad Autónoma de Querétaro y el ejido Bolaños.

Para quienes estén interesados en adquirir este predio deberán entregar un anticipo del 25 por ciento del precio total de la venta el próximo 20 de abril del 2018 y deberán liquidar el 75 por ciento del precio total de la venta el 10 de julio 2018.

En menos de un año deciden deshacerse de él

El 12 de septiembre de 2014, el entonces director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya y el entonces gobernador del estado José Calzada Rovirosa, encabezaron la ceremonia de colocación de la primera piedra de la Universidad en la que se pretendía invertir 2 mil 500 millones de pesos.

En aquella ocasión, el funcionario federal sostuvo que al invertir en el desarrollo de la gente se garantizaba el futuro de Pemex y su posicionamiento como una de las mejores petroleras del mundo.

La Universidad, dijo, operaba desde finales de 2013 con el objetivo de acreditar y certificar competencias de sus trabajadores, por lo que este campus, se anticipó, contaría con los mejores recursos tecnológicos, y la capacidad de formar a mil jóvenes por año.

Sin embargo, en la sesión del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos realizada el 8 de julio del 2016 se propuso agregar 22 inmuebles –entre los que se encontraba el de Querétaro- al Programa Anual de Enajenación de Bienes Inmuebles 2016.

Debido a esto el Consejero Independiente de este cuerpo colegiado, Carlos Elizondo Mayer-Sierra pidió una explicación de por qué se había tomado esta decisión a pesar de que el inmueble apenas había pasado a ser de su propiedad en septiembre del 2015.

“Asimismo, solicitó asegurar que el predio que se había adquirido para la Universidad Pemex, en Querétaro, se vendiera en un mejor precio al de adquisición e informar las razones por las que ya no se le considera necesario, a menos de un año de su adquisición”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba