Información

Qrobús, obligado a reparar daño a adulto mayor

El operador cerró la puerta y quedó atrapado de la cabeza a la cintura durante 15 a 20 segundos. En el IMSS le detectaron un esguince cervical, contusiones y contracturas.

 

Después de más de un año de investigaciones, el ciudadano Luis Octavio García Flores logró que se establecieran responsabilidades contra cuatro funcionarios públicos y la empresa MóvilQro Bus para que le reparen los daños que sufrió el año pasado. El ciudadano explicó que el 28 de agosto del 2018 tuvo un accidente cuando bajó de la ruta 121 en la esquina de Universidad y 5 de Febrero, pues el operador cerró la puerta y quedó atrapado de la cabeza a la cintura durante 15 a 20 segundos.

De inmediato fue a urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde le detectaron un esguince cervical, contusiones y contracturas. Saliendo del hospital, acudió al Instituto Queretano del Transporte (IQT) a reportar los hechos, pero al momento de escanear su tarjeta detectaron que se había subido a la ruta en la estación San Francisquito y, aunque se registró la hora y el ingreso a la estación, no se quedó grabada la unidad que abordó.

Por esta razón, acudió acompañado de personal de la Defensoría Estatal de los Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ) y descubrieron que quienes atienden a en las oficinas del IQT no es personal del ente público, sino empleados de la empresa NRTEC, encargada del sistema de cobro por tarjeta.

Con el acompañamiento de la Defensoría, logró tener una audiencia, pero la empresa simplemente respondió: “No ha pasado nada, no tengo ninguna evidencia”; y el IQT contestó que no tenía ningún registro de que hubiera abordado la ruta 121. “Pedimos las cámaras, los videos que deben de tener, y resulta que la misma empresa NRTEC dice que, en mi caso, ese día, en esas unidades: una: no tenía el dispositivo de memoria; y otra: no tenía energía eléctrica”, relató en entrevista con Presencia Universitaria.

Sanciones a 4 funcionarios

Después de un año de investigaciones se detectaron irregularidades de cuatro funcionarios, uno de los cuales sigue en el IQT y el resto están ahora en el Municipio de Querétaro; por lo que actualmente está buscando que sean destituidos de sus cargos.

De forma paralela, la DDHQ resolvió —con un pronunciamiento identificado con número de expediente DDH/454/2018— que el IQT emita un acuerdo de responsabilidades para obligarlo a tomar ciertas medidas que garanticen esto no vuelva a pasar: “A raíz de este pronunciamiento, el IQT genera una condena a MóvilQro Bus a reparar los daños médicos, psicológicos, terapéuticos, todo lo necesario por afectación sufrida”.

Sin embargo, en respuesta, el concesionario mandó elaborar dos peritajes; de los cuales se cuenta con resultados: gracias a lo cual actualmente ya le atienden para reparar los daños. No obstante, el concesionario contestó que esto lo hacía de buena fe, pues no hay ningún fundamento legal que lo obligue a hacerlo.

Ante esta postura, aclaró que, en caso de negarse a seguirlo atendiendo, se iniciará un procedimiento de revocación de concesión; lo cual, dijo, sería lo más sano para que traigan a otro concesionario que sí esté dispuesto a respetar los derechos humanos. “Ahorita me están tratando de un estrés postraumático que se tardaron 11 meses en darme el pase médico. Finalmente, me lo dieron a través de una condena, de un pronunciamiento de Derechos Humanos”, comentó Luis Octavio García Flores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba